Compartir

Decía Karl Marx que, para tener una sociedad justa, ésta debería exigir a cada cual según sus capacidades y darle según sus necesidades. Es decir, el trato igualitario no es que todas y todos tengamos las mismas condiciones, más bien es adaptar los requisitos para que en definitiva nuestra vida sea lo más equitativa posible.

En el PCPE pensamos que no todos los trabajos tienen la misma penosidad, por ello no parece justo que los requisitos para acceder a la jubilación sean los mismos. De hecho, exigir la misma edad de jubilación a un conductor profesional que a su jefe no solamente es injusto, sino que agrava y mucho las desigualdades existentes. Por ese y otros motivos, ante la invitación recibida del Consejo Sindical Obrero (CSO) de realizar una concentración por la jubilación de los conductores profesionales a los 60 años, no hemos dudado en sumarnos.

Nos dice el CSO que el índice de mortalidad en la conducción profesional es 7 puntos más alto que la media. Sin embargo, otras profesiones con menor desgaste físico y psíquico, pero con mayor “capacidad mediática o de presión”, consiguen acuerdos con los gobiernos para reducir la edad de jubilación; aunque estos son muy pocos, siendo el caso más sangrante el de la Policía Local, que consiguió un acuerdo con el gobierno del Partido Popular permitiendo la jubilación a los 59 años.

La conducción profesional es una profesión de riesgo, sobre todo con el paso de los años; a partir de los 55 años la siniestralidad aumenta considerablemente. No considerarla así es condenar a un colectivo en los últimos años de su vida laboral a sufrir accidentes, fatiga, enfermedades posturales, morbilidad y muerte como consecuencia del trabajo. Mueren más profesionales de la conducción que policías, bomberos, toreros, ferroviarios o trabajadores del mar; todas estas profesiones con coeficientes reductores en la edad de jubilación, lo que les permite una retirada anticipada sin merma económica.

Los sindicatos mayoritarios (CCOO y UGT) quieren estar “en el plato y en las tajás”, aunque eso es muy de obreros: a ellos les va más lo de “en misa y repicando”. Es decir, a las trabajadoras y trabajadores nos dicen lo que queremos oír, pero cuando van a las mesas de negociación asumen los dictados del capital: “necesitamos prolongar la vida laboral”. No tuvieron reparos en aumentar la edad de jubilación de 65 a 67, incrementando también los años necesarios cotizados para tener derecho a pensión, sabiendo que estos cambios reducían y mucho las expectativas de los futuros jubilados. Ellos asumen la representación porque el sistema está así y se lo permite. Son los que ganan las elecciones sindicales, aunque hayan perdido la calle.

Nuestros vecinos portugueses han legislado que los conductores no pueden hacer la carga y la descarga de los vehículos; mientras en España, además de la conducción, el conductor hace de todo, por lo que su estado físico y de estrés a lo largo de los años les merma capacidades.

El Consejo Sindical Obrero no es la primera organización que reivindica la jubilación anticipada de los conductores profesionales, lo han hecho casi todos los sindicatos, incluidos UGT y CCOO. Saben además que no tienen la posibilidad de negociar con el Gobierno como hicieron los policías locales; pero están convencidos (y el PCPE también) de que tienen la razón, y se les va a explicar a los conductores que tienen la fuerza, para que al menos sepan a qué atenerse.

Desde el PCPE coincidimos en que se debería legislar un coeficiente reductor para los conductores profesionales, con índices no menores a los 0,40 para internacional y 0,30 para nacional. Que se puedan acoger a la jubilación parcial a partir de los 60 años, permitiendo acuerdos y convenios en las empresas, fomentando de este modo la renovación de plantillas. En este sentido nos sumamos y apoyaremos las iniciativas políticas y sindicales tendentes a reformar la jubilación en general, y muy en concreto, aquellas que pretenden calificar como profesión de riesgo las relacionadas con el transporte, introduciendo coeficientes reductores que permitan la jubilación sin merma de derechos. Por todo lo expuesto, desde el PCPE nos hemos sumado a la concentración que hemos realizado en Alicante frente a la Tesorería de la Seguridad Social el pasado 2 de octubre.

Vicent Alcaraz

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021