El apoyo de Franco al nazismo en la segunda guerra mundial supuso el aislamiento del régimen franquista por parte de los aliados.

Esta situación no fue muy prolongada, la situación geoestratégica de la península y las islas Canarias con respecto a los países del Bloque Socialista y a África era contemplado por el gobierno de EEUU desde la perspectiva favorable para la intervención militar en estas zonas, tan sólo 4 años después de finalizada la segunda guerra mundial, el régimen de Franco recibía el primer crédito concedido por un banco estadounidense con la aprobación del gobierno de EEUU.

El 23 de Septiembre de 1953 se firmaron los Pactos de Madrid entre España y EEUU. Es el inicio de los acuerdos militares y la cesión de la soberanía de España permitiendo que el gobierno de EEUU instalase bases militares en territorio español. Estos acuerdos tuvieron su repercusión política en el ámbito internacional, a partir de entonces EEUU se opondría con éxito en la ONU a la condena del régimen de Franco, blanqueando los crímenes del fascismo y apoyando una dictadura que asesinó y torturó al pueblo durante 40 años.

La bases militares de EEUU deberían estar bajo la soberanía conjunta de España y EEUU, pero este era el protocolo oficial, existía un protocolo secreto, que se ha conocido años después de la firma, en el cual EEUU podía decidir unilateralmente cuando y cómo utilizar las bases, sin estar obligado a dar cuenta al gobierno español.

En el protocolo oficial no se permitía el almacenamiento de armas nucleares en territorio español, EEUU almacenó armamento nuclear en la base de Torrejón y submarinos nucleares en Rota (estos últimos nunca han abandonado nuestras aguas territoriales).

Comienza la construcción y abastecimiento de las bases militares : Rota, Morón San Pablo, Torrejón de Ardoz, Zaragoza y dos arsenales y depósitos de combustible en los puertos de Ferrol y Cartagena.

La autoridad de las bases en todo el territorio español toma cada vez más consistencia, un ejemplo es la construcción del oleoducto que une Zaragoza con Rota y que tiene los depósitos en Arahal, cerca de Sevilla, con capacidad para ochenta mil barriles. Esta construcción fue diseñada por EEUU y está destinada a cubrir las necesidades de combustible de las instalaciones militares.

La base de Morón se complementa con la base de Rota, destinadas a dotar de capacidad de intervención militar en el área del Mediterráneo y Asia Central, cómo ocurrió en los bombardeos sobre Irak. Las dos bases (Rota y Morón) constituyen la columna vertebral de la intervención militar de EEUU en Europa y tiene funciones de intervención directa, teniendo destacado de forma permanente cuatro destructores dotados para la lucha antimisiles.

El compromiso de la monarquía con EEUU, aseguraba la continuidad en la política intervencionista en nuestro país.

En el año 2013, cuando se cumplieron 60 años de la firma de acuerdos militares, se dispuso continuar el desarrollo de las actuaciones conjuntas dirigidas a facilitar la cooperación en materia de armamento, intercambio de información, etc., en el que EEUU puede hacer uso libremente de instalaciones militares, territorio, mar territorial y espacio aéreo en apoyo de los planes de la OTAN.

Se fortalecieron las directrices de EEUU. Promoviendo la utilización de doctrinas y directivas de la OTAN cómo base de referencia para ejercicios y operaciones militares.

Para completar el sometimiento, incluso fuera del contexto militar el ejército invasor de los EEUU tiene un tratamiento especial en la sociedad:

-Persona, incluidos los miembros jubilados de las Fuerzas de EEUU residentes en España y sus familias, tienen acceso a zonas residenciales, sociales y recreativas.

-Esas mismas personas poseedores de un permiso de conducir estadounidense, recibirán permisos de conducir españoles de forma gratuita.

-Tampoco tributaran en España por la propiedad, posesión, uso o transmisión entre ellos, sobre bienes inmuebles adquiridos para su uso personal.

El acuerdo de cooperación militar se prorrogará de forma automática, con ello la intervención en nuestra soberanía también se validan automáticamente.

Es hora de exigir al gobierno de Sánchez que no renueve el sometimiento de nuestros pueblos, de luchar por la paz.

Teresa Pantoja



  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021