Después de casi un mes seguido de huelga que finalizó el 3 de enero, los sindicatos no han firmado todavía ningún acuerdo en firme, quedando en saco roto tanto sacrificio por parte de los trabajadores que secundaron la huelga. Desde el PCPE – Partido Comunista de los Pueblos de España- consciente de esta situación, animamos al conjunto de los trabajadores a seguir movilizados y organizarse para superar la actual división entre los sindicatos y a formar comités de unidad obrera fundamentados en el respeto a la Asamblea de Trabajadores y las decisiones adoptadas en ellas.

Todas las medidas que el gobierno PSOE-UP adopta no impide el interés principal del gran capital de que las pensiones en un future cercano estén privatizadas, ni tampoco está dispuesto a vincularlas a los presupuestos generales, ni sitúa la necesidad de un aumento de las pensiones, con el que garantizar el poder adquisitivo, el PCPE exige que estas se sitúen en los1200€, por el contrario lo que este gobierno hace es abrir la vía a la reforma del Sistema Público de Pensiones, a una total privatización de las mismas. Se continua y profundiza en la senda privatizadora que los gobiernos del capital sean del signo que sean, vienen desarrollando desde hace décadas.

Primero fueron a por la sanidad pública y la abrieron a las empresas privadas segregando plantillas de limpieza, cocinas, lavanderías, cerrando servicios o centros con la Ley 15/97, pero aparentemente nada cambia hasta que llego la Covid 19 y se demostró que habían vendido nuestro sistema de sanidad. También fueron por la educación pública, favoreciendo a la privada y a la concertada y dejando desmantelada y sin medios a la enseñanza pública.

 

El I.P.C. debería aplicarse sobre los artículos mas consumidos y sobre precios reales, pero los gobiernos del capital no mencionan los quinientos artículos que toman de referencia como los que más se consumen y a partir de esta manipulación empieza el blanqueo del I.P.C.

Este año el acumulado del I.P.C. se sitúa en el 6,7% según estadísticas oficiales mientras a los convenios les confiere el tope del 2% , a los pensionistas nos adjudican una subida del 2,5% y el 4,2 % nos lo recorta, este gobierno de “progreso” que dijo que no habría mas recortes , ni pensión mínima ni I.P.C. real por lo que en los pensionistas, más de 3.135.378 cobran menos del salario mínimo , 754.219 cobran menos de 600€ pero hay más , quienes cobran por debajo de 400 € , con estas pensiones y estos salarios no se termina con la pobreza, necesitamos otras políticas que no estén supeditadas al gran capital y a la Unión Europea , los trabajadores y los pensionistas padecemos penurias para llegar a fin de mes.

El convenio Colectivo Estatal que acoge a jardinería lleva desde diciembre de 2020 caducado, dicho convenio lo firmaron CCOO, UGT y la patronal, hace unos días llegó la gota que colmó el vaso, tras más de 10 meses, sólo se puede hablar de constitución de la mesa, pero no de la negociación, ya que la parte patronal nunca ha tenido intención de negociar.

La propuesta económica consistía en un 0,00 para el 2021, y para el 2022, 2023 y 2024 una subida que asciende a la “friolera” de 0,20 céntimos diarios.

En estos días nos enteramos de que el IPC subirá un 5,6 más o menos.

Está claro que nunca se ha tenido afán de negociación por parte de la patronal, ya que sólo presentaron una plataforma llena de recortes para dilatar la negociación con el claro objetivo de dejar sin subida a este colectivo en lo que corresponde al año 2021, intenciones que finalmente dejaron plasmadas en su última y única oferta.

Otros convenios están por firmarse y muchas empresas se niegan a hacerlo como OTIS y otras.

Si esta situación no es enmendada de manera inmediata y por parte de la patronal, se presentan propuestas realistas en esta negociación, las y los trabajadores tomarán las acciones necesarias.

 

Tras los dos días de huelga anteriores, el 9 y el 10 de este mes, hoy 16 ha comenzado una huelga indefinida para lograr que el nuevo convenio recoja las reivindicaciones de la clase trabajadora, dadas las miserables ofertas, si se les puede llamar ofertas, que presentó la patronal.

La postura de la patronal ha sido tan chulesca como siempre, esa del “esto es lo que hay” o argumentos tan rancios como que “no pueden subir los salarios al mismo nivel que lo hace el IPC, porque perderían competitividad”, y es lo que ha llevado a los trabajadores y trabajadoras a emprender estas jornadas de lucha, recuperando para ello herramientas, tan necesarias, que el “pacto y la paz social” había abandonado hace tiempo, como lo es la huelga.

Hoy, el seguimiento de la huelga ha sido casi del 100 %, a pesar que desde la patronal se diga que solo ha sido del 15 %, cosa que no es verdad y que se puede apreciar simplemente en los reportajes fotográficos que están saliendo en prensa y en los medios de comunicación alternativos además de las imágenes que los propios trabajadores están enviando desde los distintos puntos de la provincia. Esta primera jornada de huelga indefinida en el sector del metal de Cádiz, ha dejado imágenes que, como dice un diario local, “recuerdan a las movilizaciones que la ciudad vivió en la década de los 90”.

 

Si hay un colectivo que ha estado movilizándose sin descanso, ha sido sin duda el de las personas pensionistas. Con la excepción del periodo duro de confinamiento del 2020, lunes tras lunes, en diversos puntos de la geografía han estado concentrándose en defensa de las pensiones públicas y contra el Pacto de Toledo.

Pese a los anuncios publicitarios y propagandísticos del gobierno de la socialdemocracia, ellos y ellas han denunciado que las pensiones de hoy y de mañana están en venta. Los fondos privados andan al acecho de lo que consideran un negocio y, en la Europa del € y de los monopolios, todo lo que sea susceptible de privatizarse ha de serlo. También nuestras pensiones.

 

El pasado 2 de octubre, se ha celebrado el V Congreso del sindicato Coordinadora de Trabajadores de Andalucía -CTA-, en Córdoba, con la asistencia de 100 delegados y delegadas, así como invitados y representantes de diversas organizaciones políticas y sindicales, entre los que se encontraban camaradas de la dirección central del PCPA-PCPE.

Durante los debates que han tenido lugar, se ha resaltado la necesidad de incorporar al ideario de la organización el posicionamiento republicano de la misma, como así ha quedado plasmado en sus Estatutos, reivindicando una república de los trabajadores y trabajadoras.

¿Por qué el Frente Sindical Obrero de Canarias considera necesario hacer una propuesta de creación de una Federación Sindical Canaria?

En nuestros estatutos, en el artículo 9.7 dice “El FSOC aspira a lograr la unidad de las y los trabajadores en el marco de un sindicalismo unitario, democrático y asambleario. Para ello impulsará en logro de acuerdos concretos y la unidad de acción con el resto de sindicatos de clase”

Es decir, la unidad del movimiento sindical canario, es una política central de nuestra organización desde su fundación, antes como SOC y ahora como FSOC.