En septiembre de 2022, la Juventud Comunista de las Pueblos de España (JCPE) llevaremos a cabo nuestra II Conferencia de Juventud en Madrid. Hecho que supondrá un paso más en la construcción de la juventud comunista en el estado español.

Así pues, esta conferencia se trata de un avance más en el camino que iniciamos el 13 y 14 de abril de 2019, eso sí, en circunstancias muy distintas. Desde que comenzamos este camino hemos logrado consolidar nuestra organización y hacer avanzar nuestro proyecto, no sin vaivenes. Ahora es momento de reflexionar y hacer un balance de la situación en la que nos encontramos, y para ello lo primero que debemos hacer es aplicar el principio de autocrítica y aprender de los numerosos errores cometidos ya sea fruto de la inexperiencia, la impaciencia o cualquier otro motivo. A la vez, es muy importante inyectar optimismo respecto a los avances realizados estos últimos años, ya que hemos logrado incorporar a jóvenes de gran parte del estado, afianzar colectivos, realizar campañas a nivel estatal, campamentos y estar presentes en diversas luchas alrededor de todo el estado español. Sin duda, durante este tiempo, en definitiva, hemos trabajado para reconstruir un proyecto juvenil cuyo objetivo sea la revolución socialista, un proyecto con la capacidad de poder denominarse Juventud Comunista.

Por ello, y de cara a la siguiente Conferencia los objetivos a marcar deben ser los propios de una organización comunista: acercarse a las masas obreras juveniles, organizar al estudiantado por una educación pública, gratuita, de calidad y al servicio del pueblo trabajador, acercar el feminismo de clase a las mujeres jóvenes, luchar contra el auge del fascismo y en definitiva estar presentes allá donde el capitalismo muestre cada una de sus contradicciones y siempre en defensa de nuestros intereses como clase. Sin embargo, estos objetivos son meras ilusiones o fachada si no nos dotamos de una organicidad fuerte y de un ideal y moral comunista basado en los principios del esfuerzo, el compromiso, la humildad y la sinceridad ante las masas.

Con todo esto, es fundamental que toda la militancia se vuelque para hacer seguir avanzando el proyecto y se involucre notoriamente en el desarrollo de esta II Conferencia, que sin lugar a duda nos hará avanzar a un más en la destrucción del sistema capitalista y en la construcción de un sistema donde la lucha de clases y las desigualdades desaparezcan.

CED

De cara a esta Conferencia, desde el CED, en particular, deberemos realizar un mayor esfuerzo e implicarnos pese a las dificultades que supone el asumir todavía más tareas en el desarrollo de esta Conferencia. Por otro lado, debemos de mirar de cara al futuro de la organización en general y de la dirección en particular, para ello es indispensable realizar un análisis de la situación actual del CED y la futura composición de este. Así pues, como objetivo de la propia dirección camino a nuestra II Conferencia, a parte de la implicación en el desarrollo de esta, debemos apuntarnos en la agenda el relevo en las responsabilidades que sepamos que quedarán vacantes después de la Conferencia, debido a que diversos camaradas por motivos de edad deberán pasar al Partido, y observando la realidad organizativa y de militancia con la que contamos es más que importante empezar a dar esos pasos y delegar y dar la oportunidad a nuevos y nuevas camaradas, para que se prepare el relevo de forma adecuada.

También es de vital importancia trabajar la formación de cuadros en todos los aspectos, algo vital para que también la militancia entienda la importancia de este proyecto y la necesidad de organizarse y luchar para derrocar este sistema.

SITUACIÓN ACTUAL DE LA JUVENTUD

Es necesario analizar la difícil situación en la cual se encuentra actualmente la juventud de clase trabajadora, ya que al fin y al cabo esto no solo repercute a los y las jóvenes en general, sino también a nuestra propia militancia, que debe soportar, además de los problemas del trabajo, de los estudios o de casa, la responsabilidad y trabajo que supone la militancia. Esto es muy importante, debido a que varios de ellos y ellas  han dejado esta parte de su vida por no saber compaginar todo los anterior con la militancia y no entender la importancia del trabajo y del partido comunista y la necesidad de organizar su vida junto a la actividad del Partido, a pesar que luego le puedas dedicar un menor tiempo a este. Es importante trasladar a los camaradas que la militancia supone una carrera de fondo con sus avances y retrocesos, donde durante nuestra vida le podremos dedicar más o menos tiempo según las circunstancias en la que nos encontremos, pero siempre participando y ayudando en la medida de lo posible.

En relación con lo comentado es importante ver los datos objetivos que nos encontramos en estudios como los de la ONG Plan Internacional “El impacto de la crisis del covid-19 en la adolescencia en España”, que señala que tras la pandemia: «el 53% de las personas de entre 18 y 34 años presentan más problemas de concentración; el 37% tiende a no querer pensar ni hablar de los problemas y el 49% asegura haber experimentado sentimientos depresivos, pesimistas o de desesperanza a causa del confinamiento y los efectos socioeconómicos de la pandemia”. Esto se entiende mejor si comprendemos que tanto la adolescencia como la juventud son un periodo fundamental para la madurez y el crecimiento, una fase de aprender a regularse y, precisamente, de construirse y venir incorporando herramientas que ayuden a gestionar los diferentes episodios de estrés, ansiedad y miedo, sucesos que se ven mayormente agravados entre la juventud de extracción obrera y popular debido a las dificultades económicas que hacen acrecentar estos episodios.

Por todo ello es muy importante, desde las bases hasta el CED, la implicación en la salud mental de nuestros y nuestras compañeras y mostrar el apoyo necesario y dar las herramientas para ayudar a organizar la vida militante de la persona que lo necesite y que no abandone a la primera de cambio el proyecto. Así que junto con el apoyo debe trasladarse una importante formación política basada en el entendimiento y en la necesidad de lucha dentro del partido

En definitiva debemos llevar el mensaje ahora más que nunca que el problema es el capitalismo y que es urgente un cambio del sistema político, social y económico que ponga en el centro de sus prioridades la preocupación por la mayoría social y que asegure las necesidades básicas de la población, un cambio que solo bajo el socialismo se puede llegar a atisbar, y que sin nuestra lucha y organización diaria nuestra clase está condenada a perecer.  Hoy más que nunca hay que llevar la consigna de, ¡Ante una juventud sin futuro, socialismo y revolución!

Javier Cayuela

  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021