Frases de los gurús del capitalismo rezan: Si no luchas por trabajar en tu sueño, otra persona te pagará por realizar los suyos.

Yo te pregunto: ¿Recuerdas tus propios sueños? ¿Los anhelos de tu infancia, antes de que el sistema te dictara que el único sueño que existe, es ganar dinero?

El sector empresarial está atado y bien atado. Lo saben bien los autónomos que pagan unas tasas desorbitadas y sin parangón en el resto de Europa. Atrévete a emprender, y explótate a tí mismo para estar al nivel de la gran empresa. Sé un triunfador y déjate la piel por amasar dinero. Hey! A algunos les ha salido bien... y sus nombres de empresario son referentes, y sus vidas se alaban hasta la náusea.

El oscuro secreto es que para amasar ese dinero tendrás que pasar por apropiarte de los beneficios que te genere el trabajo de otra persona.

¿Tendrás lo que hay que tener para ser de la élite? ¿Para deshumanizarte?

Han pervertido nuestros sueños hasta el punto en que se reducen a tener un (ojalá) bonito y confortable lugar al que poder ir a descansar por las noches, y ser productivos al día siguiente, quizás poder también endeudarte por un lujoso vehículo, que te produzca la ilusión de que quizás sí eres alguien, cuando para lo único que sirve es para facilitarte llegar a fichar con más rapidez.

Que sea una unión de pueblos libres y soberanos y en la que el poder esté en manos de su clase obrera. Y lo hacemos porque sabemos que solo en ese marco es posible que se empiecen a solucionar los problemas que hoy nos acechan y que son absolutamente orgánicos e irresolubles en la actual formación social española. El capitalismo español, heredero de la dictadura fascista del golpista y ladrón Francisco Franco, es el que nos explota como trabajadores y trabajadoras, es el mismo que nos oprime como mujeres en una sociedad patriarcal y es el que le niega el derecho a la autodeterminación a las naciones que en la actualidad forman parte de él y fuerza a nuestra Juventud a emigrar y/o a incorporarse a un mercado laboral absolutamente desregulado en el que la patronal no cesa de recortarnos derechos. Un país que desde 2007 padece una profundísima crisis estructural que hace más que incierto el futuro de muchas de las estructuras sociales y políticas que lo sustentan. Crisis de más de 4 millones de personas sin trabajo y de un 27,9% de la población viviendo en riesgo de pobreza o exclusión social según el último informe presentado al Congreso de Diputados por la Red Europea contra la pobreza. Con estos datos es muy difícil que se mantengan intactas las instituciones del Estado y que se conserven los consensos sociales que a golpe de represión e incultura ha sido capaz de institucionalizar la burguesía española desde aquel lejano, pero aun muy presente, 18 de Julio de 1936.

Corrupción:

1. f. Acción y efecto de corromper o corromperse.

2. f. Alteración o vicio en un libro o escrito.

3. f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces.

4. f. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

Si analizamos las acepciones de la palabra corrupción tenemos que concluir que España como país capitalista es un estado básicamente corrupto, no solo porque los gestores del sistema se han aprovechado en beneficio propio o de sus partidos de las instituciones públicas, sino porque han diseñado y potenciado una práctica hegemónica que pervierte y corrompe todos los aspectos de la vida social, económica y política. En un sistema en el que un funcionario o cargo público puede considerar su puesto como un negocio, del cual buscará maximizar los ingresos. Su nivel de entradas dependerá de la situación de mercado y de su talento para encontrar el punto de máxima ganancia a costa de la demanda pública. Es la misma lógica que anima al empresario, lo que en el caso del cargo corrupto el nicho de mercado son los fondos públicos.

En Madrid, el pasado  25 de junio, las dirigencias de las centrales sindicales CC. OO y UGT, se sentaron una vez más a compartir mesa y sonrisas con la CEOE y CEPYME;  las patronales del gran capital y de la mediana burguesía. Dueña la primera de las empresas del IBEX 35 y de las grandes empresas del estado español y la segunda representante de  la mediana burguesía propietaria de más del 70 % del tejido empresarial; dueños de empresas en las que, por poner un ejemplo muy reciente, se sobreexplota y abusa de jornaleras, o de esa multitud de empresas del sector  servicios en que se somete a la clase obrera a todo tipo de abusos laborales y personales. Esta ocasión han firmado el IV AENC, Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva  

EL modelo sindical practicado por la dirigencia de las organizaciones que hoy representan a los trabajadores y trabajadoras, no es nuevo ni sorprende, este modelo sindical basado en el ‘diálogo social’ es la garantía de la prolongación de la paz social de los últimos años. Paz social que le asegura a la patronal su estatus y hegemonía política y social.

Fue desde el primer momento del cambio de régimen -que no de sistema-  cuando se comienza el abandono de posiciones revolucionarias por parte de determinados miembros de las cúpulas de dirección de las organizaciones sindicales y partidistas.

Hola a todas y a todos,

Supongo que esta carta pensaréis que es para contar mi versión y mi vivencia, pero no es así. Esta carta es de agradecimiento. Mamá, papá, gracias no solo por el apoyo sino por sacar fuerzas de donde no la teníais y habérmelas dado a mí.

Gracias por todo lo que me habéis enseñado y por todo lo que me enseñaréis, pero sobre todo por no abandonarme, ni abandonaros a vosotros por mucho que quisierais. Gracias a mis tías, a mis abuelos, a mis tíos y mis primos. Por hacerme ver que en esto se basa una familia. En estar siempre, pase lo que pase.

Quiero también dar las gracias a mis personas, mis elegidas, las mejores elecciones que he hecho en esta vida. Por apoyarme, llorar conmigo, enfadaros porque no tenía sentido lo que sentía. Por reír, por hacerme ver que lo mejor y lo peor de la vida hay que compartirlo, por odiar y sobre todo por querer. Vosotros me levantáis.

También quiero dar las gracias a todas las personas que me han ayudado en este camino. Ojalá nunca os hubiera conocido, pero la vida es así y te trae a las mejores personas en los peores momentos y eso es por algo. Ojalá nunca te hubiera conocido, amiga, de verdad. Pero gracias a esto tengo una persona imprescindible en mi vida. Compañera de batalla, que sé que nunca voy a olvidar.

Las Asociación Cultural Leopoldo del Prado organiza la conferencia Colombia: el paroxismo del terror capitalista y la geoestrategia del imperialismo. Con la presencia del abogado experto en derechos humanos, Hugo Gómez, la ponencia planteará un análisis de la estrategia de los Estados Unidos en el ámbito internacional y en especial la esfera latinoamericana a través del paradigmático ejemplo de Colombia.

Colombia es un país altamente geoestratégico, cuyo pueblo lleva décadas padeciendo Terrorismo de Estado: cada 2 días es asesinado un luchador o luchadora social, por la herramienta paramilitar del régimen y del capital transnacional, para viabilizar el saqueo capitalista.

DECLARACIÓN DEL SECRETARIADO POLÍTICO DEL PCPE

El Secretariado Político del Comité Central del PCPE celebra la llegada de los 630 inmigrantes a bordo del Aquarius a nuestro país, sanos y salvos, y les hacemos llegar un fraternal abrazo internacionalista, ya que, nativa o extranjera, somos la misma clase obrera.

Al tiempo que denunciamos las causas que originan el fenómeno migratorio, y la llegada por cualquier medio de refugiados de África a Europa. El permanente saqueo imperialista, y las intervenciones militares en el continente africano, por parte, entre otros, de la UE y la OTAN, explican el origen de esta huida desesperada y por cualquier medio, con riesgo para la vida de quienes toman esta decisión. Las mal llamadas “Primaveras Árabes”, utilizadas como coartada para estas políticas intervencionistas, no son otra cosa que revueltas patrocinadas por el imperialismo en sus antiguas colonias, y apoyadas en nuestro país por socialdemócratas de viejo y nuevo cuño, y por diferentes grupos trotskistas.

El capitalismo no solo ha se ha legitimado, y se legitima, a través de las formulas políticas liberares basadas en la democracia parlamentaria, la separación de poderes, el estado de derecho, etc, sino que también tiene a bien, según sean las necesidades del momento, hacerlo mediante el fascismo en cualquiera de sus formas. Aquí lo vivimos, el régimen del 78 fue el nuevo traje de la oligarquía que colgaba en el fondo del armario el viejo uniforma militar, y se vestía, primero de pana y sport, y luego, ya como cualquier otro “demócrata”, de traje y corbata tal y como mandan los cánones de cualquier oficina seria. Han sido 40 años de disimulo, de alimentar con esmero el relato de la España moderna y europea que ya ha dejado atrás todos sus conflictos y mira al mundo sin complejos. Sin embargo, este relato no solo es eso y nada más que eso, un relato enmascarador, esa España moderna, europea y sin complejos no es más que la oligarquía en su salto de capitalismo  industrial a financiero, incorporándose al capitalismo monopolista de la UE.

El Mundo ha cambiado. Lo siento en el agua. Lo siento en la tierra. Lo huelo en el aire. Pero, ¿y en el movimiento obrero? Mucho se perdió entonces y pocos viven ahora para recordarlo. ¿Cómo se debe adaptar el movimiento obrero a la crisis ambiental que estamos afrontando?

Hasta ahora, en términos generales, los sindicatos se dedican a las cuestiones laborales y las organizaciones ecologistas a la crisis ambiental y climática. Esta esta división del trabajo político nos lleva a entender como normal una división entre mundo laboral y mundo natural, perpetuando la falta de entendimiento y de coordinación para superar la actual crisis ambiental. Este dualismo, que tanto Marx como Engels combatían, se desvanece entendiendo que la división entre mundo natural y las formaciones sociales está mediado por el trabajo.

Las formaciones sociales toman de la naturaleza los valores de uso que ésta nos brinda y mediante el trabajo transformamos esos valores de uso en otros que nos ayudan a satisfacer nuestras necesidades. El capitalismo estos valores de uso obtenidos del trabajo los transforma en mercancías con el único objetivo de lucrarse. Es ahí donde comete todos los atropellos contra obreros y biosfera. Lo que ha llevado a romantizar modos de producción previos, pero no caigamos en este romanticismo: ni los obreros vivían felices ni la biosfera era respetada por una especie de vínculo primitivo.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"