Llegado ya el deseado momento en el que todo apunta a un cese progresivo de las acciones militares en Ucrania, es necesario hacer una valoración de lo que han supuesto estas 5 semanas de guerra abierta entre Rusia y las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk por una parte y Ucrania por otra, con todos los apoyos de EE.UU, UE y la OTAN.

Previo a cualquier consideración, lo primero con lo que reafirmamos todo nuestro análisis es que esta guerra y todas las guerras que asolan el mundo son consecuencia de la crisis estructural del capitalismo y no al revés como se sitúa desde los medios de propaganda del sistema.

Igualmente cabe destacar que todas las dinámicas desmovilizadoras que señalamos al inicio, quedan supeditadas al fracaso de las provocaciones crecientes que impone la OTAN y el gobierno títere de Ucrania. Desde el ofrecimiento de Polonia a albergar armamento nuclear al uso de falsos positivos para acusar a Rusia de crímenes contra la Humanidad, para la OTAN todo vale para generalizar la guerra.

  1. La guerra es una tragedia humanitaria en la que las víctimas civiles son su máxima expresión. Al margen de este hecho absolutamente fundamental y prioritario a cualquier otra consideración, es imprescindible denunciar que el tratamiento que ha hecho de esta realidad la UE, es totalmente inasumible para cualquier persona con principios éticos acordes a la Declaración de Derechos Humanos de Naciones Unidas. Desde el principio que reza de que “en la guerra la primera víctima es la verdad”, el distinto rasero aplicado a las personas refugiadas en razón de su origen, demuestra que el único interés que alberga su gestión es la defensa de los intereses concretos del polo imperialista de la UE en cada momento. La política de puertas abiertas a quienes salían de Ucrania, contrasta con el cierre de fronteras a los refugiados que huyendo de la guerra provocadas por el imperialismo en Siria, Yemen, Mali, Afganistán, Palestina, Eritrea, RD del Congo… siguen muriendo por miles tratando de alcanzar Europa. Más allá del racismo institucional que expresa, es también la manipulación perversa a la que se ha sometido a la población europea, y española en particular, usando a las personas refugiadas como propaganda de guerra.
  2. Blanqueamiento del nazismo por parte de la UE, con todo el aparato propagandístico trabajando para ello. La naturalización y todo el apoyo prestado a organizaciones nazis como parte de la perversamente denominada Resistencia Ucraniana y la entrega de armas a las mismas, es de una gravedad extrema que, como demuestra la Historia, puede llegar a tener una alcance imponderable aún en este momento. El revisionismo histórico promovido por las instituciones europeas que pretende equiparar al nazi/fascismo con el comunismo, ahora da su verdadera cara con la legitimación de un gobierno golpista (Maidan 2014) que, a la vez que ilegaliza al Partido Comunista, a todas las organizaciones marxistas y 11 partidos más, sitúa como héroes de la patria a nazis banderistas, golpistas herederos de las SS hitleriana a quienes homenajean constantemente.

El capitalismo que en tiempos de crisis necesita la alternativa del fascismo para hacer frente al movimiento obrero organizado, ya está claramente implicado en esta tarea de alimentar sus lacayos más criminales.

El peligro y la tragedia se repite como aconteció en 1938 con el Pacto de Munich, ahora con un escenario diferente pero con métodos e instrumentos más letales.

  1. Parejo al agravamiento de la crisis, al incremento galopante de la inflación y al creciente aumento de la pobreza de amplios sectores de la población a los que les resulta imposible llegar a final de mes y nutren a diario las colas del hambre y las inexistentes ventanillas de los servicios sociales, es inasumible que el Gobierno de coalición PSOE/UP, comprometa el aumento del gasto militar directo (1) al 2% conforme a la exigencia de los EE.UU a todos los países de la OTAN, inyectando fondos no presupuestados que incrementan la inflación.

Vuelven a ganar los fabricantes de armamento y nuevamente pierde el pueblo trabajador.

Por si el envío de tropas al Mar Negro y a Bulgaria, o la renovación del Convenio militar con EE.UU para cederles las bases de Rota y Morón y la organización de la Cumbre Anual de la OTAN no fuera suficiente para demostrarlo, la sumisión del Gobierno de España a las estrategias más belicistas de la OTAN y los EE.UU, ha tenido su colofón durante estas semanas con la agresión al pueblo saharaui al reconocerle a la monarquía alauita la soberanía sobre el Sahara Occidental.

  1. Temporalmente, los EE.UU han alcanzado su propósito de
    1. Quebrar las relaciones comerciales entre la UE y Rusia, provocando un escenario creciente de desestabilización económica y comercial que afecta a multitud de sectores de la economía europea.
    2. Generar dependencia hacia ellos de la economía de la Zona Euro e incrementar su hegemonía política mediante la OTAN
    3. Desestabilizar la frontera de Rusia y golpear la economía rusa.
    4. Reforzar su posición en el Magreb señalando a Argelia y a sus reservas de gas como el próximo objetivo, mientras deriva la demanda a su producción gasística obtenida a través del insostenible medioambientalmente fracking

Es imprescindible denunciar la aplicación de los Bloqueos como un arma genocida contra los pueblos que lo padecen.

  1. El lineamiento del Gobierno con las políticas más belicistas de la OTAN, ha segado cualquier espacio para la crítica y la libertad de expresión. Nunca como hasta ahora se ha evidenciado con tanta claridad el carácter autoritario de la dictadura de clase burguesa. El bloque oligárquico burgués que domina el Estado español y la monarquía de los borbones a su cabeza, no han dudado en criminalizar cualquier disidencia. Los monopolios de la información son la máxima expresión de la dominación del capital sobre la verdad.
  2. Pese a los planes de la OTAN, de este conflicto militar sale reforzada la multipolaridad que expresan los pueblos y gobiernos que no se han plegado a su mandato.

Esta realidad en la que se tambalea el poder del Dólar y el Euro no es la alternativa por la que luchamos –el Socialismo-, sin embargo, abre escenarios más favorables para el desarrollo de complejas alianzas temporales que favorezcan a los pueblos en su lucha por la Paz y el desarrollo social.

El bloque imperialista occidental alineado con los EE.UU en la OTAN, se han vuelto a mostrar como la mayor amenaza para la clase obrera mundial y, sin duda, son su enemigo principal.

  1. Se impone levantar un amplio movimiento por la Paz que trabaje por la salida de la OTAN y en contra de las bases norteamericanas.

Drástica reducción de los gastos militares en un país neutral que trabaja por la Paz y la Cooperación con todos los pueblos.

Defensa de la Soberanía que, más allá del cierre inmediato de las Bases de Rota y Morón, debe orientarse hacia la soberanía alimentaria y energética en un contexto de Independencia Nacional.

Ruptura con la UE y el €. Recuperación igualmente de la soberanía monetaria.

En resumen, un amplio movimiento de masas comprometido también con la puesta en marcha del Frente Mundial Antiimperialista.

Comité Ejecutivo del PCPE


1 Sumándolo a los presupuestos de Guerra/defensa del Estado la cuantía supera los 40.000 millones de € de gasto directo. El indirecto o camuflado en otras partidas de los Presupuestos Generales del Estado es muy superior
  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021