Compartir

Acostumbrados al calor que hierve las calles de Madrid en verano, pocos fueron los que percibieron cómo estallaban chispas en el sector de limpiezas y jardines que amenazaban con hacer arder la ciudad como hoy ocurre. Nuestro ayuntamiento ofreció a las empresas un concurso público que implicaba un importante recorte presupuestario para cumplir el mismo servicio.

Ya desde verano 350 trabajadores han quedado en un limbo administrativo que ni trabajan, ni perciben el paro, pero ya se sabía que los ERE's iban a llegar, solo faltaba prepararse y esperar a la fecha.

Cuando estos fueron anunciados, los sindicatos convocaron asambleas a sus afiliados, llevaron a cabo movilizaciones, cada vez más unitarias. Sin embargo, casi hasta la última semana había 2 convocatorias diferentes de Huelga Indefinida. El alto grado de unidad y combatividad desde la base que se pudo percibir cada vez que las plantillas de las 5 empresas adjudicatarias fueron llamadas a movilizarse hizo replantear a los sindicatos la convocatoria, unificando la convocatoria para el 5N y lanzándose al combate común contra empresas y ayuntamiento.

El lunes 4 una gran manifestación por las calles de Madrid, en la que el fuego brotaba por todas las esquinas, calentaba los ya caldeados ánimos de la clase obrera en guerra. Desde esa noche, la acción unitaria de los y las trabajadoras en los piquetes de los cantones ha llevado a que los servicios mínimos tengan una escasa repercusión y la huelga esté haciendo daño a la patronal y a sus representantes en el Palacio de Correos. El apoyo del Madrid obrero, del pueblo trabajador madrileño está siendo total, contribuyendo en cada barrio a sostener la lucha en primera línea de los trabajadores de limpiezas y jardines.

La segunda semana de Huelga ha comenzado con una mayor presión policial sobre los piquetes, buscando la intimidación. Las infructuosas reuniones entre patronal y ayuntamiento han llevado a la alcaldesa a plantear que sea una empresa pública la que asuma las tareas, siendo esta TRAGSA para más inri, empresa que ha retirado un ERE ante la presión de los trabajadores y trabajadores que afectaría a miles de estos. Pese a estos pusilánimes movimientos de los explotadores, la determinación y la convicción en la victoria son totales. Frente a sus infames propuestas negociadoras la respuesta es clara: 0 despidos, 0€ de rebaja salarial; a los que se suman la exigencia de retirada de cualquier expediente sancionador y retirada de todos los cargos a los detenidos. Se responsabiliza a la empresa y ayuntamiento de cualquier daño colateral y exigimos la remunicipalización de estos servicios.

Según avanzan los días se afinan los mecanismos de lucha y se lanza un mensaje bien claro a toda la clase obrera del Estado, esta batalla parcial la vamos a ganar, no solo para defender nuestros puestos de trabajo y salario, sino para que en cada centro de trabajo prenda la chispa que encienda la rabia organizada que nos permita lanzarnos a la ofensiva hasta la victoria final sobre los explotadores.

A esta hora, amanecer del sábado por la mañana, parece que sindicatos y patronal han llegado a un principio de acuerdo en el que no habría ni despidos ni bajadas salariales, falta por conocer más detalles, como qué ocurre con los 350 compañeros/as que quedaron sin trabajo ya en verano. A la espera de la palabra en las asambleas…

Alberto Sánchez Colomo