El asesinado presidente de Haití, Jovenel Moïse, se une a la trágica lista de magnicidios cometidos en América. En Haití, además, no se trata del primer magnicidio, ya que su historia como país independiente comienza con el asesinato de su primer presidente Dessalines y también podemos recordar al presidente Jean Vilbrun Guillaume Sam asesinado el 27 de julio de 1915 después de esconderse en la embajada francesa por una turba enfurecida.

Hagamos un poco de historia de esta nación de 11 millones de habitantes:

El 17 de diciembre de 1492 la nao Santa María descubre una isla a la que se la daría el nombre de La Española (la isla que hoy se divide entre la República de Haití y la República Dominicana), escenario de la primera fundación y establecimiento urbano español en el Nuevo Mundo: el Fuerte Navidad, de corta vida, pues mientras Colón se encontraba en España informando a los Reyes Católicos sobre su viaje estalló un alzamiento de los indios tainos esclavizados para el trabajo minero y agrícola. Para los indígenas el maltrato y las enfermedades traídas por los españoles produjeron un notable descenso de la población. Este sería el inicio de una exterminación silenciosa pero visible de los aborígenes, lo que implicó traer nueva mano de obra, autorizándose en 1498 la introducción de esclavos negros en América.

 

Las vueltas que da la política cuando desde la oposición se apoya al Gobierno en la aplicación de los mecanismos de represión herencia de un imperio colonizador y de una ristra de gobiernos militares que culminan en el franquismo. Es la doble moral que aplica el PSOE en el conflicto con Catalunya y su “Procés” independentista cuando apoya la represión del referéndum en Catalunya y la intervención de la administración catalana por el famoso artículo 155.

Pero casi cuatro años después de eso y posicionado en el Gobierno, es llamado a acordarse del respeto al derecho de autodeterminación de los pueblos propio de la ideología socialista. Irónica situación la del equilibrio que tiene que hacer el Presidente para no enfadar mucho a la rancia derecha española y poder responder a la UE por el hedor que desprende hace décadas el sistema judicial de esta falsa democracia que nos han hecho tragar por la vía del embudo.

EL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE) DENUNCIA LA NUEVA ESCALADA DE TENSIÓN DEL IMPERIALISMO CONTRA CUBA SOCIALISTA

El imperialismo recrudece sus ataques contra Cuba. Los asedios a representaciones oficiales del estado cubano en nuestro país que se vienen produciendo desde hace algún tiempo junto con una falaz difusión en los medios del sistema, facilitan las pruebas de una planificación orquestada para ser difundida en fechas cercanas al 26 de julio, la Fiesta Nacional de la Revolución Cubana.

El imperialismo no digiere sus derrotas, y la última la cosechó el pasado 23 de junio en la Asamblea General de la ONU, donde la resolución presentada contra el Bloqueo, obtuvo una votación aplastante.

Por ello y por su patológica enfermedad anticubana y anticomunista, lanza un nuevo ataque de su ya larga guerra contra Cuba que se inició a partir del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959.

 

 

Elsevier, Scopus y Web of Science son plataformas que archivan, gestionan, indizan y comercializan en la web contenido científico sobre Artes, Humanidades, Ciencias Sociales y Ciencias Exactas; y que tienen en sus inmensas bases de datos los óptimos materiales de investigación sobre cada tema.

Elsevier es la primera y más grande editorial científica del mundo con miles de millones de libros, revistas y obras de referencia icónicas. Scopus, propiedad de la anterior editorial, atesora información avalada por el gremio académico. Mientras Web of Science contiene millones de referencias, obras y registros reconocidos en la comunidad científica. Así podríamos seguir nombrando plataformas similares a las que se accede mediante suscripción de pago.

COMUNICADO DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE)

ANTE LA REPRESION DEL ESTADO ALEMAN AL PARTIDO COMUNISTA ALEMAN (DKP).

Soterradamente, paso a paso, con premeditación, nocturnidad y alevosía, el estado burgués, inmerso en una crisis del sistema capitalista incapaz de resolver por sus propias contradicciones, exprime su poderosa maquinaria de represión anticomunista.

Recuperando las medidas adoptadas en los años 30 que fomentaron el fascismo y el nazismo, hoy nos encontramos con el acuerdo del Comisionado Federal alemán de negar la participación del Partido Comunista Alemán (DKP) en las elecciones federales que se van a celebrar en el próximo mes de septiembre.

Empecemos por lo más básico: las empresas en ERTE se han ahorrado más de 30.000 millones en sueldos y cotizaciones A los 7.000 millones en cotizaciones a la Seguridad Social exoneradas se suman a los salarios por valor de 23.000 a los que están vinculadas, lo que equivale a una sexta parte de la factura laboral del sector privado, mientras los más de 6,6 millones de trabajadores afectados han ingresado 13.400 como prestaciones. Estos datos son los dados por el Ministerio de Trabajo e Inclusión.

El nivel de uso de los ERTE se generalizó hasta el punto de que algo más de la mitad de los trabajadores por cuenta ajena de empresas del sector privado, para la protección de los y las cuales fue diseñada la medida, han pasado por ellos.

A finales de junio de este año, la patronal le propone al Ministerio de Sanidad asumir un porcentaje de la lista de espera en cualquier servicio que se necesite. Para contextualizar esto, el año pasado las aseguradoras privadas tuvieron la mayor subida en los últimos 10 años, casi medio millón de personas más en España; empresas como DKV subieron un 20% su beneficio. Es un mensaje claro: entrar cada vez más en la sanidad pública hasta desplumarla.

Y es que durante 2020, CCAA como Cataluña han derivado a pacientes a la sanidad privada, Madrid contrató a empresas privadas para realizar el seguimiento de los contactos COVID o la Generalitat Valenciana recurrió al sector privado para la realización de pruebas diagnósticas de la COVID-19.

Foto de Carlos Tenor

El pasado domingo 13 de julio ocurrió un suceso horrible en el Puerto de Mazarrón, Murcia. Younes Bilal y sus amigos estaban en una cafetería del paseo marítimo, tras toda la tarde aguantando insultos y comentarios racistas Younes se acercó a la mesa de este hombre -el exmilitar Carlos Patricio B. M.- y le pidió que les respetase; ante esto el hombre se fue, volvió 40 minutos después pistola en mano y al grito “¡moro de mierda!” le propinó tres disparos al joven causándole la muerte. Younes era un hombre de 37 años que se ganaba la vida de pintor y vivía felizmente con su mujer y sus tres hijos. Este asesinato racista ha escandalizado y sorprendido a la mayoría de la población, pero no debería sorprendernos debido a que a pesar de que la Región de Murcia es la tercera comunidad con más población extranjera según datos del INE (2019) no dejan de sucederse situaciones de abuso que reflejan la actitud racista y el desprecio de parte de la sociedad murciana con esta población, una actitud amparada y justificada por parte de los partidos políticos burgueses que vertebran su acción política en un discurso de odio racista, machista y lgtbifóbico. Ante la situación de crisis en la que se ve envuelto el sistema capitalista este se vale de los discursos más reaccionarios perpetrados por la extrema derecha y los partidos con tendencias fascistas que se sientan en la Asamblea Regional.