Compartir

Desde la incorporación de España (el Reino de España que ahora hacen figurar en los nuevos DNI, los del bendito PSOE “republicano-monárquico”) a la Unión Europea, no hemos dejado de tener recortes en lo que se llamó estado del bienestar.

Desde la incorporación al Euro (€), la inflación no declarada no ha dejado de crecer, castigando severamente a la clase trabajadora. Desde aquella reconversión industrial (mandada por Europa) hasta los recortes en el Estatuto de los Trabajadores (mandados “posiblemente” por Europa), como ya se vio en algún otro artículo publicado en Unidad y Lucha, las masas obreras y populares han sido castigadas con mas y mas recortes.

Desde hace tiempo hablan de la inviabilidad de las pensiones, más concretamente del (Sistema Público de Pensiones ) la UE y sus lobbys se frotan las manos ante tan suculento pastel. Los gobiernos del PP y PSOE-UP jamás han explicado a donde ha ido el dinero de las pensiones, la famosa hucha.

Tampoco se habla de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado a España hasta en 62 ocasiones los últimos 21 años por no respetar el derecho a un proceso justo. Sólo por este motivo, ni citar las veces que ha condenado a España por otros motivos. Ley Mordaza, Justicia parcializada, abusos bancarios, etc…ni siquiera se citan.

Parece que UE es una muletilla para los gobiernos pijo-progres desde los años 80. Cada vez que hay que castigar a la clase obrera es porque la UE lo manda. La Constitución del 78, la intocable, se toca cada vez que lo manda la UE. Recordemos aquel cambio exprés que se produjo para garantizar el pago de la deuda. El PSOE propuso la reforma y el PP la apoyó, el resto de los partidos del arco parlamentario patalearon con un alto grado de hipocresía burguesa.

Nada ha cambiado desde este cercano 2011, como tampoco ha cambiado nada desde la reconversión industrial que ante el planteamiento general que marcó la OCDE asumió el gobierno español de Felipe "el miserable” González. Por entonces, en 1986 la incorporación de España a la CEE “obligó” al proceso de desmantelamiento industrial y la limitación de producción de los sectores lácteos, vid, olivo y pesquero, entre otros.

Y es que esta Europa no es la Europa de los pueblos, no es la Europa de la clase obrera, sino la Europa del capital y de los lobbys de todo tipo. Una Europa que es la excusa perfecta para los gobiernos capitalistas españoles para asolar todos los derechos conseguidos por la clase obrera.

El nuevo ataque, además de la sanidad, es contra las pensiones. No es nuevo. Llevan años bombardeándonos con la idea de que el sistema público de pensiones no es sostenible, no como la monarquía o la iglesia católica o los presupuestos de guerra de gastos en armamento a los que nos obliga la OTAN. No, lo que no es sostenible es el sistema público de pensiones.

De nuevo la UE saca su capa y su espada para actuar en favor de sus lobbys, los que quieren la tajada de las pensiones, y las formas son de lo más sutil: Bruselas exige a España ampliar el cómputo de la pensión para recibir los fondos europeos. Y esto ¿qué significa? Pues que la mayoría de la clase trabajadora va a ver rebajada su pensión futura entre un 3,9 y un 6,3%. Esto añadido a la inflación que no se refleja en la actualización de las pensiones hará que cada nuevo pensionista vea mermada su capacidad de sobrevivir.

¿Alguien pensó que los millones de los fondos europeos eran gratis? No sólo se trata de que hay que devolverlos, sino que para mostrarse como merecedor de ese crédito hay que actuar como un buen empleado del capital te declares, ultraneoliberal o anarcocapitalista. Hay que bajarse el pantalón y obedecer, que así todo el mundo va a entender que el negocio de las pensiones acabe en manos de los de siempre.

El PCPE ya hizo campaña por la salida de España de la UE y de la OTAN. No es nuevo, desde la fundación del partido, la lucha primero por la no entrada en la OTAN ni en la UE, posteriormente por la salida, ha sido una constante coherente de un partido que es de la clase obrera.

El Sr. Sánchez, la Sra. Yolanda Díaz, el primero jefe del PSOE, la Sra. vicepresidenta, militante destacada del PCE, y sus gabinetes ministeriales, mas todos sus contertulios, siguen como buenos truhanes de la política engañando al pueblo. La clase obrera no necesita excusas ni engaños. Ustedes son parte del engaño, la socialdemocracia pijo-burguesa, preocupada por la patria del capital, pero no por la clase obrera. Los que se alejan de los “sucios y ruidosos” barrios obreros para irse a disfrutar de la tranquilidad de los barrios ricos, los que se jactan de títulos y masters, pero nunca han arrancado una patata en el campo o puesto un ladrillo en una obra. Los que visten de Armani o de cualquier otra marca de lujo y que nunca se pusieron un mono de trabajo. Esos, los amantes de su Europa pija y de marca, de lujos superfluos y palabras en inglés, son los enemigos de la clase obrera. La pata izquierda del fascismo. Los atenuadores de la rabia de los obreros que no pueden entender que un partido de izquierda actúe como uno de derechas.

Ante estos y su alternativa de extrema derecha no hay diferencias para la clase obrera. Traidores unos, enemigos declarados los otros.

¡Gobierne quien gobierne las pensiones se defienden!

Sólo el pueblo organizado salva al pueblo.

Secretaria de Movimiento Obrero y Sindical

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021