Compartir

Un año más, el PCPE ha celebrado su escuela central de formación, en la que un gran número de militantes del Partido y su Juventud ha participado de forma activa. De nuevo, la célula del PCPE en Aguilar de la Frontera (Córdoba) ha tenido un papel fundamental para poder llevar a cabo esta escuela, demostrando su gran vitalidad y capacidad organizativa.

Este año, los contenidos se han centrado en tres bloques: la posición del PCPE ante los aspectos de seguridad, el trabajo comunista en los frentes de masas y la presentación de la nueva plataforma virtual de formación del PCPE. La elección de los temas, así como su plasmación concreta en materiales, ejercicios y ponencias, ha sido un trabajo colectivo, fruto de la colaboración entre el Comité Ejecutivo del Partido y el Área Ideológica del Comité Central.

El primero de los bloques, expuesto por nuestro secretario general Carmelo Suárez, ha plasmado los diversos mecanismos que el capital y sus estados ponen en marcha para frenar a las organizaciones revolucionarias, desde los más sutiles a los más salvajemente violentos. Partiendo de la exposición de los fundamentos de la teoría marxista del estado, y destacando en todo momento el apoyo de las masas obreras y populares como elemento central de seguridad frente a la represión, el camarada secretario general ha desgranado distintos elementos a considerar, entendiendo el factor seguridad como un elemento político más de la vida militante. El enfoque práctico de esta cuestión, con un análisis de los cambios legislativos vividos en los últimos años y de los principales casos de represión vividos recientemente, se ha visto reforzado durante el tiempo dedicado a trabajo en grupos, en los que la militancia ha podido debatir y proponer fórmulas de actuación frente a situaciones reales del día a día de la militancia comunista.

El segundo bloque se centró en el trabajo de las y los comunistas en los distintos frentes de masas donde se organizan la clase obrera y las capas populares. Partiendo de una delimitación teórica de lo que entendemos los y las marxistas como clases sociales, pueblo, vanguardia y masas, la ponencia trató de desarrollar el trabajo colectivo que realizan los y las revolucionarias en estos frentes, entendiendo este trabajo como el elemento central de la vida de las células comunistas y como un factor imprescindible para el avance de las luchas populares y su elevación progresiva hacia posiciones revolucionarias. Deslindando posiciones con otras expresiones políticas, se remarcó en todo momento la centralidad de la clase obrera como sujeto revolucionario, y por lo tanto, la capa social en la que los y las comunistas deben volcar más esfuerzos, desarrollando las propuestas del PCPE para la unidad de nuestra clase social y la alianza revolucionaria con otras capas sociales. Igualmente, se reservaron tiempos para el debate y la elaboración de propuestas ante casos prácticos, mediante trabajo en pequeños grupos en los que se pudo apreciar el alto nivel de experiencia y capacidad de elaboración política que tiene la militancia del PCPE y su Juventud.

Finalmente, se presentó la nueva plataforma digital de formación del PCPE. Se trata de una apuesta por las nuevas tecnologías que pretende facilitar el acceso a la formación a toda la militancia, incluyendo además contenidos abiertos destinados a todas las personas que se interesan por el marxismo. Se trata de un instrumento dinámico, en constante construcción, cuyos contenidos se pretende que sean diversos y en renovación permanente; la posibilidad de combinar biblioteca virtual, cursos estructurados con calendarización y tutorización, materiales destinados a su uso en acciones formativas presenciales, etc. nos sitúa ante una potente herramienta que sin duda va a mejorar la formación de la militancia del PCPE en los próximos años.

Más allá de las ponencias, no pueden menospreciarse los espacios informales para el diálogo que la escuela ha generado. Poder charlar de forma distendida entre camaradas en los tiempos de descanso también permite intercambiar opiniones y experiencias de lucha, aprendiendo unas personas de otras y reforzando lazos entre la militancia.

En definitiva, la Escuela de Formación Trifón Medrano ha sido un éxito de nuestro partido, que remarca como seña de identidad la formación marxista-leninista de su militancia, generando más y mejores revolucionarios y revolucionarias mediante la combinación de experiencia cotidiana de lucha y formación ideológica.