La canción de Pepe Suero de 1978 no pierde vigencia.

Las elecciones al Parlamento Andaluz del próximo 19 de junio son una buena prueba de ello.

Hay que recordar que en las anteriores, destacó la presencia de Vox, ante lo cual, los “ultra izquierdistas” de otras zonas del país, llegaron incluso a insultar a los andaluces, tildándolos de catetos... no sabían lo que les venía encima y cómo el capital juega sus cartas en las elecciones burguesas. Así, los andaluces, pasaron de ser los “catetos” que habían votado a Vox, al termómetro que midió con anticipación lo que ocurriría en el resto del país.

Pero en estas nuevas elecciones, agotado el efecto sorpresa de Vox, el capital se ha sacado de la chistera (chisteria, si se me permite conjugar la palabra chiste con la palabra histeria) coaliciones de todos tipos y colores.

PP y PSOE serán los beneficiados, como siempre, de la ley D'Hont y del fraccionamiento del voto “de izquierdas”. Ciudadanos, encabezados por el camaleónico Juan Marín, va camino de su desaparición, como antes lo fue UpyD, el PA y tantos otros.

Vox, aparece con más populismo que nunca y aportando a un ser maleducado, chillón, fascista hasta los huesos... no, no estoy hablando de la defenestrada ¨psoera¨ Susana Díaz, sino de Macarena Olona, que igual, busca el voto femenino de la Andalucía rural...Como diría el católico Juan Marín, sabe Dios.

Lo más triste, son los ¨asaltacielos¨, rotos por aquí y por allá, se descomponen como buenos troskos en una miríada de partidos y coaliciones, ahora sí, ahora no, ahora te apoyo, ahora te repudio.

Teresa Rodríguez, la trosko número 1, encabeza la coalición Adelante Andalucía-Andalucistas, donde hasta incluyen un partido que se llama Primavera Andaluza, cuyo nombre, sólo a la vista de lo ocurrido en los países árabes, da miedo. Como todos los partidos de la coalición se definen de izquierdas y están contra el capitalismo malo, y por supuesto, son feministas, ecologistas, antiautoritarios y participativos... más de lo mismo, pero con el añadido de andaluces. Ni siquiera se denominan republicanos, por lo que, a lo mejor, nombran un rey andaluz.

No va mejor con otros partidos como Defender Andalucía, cuya propuesta dentro de la coalición añade el carácter municipalista.

Los otros ¨asaltacielos¨, los que lo hacen con perritos de peluche, incluye a IU, Podemos (aunque como apoyo), Equo y Más País (sí señores, el mismitico que se da morritos con la Carmena). En otro batiburrillo de ideas “izquierdistas” y de capitalismo bueno.

No merecen más atención salvo que dan mucho asco. Ninguna de las candidaturas cita a la clase obrera, ninguna habla de sistema económico socialista, sólo alguna, y de pasada, habla de antiimperialismo, que ya puestos, debería ser eje central de la campaña, dado que la base naval de Rota está en Andalucía (a menos que hayan cambiado la geografía y sea un territorio independiente fruto de otra primavera andaluza).

Otras candidaturas como el PACMA o Recortes Cero (ojo que aquí están los de Unificación Comunista, que lo mismo pedían el voto para UpyD que para Ciudadanos), o Andalucía Xsi (AxSí) o la Coalición Republicana Socialista por Andalucía, o los denostados centristas de centro que conforman Conecta Andalucía, vienen a aportar una nota de diversidad que demuestra la lucha del capital por hacer desaparecer la idea de lucha de clases, metiendo a todos los andaluces (ojo, que pronto serán el resto) en un saco de ideas inconexas y de luchas parciales.

El dato más relevante, la descomposición del sistema, lo ponen la irrupción de partidos de carácter provincial, unos pidiendo más inversiones para su provincia, en la lucha contra el centralismo sevillano; otros reclamando autonomía propia de su provincia fuera de Andalucía.

Los sondeos, hechos por ellos y para ellos, muestran una subida del PP que necesitaría a Vox para gobernar, o, a lo mejor, ante el peligro de Putin, se produce el “ansiado gobierno de concentración nacional entre PP y PSOE”, a los que ya solo los diferencian las siglas. Un gobierno que podría repetirse en las generales ante “la necesidad perentoria de los problemas del país”, y es que Pedrito, la mascota, está a la derecha de Macron, por poner un ejemplo, y más cerca de Zelensky. Vamos que las andaluzas van a ser, de nuevo, el barómetro de las próximas generales.

Sólo hay un partido cuyo lema es la defensa de la clase obrera y la consecución de una república socialista de carácter confederal, donde Andalucía tendría el estatus de nación obrera y socialista integrada en la República. A ese partido tiene que ir el voto útil de la clase obrera andaluza: PCPA-PCPE. ¡Tu lucha decide!

Juan Luis Corbacho

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021