DESTACADO

Compartir

Sí, así de claro lo digo y lo afirma toda persona que esté mínimamente al día en relación a la primera liga del balonmano español. Lo denunció el pasado diciembre el club iruñés Anaitasuna (https://www.marca.com/balonmano/liga-asobal/2018/12/27/5c2534edca474110798b45cf.html) y con un mínimo trabajo de campo aseguramos que, efectivamente, salvo Anaitasuna, Barcelona y Logroño que algo paga en B pero muy poco, el resto de clubes de la Liga Asobal pagan aproximadamente el 50% del salario de sus jugadores en B con dinero negro.

Una competencia desleal, denuncia con toda razón el club de la burguesía iruñesa, pero algo más huele a podrido con estos pagos que, si bien no son públicos, sí son notorios.

¿Qué pasa con el Consejo Superior de Deportes que permite que la mayoría de clubes juegue en fraude de ley y dopados financieramente?

¿Qué pasa con Hacienda que no investiga la procedencia de ese dinero y permite que siga circulando sin sacarlo de ese bucle delictivo?.

¿Qué pasa con la seguridad social que permite que se le defraude de forma descarada?

Pues parece que nada. Esto es como el caso de los zapateros ilicitanos, que a base de pagar sueldos de miseria y defraudar sistemáticamente a Hacienda y a la Seguridad Social, compiten ya con los fabricados en China. Fraude consentido por organismos del Estado a burgueses saca pecho que engordan su ego presentándose como mecenas del deporte y, al mismo tiempo, aumentan su facturación en los palcos colegueando con políticos corruptos.

http://asobal.es/liga.php Esta es la lista de defraudadores si quitamos los dos o tres señalados al principio. Lo denunciamos nosotros y antes Anaitasuna, ¿por qué nadie hace nada ante una situación conocida y mantenida en el tiempo? ¿Acaso los jóvenes que nos deleitan con su profesionalidad no tienen derecho a, en su relativamente corta carrera profesional, cotizar por la totalidad de su trabajo y por 12 meses y no por los 10 que le cotizan ahora?

Campeones de Europa una vez y dos del Mundo, el balonmano español, si quiere seguir cosechando triunfos, se merece algo más que ese histórico vagar de la mano de empresarios atiborrados de billetes de 500€ con un inconfesable origen.

Hoy hemos hablado del balonmano, tras saltar la chispa con la denuncia de Anaitasuna y corroborarlo con el pequeño trabajo de campo realizado para UyL, pero qué no será en otras disciplinas deportivas con retribuciones mucho mayores que en la Asobal. ¡Una verdadera vergüenza consentida por la administración pública!

Acabamos estas líneas reivindicando para los profesionales del balonmano una retribución acorde al elevado nivel deportivo que demuestran todas las semanas. Frente a las astronómicas cifras de la liga de fútbol Santander (dinero llama a dinero), denunciamos que, además de cobrar gran parte en B, la retribución de la mayoría de los jugadores de la liga Asobal no llegan a los 20.000€ netos al año. Chavales ¿para cuándo una huelga que deje las canchas vacías y saque de los palcos a la cuadrilla de delincuentes que os chulean durante los pocos años de vuestra carrera profesional?

Adelante con fuerza y decisión; recordad que sin vuestro trabajo no se mueve una pelota.

Paco Montllor Salens