Compartir

Este domingo 4 de Junio a partir de las 11 horas tuvo lugar en Alacant el Acto Internacional DEFENDIENDO LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA, organizado por el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE).

En un repleto Salón de Actos de CCOO de L’Alacantí – Les Marines, el acto comenzó mostrando un vídeo de saludo y apoyo de Carolus Wimmer, Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Venezuela y Diputado del Parlamento Latinoamericano (ParLatino), cuya presencia prevista en este acto no pudo finalmente materializarse precisamente debido a la intensa actividad social y política que, en defensa de la Revolución Bolivariana, se está desarrollando actualmente en Venezuela tras la puesta en marcha del proceso hacia la Asamblea Nacional Constituyente.

A continuación intervino el Ministro Consejero de la Embajada de Venezuela en España, Julio García Jarpa, ex-Diputado de la Asamblea Nacional de Venezuela entre 2000 y 2011 y, como él mismo se define, de formación marxista-leninista. Inició su discurso analizando la alianza que la oligarquía internacional, y la estadounidense en particular, ha tejido contra la Revolución Bolivariana que denuncia la intervención militar extranjera en Siria, a la UE imperialista o que ha sido capaz de llevar educación y sanidad a todo el pueblo. Desde un principio, el representante de la Embajada ha resaltado la constante presencia del PCPE en la primera fila de la solidaridad internacionalista.

A lo largo de su intervención, el compañero de la Embajada venezolana fue desgranando el origen de las muertes producidas en las calles de Venezuela desde el inicio en abril pasado de este nuevo ciclo de agresión contrarrevolucionaria. En una estrategia que, frente al carácter “pacífico” de las manifestaciones que proyectan los grandes medios de manipulación, calificó de violenta y fascista, la inmensa mayor parte de dichas muertes son provocadas por bandas de pistoleros y paramilitares entrenados en Miami, mercenarios a sueldo de la oligarquía. Ejemplo de ello fue el del joven Orlando Figuera, a quien estos cachorros del imperialismo apuñalaron y quemaron vivo por su aspecto “chavista”, dejándole malherido.

Mientras estos hechos son sistemáticamente ocultados, los medios de propaganda al servicio de los monopolios atribuyen todas las muertes al mismo gobierno revolucionario que prohíbe a su policía portar armas de fuego en las manifestaciones opositoras. Se trata de desprestigiar a la dirigencia del Estado, desabastecer a la población de los productos más básicos y criminalizar al proceso revolucionario para justificar una intervención extranjera ante la opinión pública internacional.

Julio García Jarpa acabó su intervención explicando el proceso hacia la Asamblea Nacional Constituyente como una vía de diálogo abierta a todo el pueblo organizado y con carácter tanto territorial como sectorial, incluyendo a organizaciones comunales de diferentes ámbitos como el de la salud. Es la única fórmula para confrontar con una oposición que “le dio una patada” a la Mesa de Diálogo. Se plantea como una vía pacífica a la construcción del Socialismo que, sin duda, tendrá enfrente al imperialismo, defensor del capital monopolista. Finaliza nuestro compañero y camarada afirmando: “Los principios no se entregan, es preferible entregar la vida”.

A continuación, tras la lectura de un comunicado de apoyo al acto y a la Revolución Bolivariana de Venezuela en nombre de Ahmad Saadat, Secretario General del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), intervino Carmelo Suárez, Secretario General del PCPE. En su discurso vibraron los llamados al internacionalismo proletario y al apoyo al pueblo de Venezuela, a su Revolución Bolivariana y a todos los pueblos de América Latina, cuna de la acumulación original del entonces incipiente capitalismo español. Citando a históricos líderes revolucionarios, Carmelo destacó que los pueblos latinoamericanos siempre se levantaron frente a la opresión y ahora no puede fallarles nuestra solidaridad internacionalista.

El PCPE ha demostrado capacidad para organizar este importante acto con eficacia y seguridad, afirmó su Secretario General, que rechazó los discursos ambiguos remarcando la necesidad de posicionarse a favor del proceso bolivariano sin fisuras, sin injerencias, sin dar lecciones a nadie desde la retórica, respetando la soberanía del pueblo venezolano. El Movimiento Comunista Internacional debe estar al lado de las luchas de los pueblos de América Latina.

Denunció Carmelo Suárez al capital financiero español (BBVA, Banco de Santander, Repsol, Telefónica,…), que obtiene el 60-80% de sus beneficios fuera del Estado español, como instigador de las intervenciones imperialistas, de las “guarimbas venezolanas,… Debemos denunciarlo para tensionar la lucha de clases en el Estado español, cuya clase obrera pierde años de esperanza de vida a manos del paro y la precariedad mientras se plantean incrementos de 7.000 millones de € en el gasto militar anual. Denunció a una UE que levanta alambradas para frenar la entrada de las víctimas que sus propias intervenciones imperialistas generan, causando la muerte de decenas de miles de trabajadores/as en un Mediterráneo convertido en fosa común.

Finalmente, tras afirmar que sin política de alianzas no existe proyecto estratégico revolucionario, el Secretario General del PCPE llamó a la conformación de un amplio Movimiento Antiimperialista en apoyo a la Revolución Cubana, Bolivariana y a todos los pueblos que luchan contra el feroz imperialismo. “Nosotros queremos ser parte del Constituyente, Julio”, afirmó Carmelo Suárez dirigiéndose al representante de la Embajada de Venezuela.

Entre vítores, puños en alto y coreando consignas en apoyo al pueblo venezolano y su revolución, concluyó un Acto que, en sus inicios y al exterior del salón, enfrentó con firmeza y éxito la presencia de la gusanera. Los ponentes y un nutrido grupo de participantes compartimos una fraternal “pikaeta” en la sede del PCPE. Como para demostrarnos que no hay tregua en la lucha contra el imperialismo, el propio compañero de la Embajada venezolana nos dio la noticia de la muerte de Orlando Figuera tras dos semanas soportando varias heridas de arma blanca y quemaduras en el 70% de su cuerpo provocadas por “pacíficos” grupos opositores.

Redacción UyL