Hace unos días CC. OO y UGT han presentado en público el nuevo convenio sectorial de la construcción firmado desde las alturas con la CNC, patronal del sector.

Llama especialmente la atención que en la declaración pública estas dos organizaciones sindicales, celebren a bombo y platillo la paz social, confraternidad con el explotador. 

Declaran: Esta larga tradición negociadora de los Agentes Sociales del Sector ha proporcionado una paz social que ha superado, en los últimos años, crisis tan notables como la económica de 2008 y la derivada de la COVID-19 en 2020.

Lo que se manifiesta en esta declaración, es el hecho irrefutable de que las dirigencias de estos sindicatos desde hace ya largo tiempo dieron las espaldas y abandonaron el sindicalismo de clase para asentarse en un modelo sindical que ejerce de agente intermediario y comercial, desde donde una aristocracia bien remunerada, firma y pacta con el patrón sin haber debatido en las bases a que acuerdo llegar. Estas dirigencias se enorgullecen de haber contribuido con sus políticas a mantener una paz social que como resultado ha tenido el enriquecimiento de la patronal explotadora.

Lo que estos denominan superar crisis, nosotros llamamos destrucción de fuerzas productivas, paro y miseria para millones de obreras y obreros; podemos ver con claridad, en las estadísticas publicadas por el INE, hasta donde llega la hipocresía de estos vendidos al servicio del patrón, en el año 2008 la tasa de paro en la construcción se situó en el 15 % , Canarias y Andalucía superan el 32 % , para comprender más acertadamente por lo que estos señores se felicitan veamos, en 2008- T1 hay 2.679.000 empleados, en 2014-T1 942.000 y en 2022-T 1.316.300, la destrucción de empleo en el sector ha sido una constante de la que no se ha recuperado, pero para estos aristócratas la vida de millones de obreras y obreros solo son cifras de resultados de la patronal.

Y en una traición más, estos empleados del capital vuelven a presentar lo que es una pérdida de derechos del proletariado, como un elemento de avance económico y social para la clase trabajadora. Hablamos, de que, en este Convenio, se acuerda con la CNC la aplicación de uno de los artículos de la ley laboral consensuada por estos, patronal y gobierno y aprobada en 2021, artículos que hace referencia a la aplicación de los Planes de Pensiones Colectivos, con la puesta en vigor de estos en el sector, que como vemos emplea aproximadamente 1.300.000 trabajadores con un salario medio de 22.800 € la Seguridad Social dejará de recaudar en los próximos tres años mínimo 269 millones de € y la Hacienda Pública más de 14 millones de €, cantidades que quedan en las cuentas de la patronal, se calcula que los agentes aseguradores de intermediación se embolsaran por comisiones más 13 millones de €. Tengamos en cuenta que, a menor base de cotización en nómina menor cuantía en la paga de jubilación.

De las cantidades depositadas en estos Planes, a los trabajadores no se les garantiza que puedan recuperar lo prometido ya que estas cantidades serán depositadas por las aseguradoras en planes de fondos que no tienen garantizadas las rentabilidades.

Este convenio sectorial guarda en su seno algunas que otras joyas producto de la paz entre clases de la que esta aristocracia presume y celebra. Cuando el IPC roza el 10 % y no se prevé que en los próximos años esté por debajo de un 5 %, estos han pactado un incremento salarial del 4 % para el año 2022, 3 % para el año 2023, y 3 % para el año 2024, de los que, cuando se formalice el indicado Plan de Pensiones, una parte se destinaría a aportaciones al Plan de Pensiones que se promueva. Incrementos que como podemos ver no irán a la cuenta de los trabajadores ya que parte del incremento salarial se destinará a los planes de pensiones colectivos, ¿los gestionarán CC. OO. y UGT? Pingües beneficios, para una aristocracia vende obreros.

Que ellos sigan celebrando su maldito pacto social, paz entre clases.

El conjunto de la clase obrera debe liberarse de esta losa que la sentencia al paro y la miseria, debe volver a la independencia de clase desde la que recuperar sus organizaciones sindicales y populares con las que hacer frente a la voracidad del capital. Con estas dirigencias sindicales no hay futuro más allá de la miseria del pueblo trabajador. Es urgente que la clase obrera recupere su independencia y capacidad de auto dirigirse alejada de malditas tutelas de quienes solo trabajan en su propio beneficio.

Juan J Sánchez López

Responsable de MOS del CC del PCPE

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021