En el ochenta aniversario del fallecimiento de José Díaz en Tbilisi, en un contexto de expansión del nazismo tras la invasión nazi de la Unión Soviética, sus enseñanzas se han convertido en imprescindibles.

El origen del comunismo en España surge de la ruptura con la socialdemocracia vendida al Capital, la fusión en una organización de los destacamentos fundacionales: en el Partido Comunista. No fue fácil la andadura. Hubo que afrontar la persecución de Miguel Primo de Rivera cuando el Partido daba sus primeros pasos.

Al calor de la II República y de un auge de las luchas de la clase obrera y campesina, José Díaz irrumpe a partir de 1932, al llevar el timón del Partido Comunista en España. Ello supondrá un salto cuantitativo y cualitativo en la influencia en las luchas obreras. José Díaz se había forjado en la lucha y entendió perfectamente a Marx y a Lenin desde su experiencia de lucha.

Una magnífica experiencia fue la Revolución de Asturias de 1934 y la creación de la Unión de Hermanos Proletarios con la participación socialistas, anarquistas y comunistas en un frente obrero de lucha unitaria, un frente obrero fruto de una experiencia acumulada de la clase trabajadora.

Ante la amenaza del fascismo en España, José Díaz impulsó el Frente Popular, de nuevo un frente que no se circunscribía a ámbito electoral sino significaba un frente social y político de lucha frente al fascismo y la oligarquía fascinerosa, aglutinando a obreros, campesinos y fuerzas de la cultura. El Partido Comunista en España dio un paso al frente a la hora de armar al pueblo para combatir el fascismo.

José Díaz entendió perfectamente que el instinto de clase hay que convertirlo en conciencia de clase y la conciencia de clase en conciencia comunista. Comprendió que el camino de emancipación de la clase obrera, la abolición de la explotación capitalista y la desaparición de las clases requiere de la toma del poder de la clase obrera y la construcción del Socialismo.

La sociedad capitalista en descomposición hoy se caracteriza por una explotación brutal, represión patronal, opresión patriarcal de la mujer, despidos y desahucios, precariedad laboral, supeditación del sindicalismo entreguista a la CEOE, Un UE que representa los intereses imperialistas de la oligarquía europea: recordemos los recortes y agresiones a la clase trabajadora por parte de la UE.

El gobierno actual de la socialdemocracia hace el trabajo sucio al servicio de la oligarquía española representa por el Ibex 35. Un gobierno cuya sumisión vergonzante a la OTAN, se ha ofrecido a acoger la Cumbre de la OTAN y mantener las bases militares yanquis de Rota y de Morón. Además de la traición al pueblo saharaui, subordinándose a la ocupación marroquí del Sáhara.

En una coyuntura de expansión de la OTAN en Europa así como de sus misiles nucleares el PCPE hace un llamamiento para impulsar la lucha unitaria contra la OTAN, contra los gastos militares, contra el nazismo en Ucrania, contra el genocidio en Donbass, contra el exterminio del pueblo yemení y por el desmantelamiento de las bases de Rota y Morón.

Para el PCPE el legado de José Díaz representa la vigencia por la aspiración de la unidad comunista y la unidad y lucha por el Socialismo contra el régimen putrefacto burgués.

Miguel Ángel Rojas