Compartir

Solemos escribir en esta sección de UyL sobre la actividad realizada por las organizaciones del Partido y la Juventud, sobre lo que nos ocupa y marca la pauta de intervención política para el conjunto de nuestras organizaciones, sin embargo, en esta ocasión dejaremos el pretérito y hablaremos en futuro abordando las tareas que nos corresponde desarrollar en los próximos meses.   Actividad que queremos venga marcada mayoritariamente por nuestra voluntad, pero que, sin duda, también vendrá definida por el calendario electoral de finales del primer semestre de 2019.

Pero dejando para el final de estas líneas la cuestión electoral que trataremos que sea conclusión y se derive del resto de actividades que desarrollemos, hemos de entrar a marcar los retos políticos y organizativos que enfrentamos con dos consignas muy claras:

-          CAMARADA, NINGUNA TAREA SIN CUMPLIR

-          TU LUCHA DECIDE.

Ambas se complementan y ninguna de ellas tiene sentido por si sola

La primera se refiere a la necesidad de redoblar nuestro compromiso militante conforme al cumplimiento riguroso de las tareas acordadas colectivamente en las células y diferentes comités.  No puede quedar sin desarrollarse ninguna tarea por la inacción o la indolencia de quien o quienes eran los responsables de realizarla, pues no solo se ve comprometida esa actividad, sino el conjunto del trabajo partidario.  Esa es la referencia de trabajo y compromiso militante que debe marcar nuestro estilo de trabajo y tirar hacia arriba de todos nosotros y nosotras construyendo un estilo y un ejemplo militante en el que se miren con orgullo los mejores hijos e hijas de la clase obrera y el pueblo.  Por eso hablamos de estos temas aparentemente “internos” en nuestro órgano de expresión, porque queremos hacer público que el compromiso militante comunista, ese que sustancia el máximo ejemplo de libertad que se puede adquirir en esta sociedad, porque le dice no a todo lo que el poder nos impone desde todos los ámbitos, es un espacio abierto para quienes aun no militáis en el PCPE.   Si compartís nuestro programa este es vuestro Partido, ingresad en el PCPE porque tenemos mucha TAREA POR CUMPLIR y necesitamos vuestra opinión y vuestras manos

TU LUCHA DECIDE, claro que sí, faltaría menos, solo con la lucha organizada de la clase obrera y el pueblo en pos de sus objetivos alcanzaremos las metas emancipatorias que nos ocupan.  La Revolución social que acabe con la dictadura del capital  y  el resto de  cambios profundos imprescindibles de todo tipo que deben acompañarla (lucha contra el patriarcado, defensa del medioambiente, soberanía cultural, defensa de la Paz…) exigen la implicación decidida de la militancia comunista.  Tanto la contradicción principal entre el capital y el trabajo, como el resto de colisiones que se expresan en esa sociedad insolidaria e individualista  fundamentada en la explotación, jamás se superarán si no se tiene conciencia de la necesidad de acabar con el capitalismo, de entender las claves materiales que hay tras cada una de ellas.  Sin esa ideología revolucionaria, sin el marxismo-leninismo, no hay lucha fecunda, no hay posibilidad de convertir en conflicto político y en crisis la multitud de choques que a diario se generan entre quienes todo lo poseen y quienes todo lo producen.  Sin ese conocimiento capaz de convertir la rebeldía de las masas en revolución, seguiremos cavando en tierra yerma.

Y, como siempre ha sido cuando se ha avanzado en la lucha de clases,  somos los y las comunistas quienes tenemos que llevarlo a las masas,  quienes tenemos el deber de inocularlo a quienes de forma espontánea ya hoy, por muy diversas causas,  levantan la bandera de la movilización y la organización obrera y popular.  Un conflicto por el convenio o en defensa de los puestos de trabajo, por dotaciones en nuestros barrios, en defensa de un espacio natural, por el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo o a  no ser asesinadas, contra las bases militares, por la república…cualquier espacio de intervención es una oportunidad para la Revolución y para formar militantes revolucionarios/as.   Ahí tenemos que estar los y las comunistas y ahí estaremos, como siempre hicimos y como nunca debimos dejar de hacer; convirtiéndonos en la referencialidad imprescindible de todos y todas las que quieran luchar y movilizarse contra las injusticias de esta sociedad.   Por eso sabemos que TU LUCHA DECIDE, porque es ella,  la de la suma de compromisos individuales que forman las masas organizadas de esta sociedad,  la  que impulsa la sociedad.

Así levantando la lucha obrera y popular, organizándonos en los sindicatos y en las estructuras de masas, hacemos avanzar paso a paso el Frente Obrero y Popular por el Socialismo, la lucha decidida de las masas conscientes dispuestas a ponerle fin a esta sociedad que nos niega el presente y el futuro.

Elecciones.

Y en medio de esta  dinámica de trabajo e intervención política que es la que realmente nos interesa, el sistema trata de resolver sus aritméticas de futuro  convocando elecciones y dándose un poco de oxígeno para enfrentar las inmensas dificultades que le impone la gestión de la crisis (¡que existe y que no se ha marchado en absoluto!).  Un escenario que, de entrada no es nuestro preferido, pero que nos abre otro campo de intervención que no podemos desaprovechar para seguir incidiendo en el desarrollo de las dos consignas arriba mencionadas.  Candidaturas de compromiso y de lucha, campaña continuidad del trabajo realizado y mensaje de ruptura con la dictadura del capital y todos y cada uno de sus instrumentos de dominación,  son nuestras únicas garantías para avanzar también en el terreno electoral.  Ahí estará el PCPE acompañado de su Juventud y de la  multitud de compañeros y compañeras con los que, en los más diversos frentes de lucha, coincidimos en la necesidad de levantar la más amplia unidad contra el capitalismo.

Julio Díaz