La obra de María Sánchez-Saorín competía con otras cien, de autores nacionales e internacionales, en el IV Certamen anual de poesía joven Tino Barriuso. Su libro de poemas- Herederas- se ha hecho con el primer premio.

La editorial Hiperión publicará su obra en los próximos días. Para Unidad y Lucha es un privilegio compartir filas y principios con María Sánchez y el premio  a su poemario es motivo de reconocimiento y orgullo para sus camaradas.

¿Cuándo se despertó el deseo de escribir?

Escribo desde que sé escribir. Recuerdo mi primer cuento, lo escribí con cuatro años. En cuanto aprendí a leer sentí el deseo de crear yo también ficción con las palabras, pero realmente con la poesía no probé hasta los dieciséis años.

¿Qué es lo que te inspira?

Todo lo que forma parte de mi realidad: la lucha, las relaciones humanas, el mundo, el paso del tiempo… Existen becas, como la Antonio Gala, que dan alojamiento, sustento y retiro artístico para jóvenes creadores. Me parece estupendo que existan estas oportunidades, pero yo en concreto sería incapaz de escribir un solo poema en estas condiciones, al menos en este momento de mi vida. Necesito estar en movimiento para tener ideas: trabajar, estudiar, ir a hacer la compra…

 ¿Que supone la obtención de este premio?

Es uno de los premios de poesía escrita por jóvenes más importantes a nivel nacional, así que aún no me lo creo. Lo más valioso no es el reconocimiento monetario, sino el hecho de poder publicar un primer libro en Hiperión, una editorial de referencia para los lectores de poesía.

 Explícanos cómo se ha gestado este poemario.

Algunos de los poemas que aparecen en el poemario los escribí con diecinueve años más o menos, sin que existiera la intención de conformar con ellos este libro. Después, cuando fui avanzando en la creación de poemas que iban por la misma línea, fue cuando se empezó a materializar la idea de “Herederas” (suelo ser muy mala para los títulos pero con este no tuve dudas). Así, el poemario ha tenido un proceso de creación de unos tres o cuatro años, incluye también poemas que escribí hace tan solo unos meses, así que al final está compuesto por piezas creadas en momentos muy distintos de mi vida. Es curioso porque el orden de los poemas en el libro lo he llevado a cabo, obviamente, concienzudamente; o sea, siguen una narrativa, pero esa narrativa también coincide con su cronología, así que el libro describe un proceso de reflexión que encaja con el que ha sido el mío a lo largo de estos años.

¿En una sociedad capitalista llena de desigualdades y violencia  tiene sentido la poesía?

La poesía no sirve para combatir los problemas del mundo, sino para acompañarnos, y si mientras nos acompaña nosotros estamos combatiéndolos, mejor.

¿La poesía es un arma cargada de futuro?

Depende de lo que entendamos por ese verso de Celaya, que se ha convertido en lema. Yo le veo sentido a esa afirmación en la enseñanza de la poesía en las escuelas. La poesía es una herramienta valiosísima para desarrollar la sensibilidad mientras se aprende del mundo y de la historia.

 Poetisa y no poeta ¿por qué?

El femenino de “poeta”, que es “poetisa”, se ha utilizado siempre por críticos y literatos cargado de connotaciones negativas, pero por la propia denotación del término: “mujer que escribe poesía”. Siempre se ha menospreciado cualquier labor intelectual o profesional que ha ejercido la mujer fuera de los cuidados. ¿Por qué decimos “médico” para referirnos a una mujer, en lugar de “médica”? Parece que todos los términos masculinos suenan más serios que los femeninos. No soy yo la única mujer que quiere empezar a enfrentarse a esto.

¿Cuándo se publicará el libro Herederas?

Entre marzo y abril de este año.

Un poco de spoiler y desgrana un poquito la obra.

Herederas habla sobre las relaciones que se crean entre mujeres (madre-hija, abuela-nieta, amigas, amantes…) y sobre las relaciones que crea la mujer con el mundo que le rodea, especialmente con la creación poética.

¿Cuál es el mensaje de tus poemas para las mujeres?

Lo único que me interesa es que las mujeres lectoras encuentren en este poemario una experiencia femenina que tanto falta en la literatura que ha conseguido trascender, pero que existe desde siempre, porque siempre ha habido escritoras. Sin embargo, no es un libro para mujeres, esto sería caer en una concepción machista. La poesía hecha por una mujer, en la que se refleja su experiencia vital como mujer, es para hombres y mujeres, igual que lo es aquella realizada desde una voz masculina.

Poesía, activismo político ¿se puede concebir una sin la otra?

En mi caso no, como ya adelantaba antes, pero porque mi poesía bebe de esa experiencia de lucha que hay en mi vida, igual que de otras cosas que también soy capaz de percibir. Para otros poetas o poetisas no será así. La poesía no es un texto de octavilla, y hay que saber cómo no convertir un poema de temática social en una prosa política.

Redacción UyL.

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021