Compartir

El acuerdo adoptado por el VI Pleno del CC relativo a la compra de una sede para el CC en Madrid, trasciende con creces la ya por si importante decisión de adquirir en propiedad un local.

El momento político en el que se decide dar este paso marca con claridad la firme voluntad del CC de hacer realidad en lo concreto la perspectiva política a la ofensiva que nos mandató el X Congreso. Valoradas y analizadas las consecuencias del proceso fraccional que hemos padecido en los últimos meses, una de las lecciones que corresponde extraer es que, por encima de exigencias de retribuciones profesionales innecesarias e injustificadas como las pretendidas por determinados elementos de la fracción muy poco acostumbrados a trabajar, el Partido necesita dotarse de un patrimonio inmobiliario que, además de cubrir las necesidades políticas actuales del proyecto, asegure un patrimonio a las generaciones de comunistas que en los próximos años y décadas asuman el trabajo militante en el PCPE. Una decisión comprometida con nuestras crecientes necesidades políticas que mirando al futuro con confianza ayuda a cimentarlo porque sabe de la importancia para el futuro de la clase obrera y el pueblo del PCPE.

Un acuerdo absolutamente político fundamentado en la seguridad que siempre otorga el compromiso firme de la militancia del PCPE.

Será nuestra militancia la que gestione la consecución del objetivo mediante su trabajo. Comités y células habrán de desarrollar multitud de iniciativas orientadas a extender la base social de la recaudación económica. Individualmente toda la militancia habrá de comprometerse en la medida de sus posibilidades, pero igual de importante es que la totalidad de nuestro entorno político y social asuma como propia la campaña. Cientos, miles de aportaciones son la garantía de la consecución, e incluso superación, del objetivo. Es imprescindible que expliquemos a los amigos y amigas del Partido las razones de la campaña y el objetivo pretendido.

No hay tarea imposible cuando está fundamentada en capacidades reales. El PCPE las tiene fuertemente enraizadas en su realidad organizativa y en el trabajo de masas desarrollado por su militancia en las más diversas instancias unitarias de base. Ahora lo que se trata es de poner en lugar privilegiado de la agenda particular y colectiva de todos y todas esta tarea y desarrollarla como absolutamente prioritaria desde el minuto 1.

A modo de emulación y de información sobre el desarrollo de la campaña, a partir del próximo número de UyL se abrirá una lista con la información detallada de las aportaciones recibidas. Vale cualquier importe: de unos simples € del bote de una cerveza tras una reunión, a los cientos o miles de € conseguidos tras una actividad (cena, fiesta, sorteo…) dirigida a cumplir el objetivo. Será en el número de Enero de 2018 en el que se publique la lista definitiva con la suma total de aportaciones recibidas y la información concreta sobre la sede comprada ya en ese momento por el CC del PCPE.

¡Manos a la obra! ¡El objetivo son 30.000€ y la fecha límite el 31 de Diciembre!