He leído artículos y visto vídeos de análisis que son sumamente interesantes sobre la operación del imperialismo norteamericano en Ucrania desde la promoción del golpe de Estado de Poroshenko, y el apoyo al régimen de Kiev responsable del bombardeo de población civil en la región del Donbass y otras graves violaciones de derechos humanos como los asesinatos de los sindicalistas de Odesa quemados en la casa sindical, como en Estados Unidos y la Unión Europea se tapaban esos crímenes o directamente se vertían dudas sobre su autoría, cómo se asesoraba o mejor dicho dirigía a este régimen,  cómo una vez quemado el cartucho de Poroshenko se utiliza al recambio Volodomir Zelenski en la política de expansión de la OTAN hacia el Este, y muchas muestras de las intenciones de EEUU de conquistar esos espacios de influencia antes de Rusia, pero falta explicar el móvil económico que les hace caminar hacia otra gran guerra imperialista: LA NECESIDAD DE REPRODUCCIÓN AMPLIADA DEL CAPITAL, la dificultad de las potencias imperialistas de reproducir el valor de todo el capital sobreacumulado más un plusvalor sin conquistar mercados de materias primas, recursos naturales y mano de obra barata más allá de sus fronteras nacionales, disputándoselos a otras potencias.

Nos despertamos con la EPA y las fanfarrias mediáticas y ministeriales anunciando que, tras una Reforma Laboral “histórica”, llega una EPA “histórica” con más de 20.000.000 de personas trabajando y con 840.700 empleos más que el año anterior.

Todo maravilloso, en un escenario de leche y miel en el que flotan por doquier los € de los Fondos de Recuperación de la UE, que nos llevan directos a las puertas del Paraíso de la economía Verde, circular y tecnológicamente puntera, en la que, habiendo “emprendido” y poseyendo cada cual su propia startup, habrán desaparecido las diferencias sociales en un mundo caracterizado por las constantes oportunidades.

Se diría que es el sueño del nuevo capitalismo verde y tecnológico en el que –como siempre- siguen yendo del brazo conservadores, liberales y socialdemócratas varios. Pero la realidad es tozuda y, partiendo de datos distintos nos obliga a llegar a conclusiones diferentes:

El 12.7% de la población vive en situación de exclusión severa y un total de 11.000.000 de personas se considera que padecen algún grado de exclusión social.

A estas alturas, las bravuconadas del moderado Biden y sus perrillos falderos europeos no deberían cogernos por sorpresa. Pero parece que en su continua espiral de desatinos se superan cada día un poco más.

Desde los “mass mierda” nos bombardean continuamente, ora con Venezuela, Cuba, Siria, Libia, Irak, Hong Kong, Azerbaiyán, Ucrania; ora con el COVID, la crisis, la inflación; ora con el cambio climático, las nevadas, las filomenas y los filomenos (a mi pesar según Torrente Ballester).

Todo sea por mantenernos en vilo y que perdamos de vista que los salarios bajan relativamente, o sea, que pensiones y salarios pierden poder adquisitivo frente a los movimientos especulativos del capital; o que perdamos de vista las continuas agresiones que hace la OTAN.

A mediados de los 90, desaparecida la URSS, algún comentarista militar se preguntaba qué sentido tenía que siguiera existiendo la OTAN. Pobre hombre, o le aquejaba la ignorancia o la bisoñez más absoluta, ingenuo de tomo a lomo. La OTAN surgió antes que el Pacto de Varsovia, la OTAN fue, es y será un instrumento de agresión, una herramienta en manos del capital para imponer sus leyes en el mundo. Ojo, y que nadie piense que imponen justicia, ni siquiera su justicia o sus leyes, las que les favorecen a ellos. Y si no, vean qué sucede cuando en sus “elecciones democráticas” pierde su candidato.

 

[imagen obtenida de www.amnesty.org]

Si les dijera que hay un lugar del mundo en el que son encerradas desde hace veinte años personas sin juicio previo, en ocasiones sin ni tan siquiera acusación formal contra ellos, y posteriormente sometidas a horribles tormentos, entre los que se incluyen los horripilantes ahogamientos simulados, para finalmente preguntarles dónde se sitúa semejante antro de violación de los derechos humanos, es muy probable que comenzaran a enumerar ese listado de países malísimos que los medios occidentales se han encargado de introducir en sus cerebros. Sin embargo, se trata de Guantánamo, la base naval norteamericana en la que la legitimación del terror ha alcanzado la apoteosis entre la indolencia ciudadana, la cooperación política y la tibieza mediática. 

Veinte años de torturas y violaciones… 

El PCPE llama al conjunto de la clase obrera y sectores populares a organizarse y manifestarse por la derogación de todas las reformas laborales aprobadas por los gobiernos de la burguesía, ya sean éstos del PP o del PSOE-UP y que han supuesto un retroceso en las condiciones laborales y derechos de trabajadores y trabajadoras.

La ley laboral acordada en la Mesa de Diálogo Social entre el Gobierno (PSOE-UP), CC.OO, UGT y la Patronal mantiene la práctica totalidad de las medidas antiobreras aprobadas en anteriores leyes laborales, en absoluto, resuelve ninguno de los verdaderos problemas del mundo del trabajo en España: Desvalorización de la fuerza de trabajo, precariedad y paro.

No tiene ninguna legitimidad quien, como han hecho CCOO y UGT, no solo actúa sin contar con los afectados –los trabajadores y trabajadoras de este país-, sino que tampoco lo ha hecho con su propia afiliación. Pactan a nuestras espaldas con la patronal que nos explota y, junto al Gobierno, dicen que ese es el camino del progreso social

El concepto de Memoria Histórica en el estado español, como concepto humanista e ideológico que abarca el conjunto de acciones encaminadas a resarcir la dignidad y hacer justicia a las personas y colectivos que sufrieron una política de exterminio y de  muerte, represión y exilio, por motivos políticos, ideológicos, de género …. debe de servir como un instrumento para fortalecer la democracia, para luchar contra la impunidad del franquismo, condenar a los verdugos y aplicar jurídicamente la defensa de los derechos humanos para hacer realidad los principios innegociables de Verdad, Justicia y Reparación paras las víctimas del franquismo, siendo un elemento ideológico de construcción y vertebración de la sociedad.

El PCPE siempre ha estado al frente en la lucha por la recuperación de una Memoria Histórica Republicana y Antifascista, siempre vinculada a la lucha por una III República que rompa con la dominación capitalista y supere el estado borbónico, por la recuperación de la memoria de la clase obrera y de sus organizaciones que hicieron posible el inicio de un nuevo proyecto transformador en febrero de 1936, proyecto que fue truncado por un golpe de estado fascista.

El carácter lacayuno del Gobierno de coalición PSOE-UP presidido por Pedro Sánchez se evidencia a marchas forzadas con su voluntad de estar en la primera línea de la ofensiva criminal de la OTAN en el Este de Europa. El envío de la fragata “Blas de Lezo” demuestra que el gobierno se enmarca en peligrosas aventuras militares fuera de nuestras fronteras que superan con creces las decisiones más prudentes de otros socios atlantistas ante este conflicto.

No ha tenido bastante con la asignación a Madrid de la próxima Cumbre de la OTAN prevista para los días 28 y 29 de junio; necesita ser una pieza activa de la escalada bélica para justificar el aumento del gasto militar y, por consiguiente, su apuesta por la guerra.

La expresión “la realidad supera la ficción” se cumple, por desgracia. No hace falta ver en ello ningún misterio metafísico, sencillamente se deba a que las capacidades mentales que facilitan la imaginación humana suelen ir siempre por detrás de los acontecimientos, el verdadero problema es como el acontecimiento, la realidad, va adquiriendo a fuerza de superar a la ficción un tono cada vez más ficticio. Y pero todavía, y ahí su desgracia, no solo ocurre en cuanto al contenido, siendo las personas cada vez más personajes, también en cuanto a la forma, de manera que la realidad no puede compararse con un buen relato sino con una farsa tan grotesca como cruel.

En estas semanas nos topamos con un buen ejemplar de este drama real, el caso Garzón, o más exactamente el sintomático caso Garzón, un fenómeno poliédrico y contradictorio que recoge perfectamente la grotesca y absurda farsa en la que estamos instalados. Una vez más vemos como vuelve a usarse el término comunismo, no en el sustantivo que designa un programa político o una ideología, sino como un adjetivo que designa una cualidad, en este caso lo de lo maligno, porque acaso hay algo más maligno que aquello que deliberadamente ataca lo más sagrado, tradicional y a la vez libre como es la comida, las recetas de tu abuela, los ingredientes típicos de tu región, y sobre todo, cómo decides tú alimentar a tu familia, que es a fin de cuentas lo más importante de una sociedad, la familia. Pues bien eso es lo que los comunistas quieren arrebatar a la civilización, su enemistad con la libertad es tal que no solo quieren controlar lo que pensamos, hasta nos quieren obligar a todos a comer lo mismo, y la prueba más palpable de ello es Garzón.

El martes 18 de enero, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto que permitirá que el Estado pueda tomar el control de la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria) o como popularmente se la conoce “el banco malo”.

Con este Real Decreto se sientan las bases para que una vez más, se nacionalicen las pérdidas de la gran banca con el dinero de todas y de todos los trabajadores. Hablamos de 34.570,2 millones de euros, lo que supondrá un incremento del 117% al 120% de la deuda pública.

Esta sociedad, creada en el año 2012 para la gestión de los activos inmobiliarios tóxicos (es decir, inmuebles difíciles de vender) provenientes de los bancos y cajas de ahorro rescatadas por el estado, ha servido para que bancos como la Caixa, Sabadell, Banco Santander o Kutxabank hagan pública su deuda y para que unos cuantos fondos de inversión se hagan con las casas de miles de trabajadoras y trabajadores por un coste muy por debajo del mercado.

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021