Durante el pasado mes de julio los trabajadores de la empresa privada Ascán-Geaser, adjudicataria de la limpieza de Santander, convocaron diversas movilizaciones y huelga a partir del 19 de julio, fecha en que comenzaba la Semana Grande de fiestas.

Si hay un sector de la economía nacional gallega singularmente estratégico y que constituye un verdadero eje articulador en el movimiento obrero, ese es el sector naval. Sus polos son, históricamente, Vigo y Ferrol. Diferenciados en cuanto a su especialización, fabricación de pesqueros, cargueros y otros buques en el caso de Vigo, monoproducción naval militar en el caso de Ferrol, también su origen y desarrollo fue distinto.

Ya son más de 110 días los que llevan encerrados los trabajadores del Puerto de Málaga, con el apoyo de UGT, USO y SAT, en defensa de 3 compañeros a los que la Autoridad Portuaria se niega a renovar sus contratos.

La mayor parte de los principales derechos, tales como el derecho a la huelga o a la negociación colectiva, fueron conquistados tras décadas de lucha obrera, colectiva y organizada, basándose en la lucha y el sindicalismo de la clase trabajadora.

Todo el meollo de la acción práctica que demanda el leninismo es la dictadura proletaria; estando los problemas tácticos y organizativos reabsorbidos en la orientación y preparación hacia ese objetivo.