Ecosistema de cardonal-tabaibal destrozado por la empresa especuladora para seguir desarrollando el modelo de masificación turística..

Desde hace casi dos meses se viene librando una dura batalla por parte del pueblo canario contra los intentos de la patronal y sus gobiernos locales de seguir destruyendo el territorio (bien escaso y limitado por las características insulares) a costa de la especulación y ganancia de unos pocos. Lucha que ya ha sido analizada desde nuestro órgano de prensa UyL1, y que se viene organizando desde la Acampada Cuna del Alma en el municipio de Adeje.

Recientemente, desde la Redacción de UyL pudimos visitar la acampada y conocer cómo se está desarrollando la organización de esta lucha, en qué fase se encuentra el conflicto, las dificultades que los y las compañeras acampadas están encontrando y la complicidad que existe entre la empresa Cuna del Alma y la gestión de los representantes políticos a nivel local (Ayuntamiento de Adeje), insular (Cabildo de Tenerife) e insular (Gobierno de Canarias), a pesar del enorme daño ambiental y la destrucción de un territorio de alto valor que se está realizando.

 

Las obras están bastante avanzadas en algunos lugares (como puede verse en las fotos) y de momento la acampada consigue ralentizar los enormes daños, paralizando determinadas zonas de obra, mientras siguen con la denuncia de este nuevo megaproyecto en varios frentes y la difusión del conflicto.

Difundimos el vídeo que pudimos grabar desde la acampada con las declaraciones de uno de los compañeros que forma parte de esta lucha, instando a que el pueblo canario tome parte activa en el conflicto y se amplíe el apoyo y colaboración con esta lucha tan importante hoy, y que forma parte de un legado contra tantos megaproyectos depredadores del territorio que se han intentado implantar en Canarias, para beneficio y especulación de caciques y empresarios.

Desde Unidad y Lucha llevamos analizando largo tiempo la situación de grave crisis estructural que lleva al capitalismo a destruir todas sus fuentes de riqueza, no solo la fuerza de trabajo, degradándola y sobreexplotando cada vez más y liquidando los servicios públicos, sino la destrucción del planeta y sus ecosistemas, para seguir manteniendo su tasa de ganancia, con la colaboración de los distintos gobiernos, ya sean liberales o socialdemócratas.
Consideramos necesaria la organización de la clase trabajadora y los sectores populares al margen de las instituciones, para derribar este sistema y su brutal dictadura, para construir una sociedad al servicio de la mayoría social a través de la organización y uso racional, solidario y democrático de los recursos naturales y los valores de uso que producimos. La Acampada Cuna del Alma es ejemplo de ello.

Redacción UyL


(1) Cuna del Alma, el ejemplo de una lucha que se convierte en necesaria e imprescindible