Una imagen de Kerala

Lunes diecinueve de julio. En torno a las tres y media de la tarde me dirijo caminando tranquilamente a Nytorv, el corazón de la cuarta ciudad más grande de Dinamarca: Aalborg. Es un agradable día soleado, y la calle, cosa inusual, está repleta de gente. Ya en Nytorv, espero pacientemente a Alan Davis, quien llega, en su bicicleta de ciudad, unos minutos tarde a nuestro encuentro. En un primer instante, apenas lo reconozco, pues hacía tiempo que no lo veía y su aspecto había cambiado. Alan Davis, al que conocí en clases de danés, es un hombre joven oriundo del Estado de Kerala, en el suroeste de la India. De hecho, el motivo de nuestra cita es aprovechar el privilegio que tengo de conocer a alguien procedente de dicho Estado para charlar con él acerca del mismo. Y, bueno, ¿qué tiene de especial Kerala?

Eran los inicios de la década de los 80 del siglo pasado y en nuestro país, desde diciembre de 1979, una parte sustancial del frontal debate entre el eurocomunismo y el comunismo, entre el revisionismo y el marxismo-leninismo, se libraba con el gentilicio afgano convertido en sustantivo. La militancia comunista de las diversas organizaciones que posteriormente nos unimos en el PCPE - fundamentalmente en el frente sindical (CC.OO)- fuimos denominados como Afganos. ¿Por qué, qué razón había para que los sectores defensores de los pactos sociales y la pérdida progresiva del carácter sociopolítico del sindicato, llamasen a sus opositores en el sindicato Afganos? El Internacionalismo también estaba en el paquete de los principios a abandonar y cualquier posición solidaria con la Unión Soviética o alguno de los países que defendían su independencia construyendo un modelo social de progreso enfrentando las políticas neocoloniales del imperialismo, era combatida con saña por quienes, en la mayoría de los casos, no eran conscientes de la gravedad de su posición colaboradora y el alcance de su traición. La ruptura progresiva de relaciones y vínculos con la FSM, iba acompañada de un compromiso progresivo con las instituciones más avanzadas del capitalismo internacional y un apoyo a todas sus políticas se diesen donde se diesen; aunque fuera en Afganistan y una buena parte de ellos no supiera ponerlo en el mapa hasta que los Telediarios se preocuparon de enseñarnos las fronteras de un país milenario devastado por el colonialismo inglés y la posterior agresión norteamericana y saudí contra el intento de modernización y progreso social iniciado en diciembre de 1978 por el Partido Democrático del Pueblo.

A raíz de unos papeles de Wikileaks hemos podido saber los nombres de los financiadores de Vox, creo que falta el dinero iraní del exilio (Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán), pero con lo que han puesto hay para rascarse la cabeza y pensar.

De entre este marasmo de financiadores del nuevo fascismo ultraneoliberal destaca la Iglesia Católica de forma indirecta (a través de las Fundaciones Hazte Oír y Citizen Go (versión internacional de Hazte Oír). Hazte Oír fue fundada en 2001 por Ignacio Arsuaga Rato (sobrino tercero de Rodrigo Rato y amigo íntimo del líder de Vox, Santiago Abascal). Los donantes de Hazte Oír (la base inicial de Vox) financian igualmente y directamente a Vox, y entre ellos hay quienes destacan: Grupo Eulen, Esther Koplowitz (FCC), Juan Miguel Villar-Mir (exministro y dueño de OHL) y el presidente de El Corte Inglés.

París, 1900. Por primera vez en la historia a las mujeres se les permitía participar en los Juegos Olímpicos. Eso sí, en los deportes catalogados “femeninos” y bien tapaditas, no fuese a ser que distrajeran a algún hombretón que pasara por ahí. Hoy, 121 años más tarde, las mujeres cada vez estamos más presentes en el deporte de élite, profesional o aficionado, batiendo récords y demostrando que las mujeres somos imparables.

Y es que hemos podido ver en estos inéditos juegos olímpicos que han transcurrido en Tokio este año, marcados por la terrible pandemia que nos asola, que las deportistas han subido a lo más alto. Que son un ejemplo de fuerza física y mental, de empatía, de sacrificio y demuestra que impedir a una mujer hacer cualquier cosa por el hecho de ser mujer, no es sino un sacrilegio para nosotras mismas y para la humanidad en general, que se perdería la grandiosidad de nuestras aportaciones.

 

Aunque Franco murió en la cama, la flebitis que le llevó al averno infinito le devino a éste por su impotencia para frenar la descomposición de su régimen, ante el empuje del movimiento obrero y popular organizado, aunque el dictador, en sus últimos estertores, lo hiciera matando. Las fuerzas progresistas de este país estaban preparadas para el salto a la “democracia participativa”.

Pero los jefes más destacados de la militancia obrera y popular, traicionando a ésta, se aliaron con la gran burguesía, coadyuvando a la transición engañosa de la dictadura militar por la dictadura del capital liberal, acomodándose al viejo régimen de la monarquía de los borbones. A eso le llamaron, con pompas, “transición de la dictadura a la democracia”, y mucha gente se lo creyó.

A partir de ahí todo fue coser y cantar: los torturadores glorificados con honores de Estado y las fuerzas policiales represivas, y los ejércitos enemigos del pueblo republicano, puestos como garantes del orden constitucional de 1978, a la medida de la dictadura del capital.

 

A diferencia de otros mandados a la mierda, éste no milita en la derechona postfranquista mas rancia, más bien es un nuevo hombre que se encarama a la democracia de la mano de UCD y posteriormente del Partido Reformista Democrático que obtuvo 0 escaños en las elecciones de 1986. Vamos, que es la misma derechona pero con más luces, de hecho, es ingeniero de caminos, canales y puertos.

Y hasta aquí todo lo bueno que se podía decir del personaje.

El Floren, en sus escarceos políticos, acaba siendo (entre otros cargos) director general de infraestructuras y después se pasó al sector privado. Este camino ha sido recorrido cientos de veces por los politicuchos españoleros. Pero entonces no había ley de incompatibilidades, por lo que il capo, era uno de los mayores accionistas de construcciones Padrós, S.A., que a la postre es el germen de la actual ACS.

 

RESOLUCIÓN DEL V PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA (PCPE) EN SOLIDARIDAD CON LA REVOLUCIÓN CUBANA.

El V Pleno del Comité Central del PCPE, celebrado los días 31 de julio y 1 de agosto de 2021, emite la siguiente resolución de solidaridad con la República de Cuba, el Partido Comunista de Cuba, y el Primer Secretario del PCC y presidente del país, Miguel Mario Díaz-Canel Bermúdez.

La Revolución cubana, consolidándose paso a paso sobre la base de la construcción del socialismo desde el triunfal 1 de enero de 1959, es un referente para todos los partidos comunistas y organizaciones revolucionarias que luchan por la conquista del Poder por la clase obrera.

Cuba se muestra al mundo como adalid de los valores que el ser humano necesita destacar en la aguda situación de la lucha de clases. La solidaridad internacionalista, la lucha por la Paz, contra las injusticias, contra la explotación, contra el patriarcado, contra el racismo, contra la homofobia, contra la guerra imperialista, por los derechos de los trabajadores y trabajadoras, por el desarrollo de los derechos sociales.

Creador: SIphotography ; título de la foto: "mujer con confianza"

Al acceder a cualquier plataforma de pago, el algoritmo te señala sugerencias de series o películas que mezclan tus gustos, en función de lo que ya has visto, y productos que la compañía quiere promocionar para que vean el mayor número posible de personas, en mi “selección personal” priman las protagonizadas por mujeres, muchas de cine negro y series detectivescas sobre crímenes oscuros y debo confesar alguna telenovela de origen poco convencional, no estoy hablando de las serie turcas tan de moda.

Valorando positivamente que hayan aumentado las producciones de temas e historias de mujeres, aunque aún representan un escaso porcentaje de la producción, reiteradamente sufrimos la frustración de ver como se reproducen estereotipos de género en el perfil de las protagonistas, así como de sus personajes y el desarrollo de las historias. Tanto guión como dirección están acaparados casi exclusivamente por hombres, en torno al 80%, que crean tramas llenas de cultura patriarcal y que en momentos significativos rozan la misoginia.

Capitalismo es el único sistema posible de democracia y libertad para los empresarios especuladores y basura de todo tipo, para quienes las leyes burguesas les amparan y les permiten en este sistema criminal aprovecharse de los más desfavorecidos de la sociedad, explotarnos y oprimirnos como simples máquinas de producir dinero, aprovechándose de las necesidades que la clase obrera tiene para poder sobrevivir. Esta es la realidad en la que trabajadoras y trabajadores nos encontramos en nuestro día a día, en el que la sanidad, la educación se va privatizando cada día más y donde la alimentación, los productos básicos, la luz, el agua, los transportes son cada día más caros y donde los salarios son cada vez más baratos y, claro, como supuestamente no hay trabajo para todas y todos, tienes que aceptar las miserables condiciones laborales y salariales en las que nos hacen trabajar. Cientos de trabajadores y trabajadoras mueren cada año en sus puestos, pero son datos que no salen en los medios burgueses de desinformación porque a los Gobiernos de la burguesía y los terroristas de la patronal no les interesa que se sepa.