Ante la efeméride del golpe de estado de Primo de Rivera, publicamos estos días atrás el artículo del camarada Francesc Tendero, miembro de la Secretaría de República y Memoria Histórica del PCPE.

No obstante queremos dar luz en nuestro UyL digital a esta valiosa colaboración del compañero Andreu García Ribera, Director de El Otro País, que nos envía este interesante artículo con aportes enriquecedores.

Redacción UyL


 

DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA:

FASCISMO O BONAPARTISMO.

(100 aniversario del golpe de estado)

El llamado desastre de Annual de 1921 en el que murieron miles de soldados del ejército español, víctimas del despilfarro y corrupción de los mandos militares, unido a la megalomanía del general Silvestre, gran amigo del rey Alfonso XIII, está en la raíz del golpe de estado del general Miguel Primo de Rivera. Para investigar las responsabilidades de la catástrofe se nombró al general Picasso para redactar un expediente gubernativo que debía ser debatido en el parlamento. Las conclusiones de la investigación salpicaban a la Casa Real, en este contexto el rey llamó al Capitán General de Catalunya para formar Gobierno quien rápidamente nombró un Directorio Militar y confirmó el estado de guerra en todo el estado. Primo de Rivera no sólo contó desde el principio con el beneplácito real, sino que fue auspiciado desde Palacio como una forma de tapar la responsabilidad del monarca en la masacre de Annual.

Eurípides de Salamina dijo que

lo esperado no sucede, es lo inesperado lo que acontece.

Quizá esta frase sirva para explicar lo que nos ocurre desde hace algún tiempo. La crisis de 2008, negada hasta bien consumada nos sorprendió porque nos hicieron creer que vivíamos en un sistema de crecimiento infinito. Que el capitalismo, al menos para los países del capitalismo central, era invulnerable. Y aconteció…

Desde hace algún tiempo todos los indicadores económicos apuntan a convulsiones que afectarán a nuestro modo de vida al corto plazo. También los organismos internacionales nos plantean un futuro inmediato incierto.

La Agencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad) pronosticó un crecimiento para la economía global en 2023 en 2.1 %, muy por debajo del 2.8% que estima el Fondo Monetario Internacional.

El 10 de enero de 2023, en el Informe sobre Perspectivas económicas del Banco Mundial, se indica que “el crecimiento mundial se está desacelerando marcadamente debido a la elevada inflación, el aumento de las tasas de interés, la reducción de las inversiones y las perturbaciones causadas por la invasión de Rusia a Ucrania.” Y prevé un crecimiento para este año de solo el 1,7 %. Sin duda, un buen resumen de los indicadores que inevitablemente nos deben llevar a una nueva crisis, esta sí, anunciada a bombo y platillo.

En los últimos tiempos estamos asistiendo a la proliferación de plantas de biometanización en Navarra. Así, a las ya existentes de Biomendi en Mendigorria, HTN en Caparroso, E-cogeneración en Cabanillas, se anuncian nuevas instalaciones en Imotz, Lerín, Valtierra y la ampliación de la existente en Cabanillas.

La mayoría de estas plantas están asociadas a grandes explotaciones ganaderas. Teóricamente, con ellas se pretende descomponer materia orgánica generada por el ganado y producir biogás, que se utiliza principalmente para producir electricidad y verterla a la red eléctrica. El proceso genera también calor, que generalmente se reaprovecha en las propias instalaciones. Mientras, el residuo final resultante de este proceso, el digestato, puede incorporarse a los suelos como enmienda agrícola. La tarjeta de presentación no puede ser más atractiva: un ejemplo impecable de economía circular y alternativa verde, producción de energía renovable, se evitan problemas en la gestión de residuos…

Sin embargo, resulta difícil valorar objetivamente la pertinencia de estas plantas sin tener en cuenta el contexto en el que se desarrollan y las implicaciones que conllevan. No es energía limpia todo lo que reluce. Es imposible hablar de biometanización en Navarra sin considerar la constelación de dinámicas y conflictos en las que éstas se inscriben: el despliegue de las macrogranjas y la extensión de un modelo hiperintensivo de ganadería, la generación de una cantidad ingente de residuos orgánicos, el impacto negativo sobre el suelo fértil… En este escenario, la instalación de plantas de biometanización, asociada a la ganadería industrial, encajaría en lo que se conoce como capitalismo del desastre: quienes las promueven buscan un beneficio añadido gracias a los problemas y desastres que provocan.

 

Al finalizar la primera guerra mundial, Palestina fue entregada al Reino Unido por la recién creada Sociedad de las Naciones, organización que en nombre de la paz sirvió al igual que su sucesora ONU para la reorganización de las fuerzas en Europa y las colonias que los países europeos tenían en otros continentes. Anteriormente a este mandato, Reino Unido, Irlanda y Francia firmaron un acuerdo secreto en 1916 para repartirse los territorios de Oriente Próximo.

El Reino Unido recibió en la conferencia de San Remo de 1920 el mandato de crear un hogar para los sionistas en Palestina.

El sionismo se introduce en tierra palestina a través de la Sociedad de las Naciones. Inmediatamente empezaron a organizar el ejército que expulsaría a la población palestina, robándole sus tierras, destruyendo sus casas. El mandato entró en vigor el 29 de Septiembre de 1923. Fuerzas invasoras primero dividieron Palestina en dos partes, así que el sionismo ya partía con la apropiación de la mitad de un país. A pesar de las denuncias de diferentes países árabes, se consumó la invasión; expandirse desde entonces fue la tarea principal del sionismo, asesinar hasta el último palestino que pudiese reclamar su tierra se convirtió en el mayor genocidio de la historia.

En 1948 tres cuartas partes de Palestina fueron arrebatadas por el sionismo, en un simulacro de firma de acuerdo entre el Reino Unido, el sionismo y representantes palestinos claudicantes. El Reino Unido se retira de Palestina cuando ya no había duda del futuro al que se condenaba a la población.

Cien años después, el pueblo palestino sigue resistiendo y luchando, el sionismo también sigue asesinando cada día. En los últimos años el objetivo principal han sido jóvenes y niños, convirtiéndose en la única forma de gobierno (no estado) que aplica justicia militar a menores, niños y niñas que sufren torturas; con los ojos vendados y desnudos son objeto de la violencia sionista, los someten a juicios sin garantías mínimas y en ocasiones en idiomas que no entienden.

Entrevista a Javier Delgado. La lucha contra Miguel Ángel Ramírez, un ejemplo de unidad obrera.

Este mes entrevistamos a Javier Delgado, camarada del PCPE y miembro de los CUO de Gran Canaria, para que nos explique qué significa, en el contexto de la lucha contra los abusos del empresario explotador Miguel Ángel Ramírez (MAR), el juicio en el que este cacique se enfrenta a 21 años de cárcel.

UYL: Buenos días, Javier. Antes que nada y para quien no conozca a este empresario, cuéntanos un poco quién es Miguel Ángel Ramírez.

JD: Buenos días. Bueno, brevemente explicar que Miguel Ángel Ramírez Alonso (MAR) es un empresario canario, muy conocido en las islas y también en el resto del estado español. En la actualidad afirma que su actividad más importante es ser el presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, un club de fútbol  histórico que acaba de ascender a la primera división. Se comenta que tiene también negocios en otros sectores como es la representación de jugadores de fútbol  de élite, que sigue en la seguridad privada y en la venta de coches, entre otros.

U.L: Javier, empecemos por el principio ¿Cuáles son los inicios de MAR?

J.D.: MAR se da a conocer públicamente desde principios del 2000. Es aupado por grandes empresarios como Ángel Luis Tadeo y políticos como José Manuel Soria (PP) por lo que en los años siguientes va creciendo en el ámbito de las islas.

He aquí un campo de batalla donde la disputa por el sentido cobra dimensiones estremecedoras. El 22 de diciembre de 1997, un grupo paramilitar identificado con toda claridad, asesinó a 45 personas pertenecientes a la organización civil pacifista “Las Abejas”. Nadie, que tenga vida, puede ser indiferente. Esto no es un “documental”, es un poema épico revolucionario en el que una voluntad, que se niega al olvido y la indiferencia, lucha con las armas de la dignidad más transparente. Es la palabra y el ejemplo de corazones llenos de razones humanistas, en pie de guerra contra lo macabro. La vida misma luchando contra los mercenarios de la muerte. A la vista de todos y todas. La memoria también es un campo de batalla.

En Acteal, el capitalismo dejó tatuadas todas sus canalladas criminales. No falta una sola. Y no contentos, los dueños del poder, con el despojo, la persecución, el hambre, la insalubridad y las humillaciones sin freno, completaron su perversión con una masacre. Un cuarto de siglo después los herederos de las víctimas resisten. Acteal, y todas las matanzas que ahí se perpetran diariamente, bajo mil disfraces, condensa la maldad criminal y en ella hay una interpelación histórica a quienes nada -o poco- han hecho para que no gane el silencio.

Por su voz habla la voz de la especie humana que reclama lo elemental, lo crucial y lo decisivo. Aunque eligieron los recursos del relato audiovisual, la disputa por el sentido que conlleva excede a sus herramientas y a las evidencias. No se trata sólo de mostrar la criminalidad histórica de las mafias que se adueñaron de la tierra y de la vida para mancillar la dignidad de los pueblos originarios, y de todo el proletariado, en todo el mundo. Lupita habla y lucha por la igualdad de todos y todas. Es inaceptable tomar distancia. Habla por la especie humana que reclama tierra, techo y trabajo, para todos y todas, en un mundo donde el poder económico, político, militar y mediático descargan su furia contra los más débiles, contra quienes sólo cuentan con su fuerza de trabajo para alimentar a su prole.

DECLARACIÓN DEL COMITÉ EJECUTIVO DEL PCPE

Tres episodios concurrieron un mismo día en distintos años: 11 DE SEPTIEMBRE. De uno de ellos (las Torres Gemelas), ocurrido en 2001, insoportablemente narrado por los medios del sistema, provoca una falsa justificación del terror imperialista que ha regado de sangre el planeta hasta provocar millones de víctimas entre muertos, desaparecidos, heridos, mutilados y refugiados.

El segundo (Diada Nacional de Cataluña), homenajea a las víctimas del terror borbónico que en 1714 impuso a sangre y fuego los Decretos de Nueva Planta sobre Cataluña, que sustenta hereditariamente el Régimen monárquico-burgués del 78.

El tercero (Golpe de Estado en Chile) es el proceso que, iniciado en 1970 con el triunfo de Allende en las elecciones presidenciales, culmina en el fatídico día de 1973, al cual Neruda tituló en un poema “Nixonicidio y alabanza de la Revolución chilena” para desnudar al que se significó como “frío y delirante genocida…, acumulador de los pecados de cuantos le precedieron en la alevosía” (sic), poniéndole nombre al asesino.

Schneider, Allende, Neruda, Víctor Jara, Orlando Letelier, nombres propios entre los perseguidos/as, asesinados/as, torturados/as, masacrados/as, violados/as, vejados/as, por las bestias pardas disciplinadamente criminales al servicio del imperialismo (“son nuestros bastardos” – Kissinger) que causaron, según cifras oficiales, más de 3.000 asesinados y desaparecidos, entre las 40.000 víctimas directas, incluido el rapto de bebés recién nacidos de las madres que daban a luz en las mazmorras clandestinas: Fueron ¡los monstruos “formados” en la Escuela de las Américas!

Es tiempo de debate, es tiempo de afrontar la lucha de clases en el terreno de las ideas; es tiempo de recordar los grandes éxitos que supuso para el proletariado mundial y el resto de las capas populares, el triunfo de la Revolución de Octubre, que, después de superar la intervención militar de las potencias capitalistas, logró consumar su victoria ¡con la proclamación el 22 de diciembre de 1922 de la UNIÓN DE REPÚBLICAS SOCIALISTAS SOVIÉTICAS!

La Editorial Unidad y Lucha se ha prestado para coordinar con otros partidos comunistas la publicación de un libro de carácter colectivo, y de manera soberana, nos encontramos con cinco contribuciones que ha conformado un cuerpo de análisis y de intercambio de valoraciones políticas acerca de este sublime aniversario.

Carolus Wimmer nos abre con un prólogo los artículos que firman el Partido Comunista Alemán (DKP) que, a través de su presidente Patrick Köbele, subtitula su artículo “Fundación y destrucción de la URSS, lucha de clases y lucha por la liberación nacional; por las clases y naciones prohibidas”; el Partido Comunista de la República Popular de Donetsk nos brinda su artículo de Stanislav Retinsky en torno a “La derrota del Socialismo en la URSS y el Partido como portador de la conciencia de clase”; prosigue el Partido Comunista (Italia) a través de su Secretario General Alberto Lombardo con su reflexión “Por el Centenario de la URSS”; es constante el Partido Comunista de Venezuela (PCV) en estas colaboraciones colectivas que en lo que se refiere a la presente, lo hace con Carolus Wimmer, miembro del Comité Central del PCV cuyo artículo se centra en “A cien años de la creación de la URSS, principales logros”; finalmente, el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) diserta a través del profesor universitario y militante del PCPE Gerhard Brückner sobre “Por qué conmemorar la fundación de la URSS”.

 

En enero de 1984, tras años de trabajo y esfuerzo de diferentes grupos por la Unidad Comunista, nacía el PCPE, un partido que rompía definitivamente con el Eurocomunismo y que se acogía al método leninista como forma de organización.

Nos llamaron “prosoviéticos” porque nunca renunciamos a las enseñanzas de la Revolución de Octubre y valoramos de forma firme y decidida el papel de la URSS y de todos los países que construyeron el Socialismo.

Pronto cumpliremos 40 años y cuando miramos atrás, lo hacemos con el orgullo de ser artífices de nuestra propia historia; una historia que hemos construido, paso a paso, junto a la clase obrera. 

Han sido 40 años de organización, de lucha política, de elaboración teórica, de relación y amistad con otros partidos comunistas; pero sobre todo, han sido 40 años de cercanía y compromiso con las masas.

En nuestro recorrido, hemos tenido que afrontar situaciones complejas pero con la fortaleza ideológica del PCPE, la solidez de sus principios y la convicción de toda la militancia de la necesidad del Partido como herramienta imprescindible para guiar y orientar a la clase obrera, hemos superado obstáculos y nos hemos hecho más fuertes.

Nuestro Partido no ha sido terreno favorable para trepas, arribistas, ni para quienes buscaron privilegios y ventajas. La militancia en el PCPE exige dedicación, disciplina, trabajo intenso y una alta moral. Y esa es nuestra actitud ante la vida, una vida que voluntariamente hemos dedicado a la causa más noble y más hermosa de la humanidad: la causa del Comunismo.

uyl_logo40a.png