La compleja dialéctica de la sumisión al imperialismo

Como casi todos los meses, ojeo el Mundo Obrero que intercambio por el UyL con unos amigos del PCE y veo artículos que claramente siguen exigiendo en sus titulares el OTAN NO y me alegra leerlos, aunque no comparta plenamente sus análisis. La lucha antiimperialista exige una amplia unidad en la diversidad con la que mi Partido – el PCPE- está plenamente comprometido.

Sin embargo, me detengo en el artículo titulado “La guerra se debería haber evitado” que firma su Secretario General, Enrique de Santiago, y resulta imposible leer –e incluso deducir- el OTAN NO y me pregunto las razones que hay tras las diferencias entre unos analistas y lo que sitúa quien debiera ser la referencia de todos ellos en lo que denominan “mensual del Partido Comunista de España”.

Bajo el llamamiento “El PCE urge a una Conferencia Internacional para construir una seguridad continental compartida”, se suceden una serie de alegatos a favor de la Paz que, sin una base real, ni política, ni económica, y elevando a la OSCE a los altares de la diplomacia, no son más que brindis al Sol insustanciales en los que se llama a “garantizar un sistema de seguridad compartida de Ucrania, Rusia y Europa, al margen de las lógicas e intereses impuestos desde fuera de nuestro continente”. ¿Qué sistema, qué lógica e intereses, de dónde? Su cripticismo solo se entiende si esconde algo. Veamos.

En su bien balanceado análisis para hacer compartir las responsabilidades de la guerra entre los EE.UU, el gobierno ucraniano, las organizaciones nazis y Rusia, libera a la UE de toda responsabilidad y se limita a decir que “no apoya el envío de armas de la UE” sin mencionar al Gobierno español y el envío de armas ofensivas.1

Todo muy medido y ni una palabra de la renovación del Convenio con los EE.UU por el que se les cede la soberanía sobre las bases militares de Rota y Morón el mes que viene, menos aún al incremento del gasto militar al 2%, tampoco nada de la realización en Madrid de la Cumbre Anual de la OTAN y solo una mención velada a las “limitaciones a la libertad de expresión” que oculta la verdadera censura impuesta a los medios rusos y a todas las voces críticas con la propaganda de guerra impuesta por el Gobierno de coalición y las corporaciones mediáticas.. Solo una mención a una supuesta “Europa autónoma de la OTAN” que, además de contener un llamamiento a conformar un Euroejército más dotado y tan imperialista como la OTAN actual, es un simple recurso para aceptar la OTAN sin decir que sí.

Su compromiso absoluto con la gestión del Gobierno de coalición que preside Pedro Sánchez queda reflejada en este artículo. Expresión por un lado del ilimitado margen de contradicciones que están dispuestos a asumir sin ningún tipo de vergüenza y rubor por tal de mantenerse en el gobierno a costa de lo que sea, pero, sobre todo, del carácter de clase de la propuesta política de su Partido, totalmente vinculada a la gestión de un Gobierno que solo lo hace a favor de los intereses económicos, geoestratégicos y militares de los monopolios europeos y las instituciones que se derivan de su poder, incluida la OTAN2.

Poco más se puede decir de unas líneas que nada aportan a la consideración que desde el campo revolucionario y antiimperialista se puede tener de quien llamándose comunista, de buenas a primeras no dudó en asumir con disciplina “militar” el deber de comportarse como un buen anfitrión de la OTAN el próximo mes de junio.

Francisco Montllor Salens

1 Según una noticia ofrecida por la propia TVE, parte de este armamento ha sido entregado a los nazis del Batallón Azov.

2 Qué decir del reconocimiento a Marruecos de la soberanía sobre el Sahara y la traición al pueblo saharaui.