Compartir

La 1ª Fiesta de Unidad y Lucha, después de tantos años desde la última edición de la Fiesta de Nuevo Rumbo, ha significado, entre otras muchas cosas, una demostración de solidaridad y apoyo hacia el PCPE por parte de numerosas organizaciones extranjeras.

En primer lugar, hemos de agradecer muy especialmente al PC de Grecia, al PC de México, al PT de Bélgica, al PC Brasileño y al PC de Turquía que aceptaran nuestra invitación a participar presencialmente en la Fiesta, en los debates y en el mitin final. Con su presencia, los delegados internacionales ayudaron a que se visibilizara uno de los elementos que hoy son claves en la actividad del PCPE, que no es otro que la importancia que le damos a la necesidad de una cada vez más estrecha y cercana colaboración y cooperación entre los partidos comunistas y obreros. Nuestra apuesta por el Movimiento Comunista Internacional es sincera y honesta, pero combativa. Estamos por el debate fraternal y camaraderil que permita a nuestro movimiento salir del marasmo en que se encuentra: sin unidad ideológica y sin capacidad para articular una respuesta unitaria ante las embestidas del enemigo de clase.

También hay que destacar el número de mensajes de solidaridad recibidos. Más de 15 partidos y organizaciones hermanas enviaron textos de apoyo que se han ido publicando en la página web de Unidad y Lucha y que nos permiten afirmar sin duda que contamos con muchos amigos fuera de nuestras fronteras. Es nuestro deseo que en próximas ediciones de la Fiesta todos estos amigos puedan estar con nosotros, compartiendo discusiones y debates. Estamos seguros de que en los próximos años el avance del PCPE permitirá que estemos en condiciones de invitar a estar en nuestra Fiesta a muchos más partidos que en esta ocasión.

No podemos olvidar tampoco la presencia internacionalista que, a través de diversos stands o participando en la Fiesta, ofrecieron los compañeros del Frente Polisario, del Frente Popular y el Frente Democrático para la Liberación de Palestina, de la Marcha Patriótica colombiana, de la solidaridad con Cuba y Venezuela, así como la muy estimada visita y conversación que pudimos mantener con el nuevo embajador cubano en España, compañero Eugenio Martínez, o el fraternal saludo que, en vídeo, recibimos de la Delegación de Paz de las FARC-EP en La Habana.

La presencia de todos ellos, de una forma u otra, nos da fuerzas para continuar nuestra lucha, y por ello les estamos muy agradecidos, al mismo tiempo que nos comprometemos a seguir profundizando y avanzando en nuestras relaciones fraternales con todos ellos.