La crisis política y económica desatada por el COVID en España y la ayuda generosa del Gobierno Chino en su vertiente sanitaria puede llevar a importantes cambios en nuestro país, si no se permite a la oligarquía y su estado que se tapen rápidamente sus vergüenzas cuando el asunto se solucione.

Para comprender las implicaciones de éste hecho hemos de remontarnos a la victoria de Franco y sus tropas extranjeras en la guerra civil y la imposición de una dictadura fascista al estilo de la de sus aliados Hilter y Mussolini. Una dictadura que sentó sus bases en una aplicación generalizada del terror ante un pueblo que no se resignaba a vivir de nuevo bajo la bota de los terratenientes.

Ésta situación de precariedad de la dictadura se agravó cuando los aliados de Franco fueron aplastados, principalmente por la Unión Soviética, lo que la llevó a una situación de total aislamiento internacional desde 1945 a la vez que seguía combatiendo al enemigo interno, que era básicamente el pueblo, y mientras cientos de miles morían de hambre en la más absoluta miseria de la posguerra. En éstas circunstancias parecía que el Franquismo desaparecería con el resto de las potencias del Eje, pero con la Guerra Fría declarada por EEUU la situación dio un vuelco y el régimen fascista en España pasó a ser un valioso aliado anticomunista.

Declaración de Carmelo Suarez, Secretario General del Partido Comunista sobre el Estado de Alarma decretado en España por la crisis sanitaria del COVID 19

En Alicante, hemos organizado las III Jornadas de Feminismo de Clase iniciadas con la charla sobre Mujeres y Mundo Laboral que contaba con la intervención de Loreto, que nos ha descrito como a través de la lucha han conseguido conservar sus condiciones laborales frente a las ansias de precarización y pauperización de la empresa Catering 45, subcontratada por la Universidad Miguel Hernández para dar servicio en la cafetería del edificio Altabix. En la distancia, las compañeras jubiladas a través de Lupe, nos han trasladado la situación de uno de los colectivos de mujeres con mayor vulnerabilidad.

De aquellos polvos...

El viraje eurocomunista del PCE supuso un verdadero drama, transformando la principal fuerza de oposición al franquismo en una fuerza electoral de segunda, que se vio fácilmente desplazada por el PSOE. Carrillo y su equipo quisieron convertir al PCE en una opción de gobierno “moderada”, aceptable por el capitalismo patrio. No solo fracasaron en este propósito, sino que se demostró que Roma no paga traidores, y el capital no estuvo dispuesto a ir más allá de la presencia de concejales y alcaldes comunistas en algunos gobiernos locales.

El comunismo español aún no se ha recuperado de este traumático tránsito, y aunque quienes sucedieron a Carrillo renegaron de algunos de sus planteamientos, no han dejado de reproducir los elementos fundamentales del carrillismo.

Escribimos en el UyL de Marzo pasado que “La necesidad de marcar una posición revolucionaria en cualquiera de los debates que afectan sustancialmente al desarrollo de la lucha de clases, obliga al Partido y al conjunto de las organizaciones hermanas europeas, a posicionarse en relación a la llamada PAC Post 2020. Sería una absoluta irresponsabilidad ausentarnos de una realidad que directa o indirectamente nos afecta a todos/as y que, inicialmente, cuenta para el periodo 2021-2027 con un presupuesto de 365.000.000.000€ (trescientos sesenta y cinco mil millones de euros, con todos sus ceros).

“Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar las Américas de miseria a nombre de la libertad” (Simón Bolívar).

Altanero y desafiante, rugió el ogro imperialista: “Tenemos el ejército más poderoso y bien equipado en cualquier parte del mundo, con diferencia”. Así respondía amenazante Mr. Trump tras el lanzamiento por la Guardia Revolucionaria de 17 misiles contra la base aérea Sir Al Assad, y 5 contra el cuartel general de la coalición internacional en Esbil, en represalia por el vil asesinato del Comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica Qasem Soleimani. Es esta una manera de expresarse, atrabiliaria e intimidatoria, otrora propia de piratas y bucaneros carniceros servidores de imperios, y hoy lenguaje y tono propios de célebres capos internacionales de la droga, discípulos aventajados del bandido burgués en el manejo artero del crimen sin fronteras.

Se dice que en la vida no todo es blanco y negro, que también existen los grises, y que mientras el blanco y negro es propio de los extremos, lo gris representa la moderación. No siempre es así. En la vida hay cuestiones, como los Derechos Humanos, en las que el gris suele ser un color tan tétrico como el negro. Uno de esos grises, que ponen de todos los colores al teóricamente gobierno más progresista de España en décadas, es el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska. Su pasado ya invitaba a pensarlo, sus últimas medidas lo demuestran sin poco margen a la duda. 

Existe estos días mucha polémica en torno a la posible reforma del Código Penal. El Gobierno ha dejado la puerta abierta a su modificación, transaccionando una rebaja de penas para el delito de sedición (que van de 8 a 15 años) con un aumento de las penas por rebelión, acompañada de un endurecimiento de la legislación en los casos de delitos medioambientales y de género. Esta medida, homologaría la legislación española con la de otros países de la UE, donde el delito de sedición conlleva penas menores. Como cabía esperar, la oposición de derecha extrema  y extrema derecha se ha lanzado al cuello, demostrando una vez más que no tiene más planteamiento político que la represión, presentando la medida como “indulto camuflado” para las presas y presos políticos catalanes, que se beneficiarían de una mengua en sus penas.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"