Felipe González sentó nuevamente cátedra en una entrevista publicada por el diario El País el pasado 28 de Enero, en la que reconoce la crisis en la cúspide del capitalismo español (“hace algún tiempo que presenta síntomas de deterioro el sistema surgido en la Transición y la Constitución del 78”) y lanza un dardo envenenado contra los dirigentes de Podemos (“son puro leninismo 3.0.”).

No por recurrente en estos últimos 21 meses, en los que hemos tenido que concurrir a 4 diferentes convocatorias electorales (andaluzas, europeas, autonómicas y municipales y generales), deja de requerir un importante esfuerzo político y organizativo el trabajo electoral en todas sus fases y aspectos. La legalidad y el proceso de las Elecciones burguesas está diseñado para la intervención de equipos técnicos dedicados profesionalmente y la idea es que, progresivamente, queden desplazadas las opciones políticas que, como la nuestra, no encajan en ese planteamiento institucionalizado de la actividad política.

Los resultados de las Elecciones del pasado 20 de Diciembre confirman el agotamiento del oportunismo político representado por Izquierda Unida y por el PCE. Las viejas políticas reformistas, lejos de lo que pudiera parecer y con independencia de la voluntad de parte de la militancia de esas organizaciones, han cumplido con su propósito: desarmar política e ideológicamente a la clase obrera. Ahora es el momento de la nueva socialdemocracia representada por Podemos.

Una formación sociohistórica en quiebra

La segunda transición, como intento de resolución de la crisis en la cúspide que vive el capitalismo español, tiene en Catalunya una expresión absolutamente diferenciada, y que permanece en un largo impasse desde las pasadas elecciones del 27S.

El resultado de estas Elecciones no supone ninguna situación de mejora para la clase obrera. Viejos y nuevos partidos seguirán desarrollando las viejas políticas que impone la dictadura del capital.

 

“La situación en HVL y las subcontratas es dramática”

Resolución del Comité Ejecutivo del PCPE.

A la clase obrera minera y al conjunto de las comarcas y cuencas mineras de España.

El PCPE y los CJC han participado, junto a otras organizaciones sociales y políticas, en la movilización unitaria contra la presencia de bases norteamericanas en territorio español. Camaradas procedentes de todas las provincias andaluzas, y de otros lugares como Alicante o Extremadura, se han desplazado hasta la localidad sevillana, para reivindicar la salida de las tropas extranjeras y la ruptura con la organización criminal OTAN.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"