Tras los dos días de huelga anteriores, el 9 y el 10 de este mes, hoy 16 ha comenzado una huelga indefinida para lograr que el nuevo convenio recoja las reivindicaciones de la clase trabajadora, dadas las miserables ofertas, si se les puede llamar ofertas, que presentó la patronal.

La postura de la patronal ha sido tan chulesca como siempre, esa del “esto es lo que hay” o argumentos tan rancios como que “no pueden subir los salarios al mismo nivel que lo hace el IPC, porque perderían competitividad”, y es lo que ha llevado a los trabajadores y trabajadoras a emprender estas jornadas de lucha, recuperando para ello herramientas, tan necesarias, que el “pacto y la paz social” había abandonado hace tiempo, como lo es la huelga.

Hoy, el seguimiento de la huelga ha sido casi del 100 %, a pesar que desde la patronal se diga que solo ha sido del 15 %, cosa que no es verdad y que se puede apreciar simplemente en los reportajes fotográficos que están saliendo en prensa y en los medios de comunicación alternativos además de las imágenes que los propios trabajadores están enviando desde los distintos puntos de la provincia. Esta primera jornada de huelga indefinida en el sector del metal de Cádiz, ha dejado imágenes que, como dice un diario local, “recuerdan a las movilizaciones que la ciudad vivió en la década de los 90”.

Desde las 07:00 horas de hoy -en algún lugar, desde antes- los piquetes informativos han estado presentes en las grandes empresas, como Navantia, Dragados, Airbus. Acerinox, Cepsa o Alestis, levantando barricadas en los accesos y carreteras, tanto en la Bahía de Cádiz como en el Campo de Gibraltar.

Los choques más duros con la policía antidisturbios han tenido lugar en la Avenida de los Astilleros, de Cádiz, cuando la policía ha hecho acto de presencia en los accesos de Navantia-Cadiz y los trabajadores han respondido a pedradas, levantando trincheras y escudos. A pesar de que la policía había desplazado hasta el lugar a varias unidades de la UIP llegadas desde Sevilla y varios lugares de la provincia y de la lluvia de bolas de goma y gases lacrimógenos lanzados, han tenido que pedir refuerzos para poner fin a la batalla campal que ha tenido lugar durante varias horas.

Desde el Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) hacemos llegar al conjunto de la clase obrera gaditana y en especial, a los obreros y obreras del metal, todo nuestro apoyo y solidaridad en su lucha por un convenio “digno”.

¡¡¡ÁNIMO, COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS DEL METAL, SIN LUCHA NO HAY VICTORIAS!!!

Paco Ferrer

 

  • UyL Marzo 2022
  • UyL Febrero 2022
  • UyL Enero 2022
  • UyL Diciembre 2021
  • UyL Noviembre 2021
  • UyL Octubre 2021