Plantilla de la tienda ZARA en el centro comercial Gran Plaza 2, durmiendo
sobre cartones. (Fuente: Twitter/@Oprimide)

En 2019 todos los pasquines del capital se partían en elogios hacia el benefactor del país: Don Amancio le llamaban entonces. Había donado 309 millones de euros (entonces era el sexto hombre más rico del mundo) para sufragar la adquisición de equipos de radioterapia.

Bienvenida fuera, pero si pagara impuestos en este su país de su alma (perdón que me estoy riendo) igual no hacía falta tanto espectáculo.

Aquí podemos ver cómo explotando a los trabajadores de los países donde tienen menos derechos se puede hacer fortuna. No es nuevo, ya lo hicieron otros españoles en las américas, o los ingleses y franceses en sus colonias, o que decir de los belgas con aquel sátrapa llamado Leopoldo II que cortaba manos de niños, mujeres, hombres, ancianos para presionar la producción.

Ante las cifras de la pandemia el primer objetivo es la salud y la vida del pueblo

Declaración del III Pleno del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España.

Los datos más recientes del desarrollo de la pandemia expresan, de forma incuestionable, el absoluto fracaso del Gobierno de PSOE-UP. Su sometimiento político a los intereses del capital llevará a la muerte a decenas de miles de personas. Las fiestas han venido marcadas por una relajación en las medidas relativas a la actual pandemia de la Covid-19. Esta rebaja no se ha sustentado en criterios sanitarios, sino en criterios económicos, dentro de la falsa dicotomía entre economía y salud impuesta por la patronal. Esto supondrá graves dificultades para los maltrechos servicios sanitarios y directamente la muerte de decenas de miles de personas.

En mayo de 2008 un pequeño grupo de 27 profesoras y profesores de universidades públicas catalanas promovió el manifiesto “Per una universitat pública al servei de tota la societat: contra una campanya per desprestigiar-la i mercantilitzar-la” (https://repositori.wordpress.com/manifiesto/) con la intención declarada de confrontar la campaña de desprestigio que desde finales de 2007, coincidiendo con los primeros pasos legislativos para la implantación del llamado Plan Bolonia en el Estado español, se estaba desatando desde los medios de propaganda del capital contra la universidad pública y el trabajo desarrollado por sus plantillas. Al parecer, la universidad pública era un caos y debería ser dirigida por los Consejos Sociales, mayoritariamente formados por representantes de la patronal; sus planes de estudios solo “sobrecualificaban” a las y los estudiantes y no se adaptaban a las necesidades del mercado laboral; los precios de las matrículas debían aproximarse al coste real del servicio recibido, etc. El manifiesto no era una declaración revolucionaria, pero sí un nítido y honesto posicionamiento por parte de un puñado de profesionales de la docencia y la investigación en defensa de las funciones académicas y científicas de la Universidad, así como, por encima de todo, de su carácter de servicio público.

 

Entendemos que el discurso de un jefe de estado no está elaborado por él, sino por su gabinete, por muy preparao que esté el menda.

El mero hecho de hablar del preparao significa que el anterior no lo estaba, y pese a eso era el jefe del estado. Y esto porque el mal de raíz es la monarquía, un engendro fuera de época que no es elegido por nadie y que, para colmo, trata de dar lecciones de democracia. Como mínimo es surrealista.

Yendo al tema que nos ocupa, el discurso del monarca es demencial, no por el discurso en sí, sino por el hecho de que alguien a quien nadie eligió sea el jefe del estado. Y como él mismo dice: “ya en 2014 en mi proclamación”, porque los reyes no se eligen, se proclaman, o sea, que importa un bledo si toda la representación de la cámara (quienes son elegidos por el pueblo y que en democracia es de éste de quien viene todo el poder) son republicanos que él seguirá siendo el rey (¿a que te ha venido a la mente la ranchera?, pero sigo siendo el rey).

DECLARACIÓN DE URGENCIA DEL SG DEL PCPE ANTE LOS ACONTECIMIENTOS EN EL CAPITOLIO DE LOS EE.UU

Ante las impactantes imágenes de una multitud asaltando el Capitolio son multitud las preguntas a las que buscaremos respuesta en los próximos días, pero no son menos las conclusiones que evidencia la realidad de un acontecimiento histórico. Los hechos demuestran la sinrazón de la dominación económica, ideológica y militar ejercida durante décadas por las élites de la formación social más podrida y degenerada del mundo. El país que da este espectáculo y que, nunca olvidemos, es el único que hasta este momento ha lanzado bombas nucleares sobre población civil, es el mismo que sigue imponiendo bloqueos y se atreve a hablarle de democracia al mundo. ¿Qué pasaría si se diera una situación similar en Cuba o Venezuela? ¿Qué diría la Unión Europea? Habla quien más debe callar

Conocí a Alfredo Grimaldos Feito el 7 de junio de 1976 en la facultad de periodismo una tarde a la finalización de un examen de redacción periodística. Rápidamente congeniamos por compartir afinidades políticas y personales que el tiempo intensificó, esa tarde emprendimos una ronda de confidencias y bares, terminando la de la espuela en el mítico pub la Vaquería en la calle Libertad, fuimos los últimos clientes en abandonar el establecimiento. Esa misma madrugada los guerrilleros de Cristo Rey volaron el pub.

Hoy hablamos con María, joven trabajadora de 25 años, entrenadora de equipos de remo y estudiante de ingeniería química. Una mujer fuerte y combativa que lucha por construirse un futuro.

Cuando se decretó el Estado de Alarma y se inició el confinamiento domiciliario María se encontraba trabajando en el sector hostelero…”En el momento en el que se instauró el confinamiento domiciliario paré totalmente mi actividad laboral entrando en ERTE, sin cobrar siquiera los quince días del mes de marzo". Además, como estaba infracotizando (trabajaba más horas que las cotizadas) la prestación por ERTE se vio afectada, recibiendo una cantidad bastante inferior a lo que venía cobrando (que ya era bastante poco).

Con la gestión irresponsable y criminal de la crisis sanitaria de la Covid19, realizada por  el capitalismo y sus consejos de administración gobernantes, ha quedado patente que mantener la tasa de ganancia en el cada vez más irracional y destructivo ciclo de reproducción del capital es su única prioridad. Entramos así en un año donde todos los escenarios posibles dependerán de la lucha de clases.

Si a las pretensiones de la oligarquía, volcada  en incrementar la explotación, se le da  merecida y organizada respuesta, 2021 será recordado como el año en el que se le pararon los pies y el pueblo organizado dijo basta. Basta de precariedad, basta de recortes, basta de miseria, basta de explotación.

Desde las más diversas trincheras de lucha, levantemos una potente contraofensiva obrera y popular capaz de darle la vuelta a esta situación y lograr que, a partir de 2021,  sean los ricos los que paguen su crisis y pierdan todos  sus privilegios.

El caso más aberrante de «crimen organizado» a nivel mundial, se llama capitalismo. En sus más de tres siglos, organizó la destrucción del planeta, la depredación de la condición humana, pobreza, miseria y hambrunas. Foto: Tomada de El Periódico

Yo he preferido hablar de cosas imposibles porque de lo posible se sabe demasiado.

Silvio Rodríguez

Una y otra vez, Phil Connors se despierta en el mismo lugar, a la misma hora y en el mismo día. Es una metáfora fílmica (1993) traducida al español como «Día de la Marmota». Puede aplicarse, con algunos retoques, a la pesadilla ideológica burguesa, espesa y esclerotizada, en la que despertamos diariamente sin aparente cambio… ni escapatoria. Son los vestigios del «empiriocriticismo» que Lenin desmenuzó (1908), pero estirados por décadas para esconder las tensiones entre clases sociales; para ocultar el pensamiento emancipador y enjaular las mejores tesis maduradas en las luchas recientes. No es la Filosofía, como actividad productora de pensamiento crítico, lo que está en decadencia, son las ideas de la clase dominante. Funérea.