Compartir

En el pasado Pleno del CC se trazaron una buena parte de las próximas líneas de intervención del Partido para los próximos meses: 30 Aniversario del PCPE, elecciones europeas y movimiento obrero ocuparon la mayor parte de un debate que confiamos tenga la capacidad de convertirse en un elemento de relevancia en el desarrollo de la lucha de clases.

 

PCPE: 30 años luchando el por el poder obrero y el Socialismo.

Desde aquel lejano Enero de 1984 han sucedido infinidad de acontecimientos políticos de máxima relevancia que, en gran medida, han condicionado nuestra existencia, pero no han conseguido determinarla al margen de nuestra voluntad, análisis y principios. La firmeza de una militancia que nunca ha renunciado al uso del marxismo-leninismo como cuerpo científico en el que sustentar su defensa inquebrantable de la clase obrera y del papel de la misma como única clase revolucionaria, ha permitido que hoy en España siga presente el hilo rojo de la Historia. Ese es nuestro principal aporte y de él haremos justa reivindicación durante los meses de Enero y Febrero con la realización de 30 actos a lo largo y ancho de nuestra geografía que anunciaremos el 1 de Enero.

Elecciones europeas

En un contexto de especial importancia para todas las fuerzas políticas, las próximas elecciones al Parlamento europeo se convierten en una batalla prioritaria para el conjunto del Partido. Será una oportunidad excepcional para explicarle a la clase obrera y a todos los sectores sociales negativamente afectados por las políticas oligárquicas de la UE que sólo hay futuro para sus intereses en la salida del € y la UE para construir un modelo económico y social al servicio de las necesidades de los trabajadores y trabajadoras. Salir de la UE es una necesidad que no puede condicionarse a la espera de quebrar la actual UE para construir otra en el que lo social sea lo central. Palabrería huera y mentirosa de socialdemócratas y oportunistas que se embarcan sin ningún rubor en nuevo episodio de gestión de las necesidades del capital que, como siempre, acabará en una nueva desilusión para quienes los apoyen convencidos de que sus políticas servirán para cambiar las cosas. No es una batalla fácil, los cantos de sirena de la “unidad de la izquierda” y las descalificaciones hacia nosotros con el latiguillo de “los extremos se tocan” buscarán debilitarnos, pero nosotros/as, sin caer en el sectarismo, sólo utilizando argumentos irrefutables, le demostraremos a nuestro electorado que el voto del posibilismo es el voto de la derrota y el voto comunista es pieza clave para armar la contraofensiva que acabe con el poder burgués y construya el Socialismo.

Movimiento Obrero.

Tras un interesante debate, una resolución interna marca las líneas de actuación inmediata que habrán de desarrollar el conjunto de comités y células. Nuestra confianza en la clase obrera como única clase revolucionaria, obliga al Partido Comunista a tener una intervención decidida hacia ella. Los CUO son la apuesta estratégica para la recuperación del sindicalismo de clase desde la unidad de la clase y, al objetivo de desarrollarlos, volcaremos todos nuestros esfuerzos pero sin olvidarnos en ningún momento que en la intervención directa del partido ante la clase está el otro factor fundamental para la elevación de su conciencia y capacidad de combate.

Julio Díaz