Compartir

Camaradas del Partido Comunista de México

hemos podido leer la entrevista que el camarada Pavel ha facilitado a los miembros de la fracción que desde el pasado sábado trata de usurpar la legitimidad del PCPE y no podemos dejar de señalarles nuestro profundo malestar e indignación por esta actuación absolutamente desleal y totalmente contraria a los más básicos principios de relación entre partidos.

La violación de la soberanía e independencia del PCPE por parte del máximo dirigente de su Partido dándole cobertura política a la fracción que rompió con el  nuestro el pasado día 22, demuestra con claridad que su implicación con este proceso fraccional viene de lejos asumiendo  en él un papel protagónico y orquestado con la misma.

Es lamentable que Pavel Blanco se posicione a los 3 días de la puesta en escena de la fracción sin ni tan siquiera solicitar una explicación a la dirección elegida en el Congreso y de la que una amplia mayoría de sus miembros siguen leales al X Congreso y opuestos a las  maniobras liquidacionistas con las que ahora ustedes se comprometen.  Para que lo tengan más claro: 27 miembros frente a 12 y 3 miembros de CJC.   Sí,  esa es la aritmética que seguramente ya conocerán y  que hace aun más inaceptable y ajena a la ética revolucionaria su decisión.

Compartimos espacio de debate y elaboración  en la RCI y en el EIPCO y  nos es imposible entender su actitud, salvo que  hayan decidido que el proceso fraccional que padece el PCPE sea el pistoletazo de salida de  la inaceptable carrera de romper nuevamente el Movimiento Comunista Internacional.  Para el PCPE la  necesaria reagrupación de las posiciones más coherentes dentro del MCI se construye desde el debate de ideas y la confrontación leal dirigida a profundizar en los diversos análisis que soberanamente venimos realizando los distintos partidos.  Es esta una conclusión a la que llegamos después del profundo aprendizaje que en este sentido venimos haciendo desde nuestra fundación en 1984, y  por el que concluimos que las rupturas fraccionalistas que niegan el debate siempre acaban asentándose en desviaciones ideológicas que debilitan nuestro papel como organizaciones de vanguardia.   El MCI se refuerza profundizando nuestro análisis  y propuestas políticas desde las categorías científicas del Marxismo-Leninismo en un trabajo creativo y en contacto con las masas y, muy especialmente, con el movimiento obrero y no desde las maniobras palaciegas y los golpes internos.  No camaradas, así no avanzamos ni en nuestros países, ni a nivel internacional;  así, si como parece de lo que se trata es de montar "delegaciones",  lo único que conseguirán ustedes y quienes les acompañen, será un fracaso más y, quizás, montar una parodia de la verdaderamente necesaria Internacional Comunista.

El PCPE no rehúsa el debate político e ideológico, es más, estaríamos encantados en poder debatir lealmente  con ustedes cuanto consideren y consideremos necesario, pero de ninguna de las maneras les vamos a permitir su injerencia. Este Partido ya el dijo en 1989 al PCUS que no, que su existencia no dependía de una decisión adoptada en Moscú por unos liquidacionistas, consecuentemente,  no duden ni un minuto que en 2017 le diremos lo mismo a quien pretenda nuevamente quebrar nuestra soberanía

Confiando que rectifiquen públicamente su posición

Un saludo comunista 

Secretariado Político del PCPE

27 de Abril de 2017