Compartir

Los días 8 y 9 de junio se celebró el Primer Congreso del PCPC, culminando meses de debates en las diferentes organizaciones del Partido catalán.Este Congreso tiene una importancia fundamental en el proceso de construcción del Partido de clase y nacional en Catalunya, no por ser el primero, sino por ser la culminación de un largo proceso de refundación del Partido leninista en Catalunya.

Este proceso de reconstrucción del Partido se inició en 2001 con la unión de diversos destacamentos comunistas catalanes, configurándose ese pequeño núcleo de camaradas, la mayoría de ellos veteranos de la lucha obrera en la clandestinidad.

El PCPC, en estos 13 años se ha fortalecido, no solo en lo cuantitativo, sino en su capacidad de organizar a la clase e intervenir directamente en las luchas.

A este desarrollo del Partido se le debe sumar el desarrollo de su organización juvenil, que garantiza el relevo generacional con nuevas hornadas de cuadros.

Con este acumulado llegamos a un Congreso con el deber de definir una línea política acorde con los planteamientos de nuestro referente estatal, el PCPE, y que defina las claves para la intervención del Partido y la construcción del FOPS en el marco nacional catalán, atendiendo sin complejos y sin posiciones subsidiarias la complejidad que añade la cuestión nacional al desarrollo de la lucha de clases en Catalunya.

Todas estas definiciones y elaboraciones, para no ser un simple ejercicio de retórica, requieren de una actualización del modelo organizativo, y este Congreso ha tenido un espacio importante para discutir la actualización del modelo organizativo del Partido, definiendo una organicidad preparada para el crecimiento que sin duda tendremos en los próximos años, fortaleciendo las estructuras del Partido de nuevo tipo y corrigiendo los errores que hemos tenido.

Este proceso congresual ha culminado con la elección de una nueva dirección, con proyección de futuro, que reconoce en la continuidad de valiosos cuadros el gigantesco trabajo hecho y la necesidad de sus aportaciones en el futuro del Partido. Especial mención merece el Secretario General saliente, el Camarada Miguel Guerrero, quien recibió un caluroso homenaje en la conclusión del Congreso.

Hoy el PCPC se sitúa en mejores condiciones para abordar la gigante tarea de abordar la lucha revolucionaria para la conquista del Poder, aún estamos muy lejos de ser el Partido que queremos, pero es innegable que el marxismo-leninismo en Catalunya, que el Partido Comunista, no está muerto, al contrario, estamos a la ofensiva, creciendo cualitativa y cuantitativamente, interviniendo en cada vez más frentes y luchas, y sobretodo, aprendiendo a organizar cada vez mejor a la clase y sectores populares.