Con solo  un mínimo de perspicacia y sensibilidad resulta imposible no concluir lo evidente: el capitalismo es culpable de un genocidio diario que dura siglos y que hoy, en plena crisis estructural y general de este sistema en su última fase de desarrollo –imperialismo-,  lejos de reducirse se agrava a pasos acelerados.

Por un lado un dato: Las 26 mayores fortunas del mundo acumulan una riqueza equivalente a la de los 3.800 millones de personas más pobres del Planeta.

Por otro, un cuadro con el resumen de los principales datos del Informe de 2019 de la FAO sobre el Estado de la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en el Mundo.

🡺 Tras decenios de descenso constante, la tendencia del hambre en el mundo —cuantificada mediante la prevalencia de la subalimentación— se revirtió  en 2015, permaneciendo prácticamente sin cambios en los últimos tres años; situándose a un nivel ligeramente por debajo del 11%. Mientras tanto, el número de personas que padecen hambre se ha incrementado lentamente. Como resultado de ello, más de 820 millones de personas en el mundo seguían padeciendo hambre en 2018, lo cual destaca el inmenso desafío que supone lograr el objetivo del hambre cero para 2030.

DECLARACIÓN DEL SECRETARIADO POLÍTICO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA

En la jornada de hoy, 25 de julio, se ha producido otro fracaso, de las fuerzas políticas presentes en el Parlamento español, para formar un nuevo gobierno. La clase dominante en nuestro país no consigue romper el ya prolongado ciclo de crisis, que dificulta la estabilidad del sistema de dominación al no conseguir dotarse del gobierno necesario para el ejercicio de su dictadura sobre la clase obrera y los sectores populares.

La convocatoria de Elecciones Generales adelantadas, y la intensa manipulación mediática de esta coyuntura política, consiguió llevar a las urnas al 75% del censo electoral, pero si bien el resultado obtenido fue más favorable para la gestión socialdemócrata del capitalismo español, faltó un poco más para la estabilidad perseguida por la clase dominante

Sobre el desarrollo de las jornadas parlamentarias, para lograr la Investidura de Pedro Sánchez, cabe destacar:

  1. El PSOE actuó en su papel de Partido de gobierno, que acepta las reglas de juego que impone la dictadura del capital, y tratando de llegar a cualquier tipo de acuerdo sin violentar las directrices que imponen en España el capital financiero y los grandes monopolios. En concreto a Podemos le ofreció lo único posible dentro de las reglas de juego del sistema.

En noviembre de 1919 tiene lugar la II Asamblea Nazonalista de las Irmandades da Fala en Santiago de Compostela, acordando celebrar esta fecha anualmente a partir de 1920. El modelo político y geográfico del país estaba colapsando debido a la ineficacia del modelo de la II Restauración Borbónica, que concedía al monarca plenos poderes ejecutivos y postergaba las Cortes Constituyentes a un mero órgano consultivo. La confianza en el modelo del turno pacífico era cada vez menor, y mientras en 1910 la UGT contaba con unos 40 000 afiliados, en 1920 eran más de 200 000, llegando a convocar 1 060 huelgas en todo el país. En 1919, Antonio Maura genera el descontento popular debido a su deficiente gestión económica y a la campaña nacional-católica que culmina en la consagración de España al Sagrado Corazón de Jesús. Ya bajo el gobierno de Juan de la Cierva, en 1920 continúan los fracasos coloniales al caer derrotado el ejército español frente a las modestas tropas rifeñas de Abd-el-Krim. Las burguesías periféricas, que vieron peligrar sus intereses, comenzaron a reclamar de forma contundente la independencia a partir de 1923, mediante los partidos de Acció Catalana, la Comunión Nacionalista Vasca y la Irmandade Nazonalista Galega. La dictadura de Primo de Rivera (1923-1931) y la de Francisco Franco (1939-1975) prohibieron la celebración de este día al considerarlo un atentado contra la unión de España. El Día Nacional da Galiza nace en un contexto de lucha popular y obrera, pero es la burguesía quien se encargó de darle el estatus de festividad oficial reconocida. Una vez más, asistimos a una apropiación de un sentimiento popular por parte de la clase opresora para proteger sus intereses.

Según los datos del Ministerio de Trabajo a mayo del presente año, hay más de diecinueve millones de trabajadores/as afiliados a la Seguridad Social. De estos, dieciséis millones son trabajadores/as por cuenta ajena. Y, según datos de ese mismo Ministerio, a enero de este año, un 53,4% de estos/as trabajadores/as son asalariados de las PYMES (pequeñas y medianas empresas de entre 1 a 249 asalariados/as). Por otro lado, según datos de la OCDE, el 74% de las pymes muere en su primer año de vida y solo el 29% sobrevive al quinto aniversario.

Aunque los economistas burgueses intentan explicar esta alta tasa de mortalidad en la gestión interna de estas empresas, lo cierto es que el factor determinante es la acumulación exponencial de capital propia de la etapa actual que vive el capitalismo. Esta agresiva acumulación de capital es antagónica con la existencia de un amplio parque empresarial. Esta realidad objetiva se enmascara con la alta rotabilidad que existe en las PYMES. Las que mueren son sustituidas por otras nuevas que, a su vez, están abocadas al mismo destino, en su inmensa mayoría, que sus antecesoras, por lo que la cifra constante de estas empresas parece variar muy poco.

Además, hay que tomar en consideración que un 73,8% de las empresas están encuadradas en el sector servicios, sector este con una alta cifra de contratación temporal.

¿Emprender para qué, en qué, de qué manera? Si se trata de emprender bajo las reglas del capitalismo, esto es, para explotar al prójimo, lo mejor sería abstenerse. Ahora bien, si se trata de emprender un viaje a vida o muerte en patera para buscar una vida mejor, ¿por qué los primeros, llamados empresarios, son más alabados y celebrados que los segundos, a los que se tilda de lo peor?

Más aún, ¿por qué son menos emprendedores los jóvenes que se marchan de su país a buscarse la vida por causa de las políticas conservadoras y neoliberales?, ¿por qué son menos emprendedores los trabajadores que luchan por sus derechos o contra un ERE?, ¿por qué son menos emprendedoras las mujeres que cargan con las responsabilidades laborales y familiares? ¿De qué emprendimiento hablamos?

De las bondades del emprendimiento (para una economía planificada) habla hasta un reconocido y prestigioso marxista como Paul Cockshott. La clave está, por tanto, en qué bases se fundamenta ese emprendimiento.

A estas alturas, escandalizarnos porque Pablete se comprara el “casoplón” de 600 mil euros, queda casi ridículo.

Si ganó su dinero trabajando (espera que me da la risa) hace bien, de hecho los comunistas no estamos en contra de la propiedad privada de los bienes que se consigan con el esfuerzo laboral.

Otra cosa sea, el motivo por el que el susodicho se compra el casoplón, en un lugar alejado de las masas obreras, en un entorno más “guay” para la crianza de sus hijos. Y a quien no le gusta una educación buena en un buen entorno?

Habría que recordarle al ínclito que la clase obrera tiene valores y que el entorno de drogas, delincuencia y demás, se da tanto en los barrios altos como en los bajos.

Recuerdo aquellas casitas de los obreros ingleses, todas iguales, pero plantas bajas con un jardincito, lo que para cualquier residente en una de las grandes (o no tanto) ciudades españolitas sería un casoplón.

El término uniforme se utiliza como adjetivo para expresar que algo “tiene o presenta la misma forma”. Según Wikipedia, la palabra “uniforme” viene del latín uniformis y hace referencia a un conjunto estandarizado de ropa usado por miembros de una organización mientras participan en la actividad de ésta.

Cuando hablamos de la acepción más concreta del término, la que tiene que ver con la estandarización de la ropa por determinado colectivo humano, enseguida pensamos en aquellos más representativos como bomberos, policías o militares.

Hago referencia a esto, para que valga este artículo de reflexión sobre la indumentaria de la policía nacional u otros cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado.

Nos estamos acostumbrando a que junto con la descripción de la uniformidad que marca la Orden INT/430/2014, de 10 de marzo, por la que se regula la uniformidad en el Cuerpo Nacional de Policía, alguno o alguna de sus miembros aderece el principal con algún complemento o accesorio.

Una serie noruega producida en 2015 llamada Occupied narra la ocupación militar de Noruega por los rusos con el beneplácito de la Unión Europea. Esta invasión es consecuencia tres factores: la independencia energética de los EE UU y, por consiguiente, su abandono de la OTAN, los problemas de producción en Oriente Medio debido a problemas sociales y la llegada de los verdes al gobierno de Noruega que cortan toda producción de petróleo y gas. Los rusos invaden para restaurar la producción de petróleo y gas que necesitan.

Como Julio Verne, los guionistas de la serie se adelantaron a su futuro en cuanto a la producción de petróleo en Noruega. Salió la noticia que el Fondo Soberano de Noruega, tras aprobarlo el parlamento noruego, pondrá a la venta sus acciones en combustibles fósiles repartidas en 9.153 compañías y 73 países. Esto generará unos 11.000 millones de euros que se invertirán en el sector de las energías renovables.

Esta idea, aunque ejecutada en 2019, no es de ahora. Ya en 2017 el Banco Central de Noruega le hizo una propuesta al ministerio de Finanzas de desinvertir en las compañías de combustibles fósiles pues debido a la caída permanente de los precios de petróleo y gas ponía en peligro los fondos del Estado. No es una decisión tomada, a diferencia de la serie Occupied, por motivos ambientales. Es paradójico que Noruega siendo unos de los principales exportadores de petróleo y gas del mundo sea uno de los mayores patrocinadores de proyectos ecológicos en el extranjero.

Mucha polvareda mediática levantó la donación a la sanidad pública realizada por Amancio Ortega, propietario de la multinacional española Inditex, que sigue siendo un tema recurrente en tertulias radiofónicas o televisivas, así como en redes sociales. En pleno periodo electoral, Podemos y su entorno cargaron contra la donación, situando los nuevos equipos médicos como limosna de quien deja de pagar lo que le corresponde vía impuestos; en el otro extremo, los partidos de derecha y sus medios afines han realizado una agresiva defensa de Ortega frente a los “ataques populistas”, destacando su sensibilidad con las personas enfermas de cáncer.

Olvidémonos de lo esencial, de la plusvalía extraída a los trabajadores y trabajadoras como fuente de los beneficios del donante, también de las deslocalizaciones y las condiciones de trabajo en los países donde se produce la ropa de Inditex, de la exportación de capital y demás, y centremos el asunto donde lo han puesto Podemos y la derecha, es decir, en la política fiscal y en los recursos de los servicios públicos.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"