DESTACADO

A muchos de nosotros ya ni siquiera nos sorprende el hecho de hablar de que las empresas buscan obtener el máximo beneficio a costa de los trabajadores y el resto de sectores populares. Un ejemplo claro y que muchas veces se pone es el de la industria farmacéutica, que encara sus líneas de investigación no a la curación de enfermedades si no que cronifican los tratamientos mediante el alivio de los síntomas para alargar sus beneficios de forma indefinida. En el artículo de hoy vamos a hablar de cómo otro sector de la oligarquía, en este caso la industria alimentaria no tiene escrúpulos en sacar beneficios a costa de enfermedades de la población. El ejemplo paradigmático en estos casos es la enfermedad celíaca.

Mucha gente joven decide tener una mascota. Si nos paramos a pensar primero antes de escoger al animal tenemos que tener en cuenta diferentes factores como el tiempo que podemos dedicar a nuestra futura mascota, cómo compaginar nuestros horarios de trabajo y también habrá que tener en cuenta el tipo y tamaño de perro que vamos a escoger ya que de ello dependerá el coste en alimentación y vacunas. Tendremos que tener en cuenta que pueden surgir problemas en cuanto a enfermedades puntuales, crónicas, genéticas y problemas derivados de la edad, suponiendo un gasto importante para nuestro bolsillo.

Desde hace unos años desde diferentes corrientes ideológicas y desde diferentes agrupaciones políticas se afirma que la clase obrera es algo del pasado, que ahora lo que prima en la sociedad son los ciudadanos y que, de entre los ciudadanos, existen aquellos que reciben un salario precario por su trabajo, acuñando para estos últimos, el término “precariado”. Pero ¿existe el “precariado”?, ¿existe la ciudadanía?

El PCPE y los CJC muestran su apoyo y solidaridad con la huelga indefinida que mantienen las y los trabajadores de la limpieza de las estaciones de Adif, en Andalucía.

La UTE Estaciones del Sur, empresa adjudicataria del servicio de limpieza en algunas de las estaciones más importantes de Adif en Andalucía, Córdoba, Málaga, Lebrija (Sevilla), Cádiz y Almería, en una demostración más de la lógica económica capitalista, aplica su criminal receta compuesta de despidos y recortes de los ya de por sí míseros salarios, situando a miles de trabajadores en condiciones de semi esclavitud y llevando a cientos de familias a situaciones de paro e indigencia.

 

Los rankings son listados que se elaboran cada año desde diversas organizaciones, tanto públicas como del sector privado, a nivel nacional e internacional, ordenando las diferentes universidades tanto de la pública como de pago. (Fundación BBVA, CSIC, IVIE, ARWU)

Tal y como puso de manifiesto la cumbre del Consejo Europeo celebrada el pasado mes de diciembre dedicada a la Política Común de Seguridad y Defensa (PCSD), el proyecto imperialista europeo es preso hoy de agudas contradicciones en su seno. Tanto es así que cuestiones de una relevancia superlativa para la convergencia de los Estados Miembros de la Unión Europea, tales como el fortalecimiento de la Base Industrial de Defensa Europea o la obtención de una fuerza militar conjunta y permanente, han encontrado escollos infranqueables que han impedido, al menos temporalmente, reclamar y defender de forma mas activa los intereses de los monopolios europeos más allá de las fronteras de la UE a través de sus propios instrumentos institucionales.

Profundizando en la atomización y fraccionamiento del movimiento obrero y sindical del estado español, que ha sido una de las causas principales de su bancarrota, (y en el abandono de la línea clasista que ha sido la otra causa principal), la nueva organización sindical impulsada por Podemos quedó inscrita en el Registro de organizaciones sindicales el pasado 31 de octubre bajo el nombre "Somos Sindicalistas".

Bajo la apariencia de incentivar la contratación en España se da otro golpe de gracia al sistema público de protección social.