Dignidad es una miniserie chileno-americana sobre la Colonia Dignidad. Para quien no la conozca, Colonia Dignidad (Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad era su nombre completo) fue un asentamiento alemán en Parral (Chile) en la que se combinaba actividades de caridad a la población pobre de la zona como un hospital para la comunidad o becas de estudio con una secta criminal y el trabajo esclavo. Conjugaba actividades paternalistas y piadosas con su funcionamiento como campo de concentración, tortura y asesinato durante la represión de Pinochet. Traficó con armas con consentimiento de la embajada de República Federal Alemana y se consintió la pedofilia de su líder, un cabo del ejército nazi, Paul Schäfer, quien se instaló en Chile porque en Alemania era perseguido por pederastia.

La explosión conjunta de la multitud de burbujas que albergaba el sistema a raíz del episodio provocado por la crisis sanitaria de la Covid19, sitúa a la formación social capitalista española a muy pocos metros del precipicio.

La pandemia solo es la espoleta y la última carga explosiva de una profunda crisis estructural del sistema capitalista. La burbuja de los alquileres, el carácter parasitario del capitalismo monopolista, la híper-concentración de la riqueza, la guerra y la destrucción de la naturaleza como recurso generalizado para mantener la tasa de ganancia o la ley tendencial de la caída de esa misma tasa, existían al margen de la Covid y marcaban con claridad un escenario de crisis permanente.  Que nadie le eche la culpa al virus pues lo que ocurre en este momento hubiera pasado de todas formas durante estos próximos años.  La diferencia respecto a otras crisis solo es que todo ha saltado por los aires de golpe y ha situado el diente de sierra descendente a niveles que nadie pensaba ver en este momento.

El pasado sábado 12 de septiembre se suscribió de manera presencial por los Secretarios Generales del PCOE y el PCPE el protocolo y el marco programático para la unidad de acción comunista.

 


Vídeo grabado por la Comisión española de ayuda al refugiado CEAR

Sucedió una madrugada de invierno de 2014 en Ceuta. De una parte, un grupo de migrantes subsaharianos fuertemente decidido a cruzar a nado la frontera marroquí para entrar en el estado español. Sus pertrechos: flotadores y un ímpetu basado en el convencimiento de que si lo conseguían tendrían posibilidades de una vida alejada de la guerra, la miseria y la desesperación.

Normalmente en estos pequeños artículos destaco algún aspecto de la ideología que segregan las series o cómo construyen un tipo u otro de subjetividad que se adecúa al capitalismo. Pero la ideología es no mero discurso, consciente o inconsciente, de las producciones artísticas de masas o no. La ideología está inserta en todas nuestras prácticas, particularmente en las que no reparamos. Con este preámbulo justifico que este mes reflexione sobre el comentario de texto en el examen de Lengua Castellana y Literatura de selectividad en Andalucía del que fui corrector.

El 11 de septiembre, fecha inculcada por el imperialismo norteamericano por las torres gemelas, por sus autoatentandos o por los atentados de falsa bandera, o por tantas mentiras como cuentan, tiene otro significado en América Latina: el infame golpe de estado de Pinochet en Chile y con él toda la represión en los años posteriores, una represión marcada por unos excesos de violencia nunca vistos. Una violencia aprendida en la tristemente célebre Escuela de las Américas.

Nada mejor que las palabras de Eduardo Galeano en Memorias del Fuego:

Desde hace tiempo se está evidenciando la distorsión que el capitalismo introduce en el conocimiento científico y en especial a la llamada «medicina basada en la evidencia» 1 . Poderosos intereses económicos deciden qué se investiga, qué se fabrica y qué no, privando a la humanidad de avances que su propio desarrollo podría ofrecerles. La determinación ejercida por el objetivo prioritario del lucro empresarial, que se paga con millones de muertes prematuras y enfermedades evitables, afecta decisivamente a la producción de medicamentos 2 . Como se viene denunciando repetidamente, incluso se inventan nuevas patologías – es decir, se etiquetan enfermedades inexistentes – para poder prescribir determinados medicamentos, especialmente en la enfermedad mental 3 .

¡Americano, Inglés, Alemán, te recibimos con alegría!

¡Marroquí, senegalés, ecuatoriano, tú mejor quédate en tu casa que nos contagias!

Desde la fase de desescalada de esta pesadilla pandémica hemos visto cómo en los medios de desinformación se habla maravillas sobre el turismo y lo necesario que es para nuestro subsistir. Necesitamos abrir fronteras y recibir a los europeos guays para que dejen su dinerito en nuestra costa. Noticias y noticias sobre nuestra hostelería, vuelos y cuarentenas obligatorias para unos y no tan obligatorias para otros.

Igual que ocurrió en el año 2008, la vieja socialdemocracia aposentada en el gobierno de España se encuentra con la misión histórica de gestionar la crisis económica del capitalismo, esta vez en coalición con la nueva versión de ella misma. Lo hará como entonces, de la forma menos gravosa y más beneficiosa para los intereses de la oligarquía.

Pedro Sánchez, como máximo representante del ejecutivo y siguiendo los pasos de Fausto, ha vendido a la Unión Europea, en el papel de Mefistófeles, las almas de las y los trabajadores del Estado Español que ingenuamente pusieron sus esperanzas de cambio en esta mal llamada izquierda.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"