Compartir

"Varios altos cargos del régimen norcoreano fueron quemados vivos por haber ayudado al tío del líder que fue arrojado a una jauría de perros". Esta "noticia", que no fue extraída de la sección Humor, genera dudas sobre la cualificación profesional de los expertos en inocular el argumentario imperialista en las mentes de lectores y lectoras. El truculento culebrón con perros, parientes y sopletes , subestima la inteligencia del lector y no justifica en modo alguno el esfuerzo realizado en los Think Tanks imperialistas para adiestrar a asesores y enviados especiales, que no han avanzado nada y siguen intentando lavar los cerebros al viejo estilo de la guerra fría, cuando la prensa asustaba a los votantes augurándoles siniestramente que, si ganaban los comunistas, sus hijos serían enviados a Moscú y sus viviendas, huertas, gallinas y pequeños negocios serían expropiados. Esto fue antes de que les fueran expropiados por los bancos.