Compartir

Capitalismo es el único sistema posible de democracia y libertad para los empresarios especuladores y basura de todo tipo, para quienes las leyes burguesas les amparan y les permiten en este sistema criminal aprovecharse de los más desfavorecidos de la sociedad, explotarnos y oprimirnos como simples máquinas de producir dinero, aprovechándose de las necesidades que la clase obrera tiene para poder sobrevivir. Esta es la realidad en la que trabajadoras y trabajadores nos encontramos en nuestro día a día, en el que la sanidad, la educación se va privatizando cada día más y donde la alimentación, los productos básicos, la luz, el agua, los transportes son cada día más caros y donde los salarios son cada vez más baratos y, claro, como supuestamente no hay trabajo para todas y todos, tienes que aceptar las miserables condiciones laborales y salariales en las que nos hacen trabajar. Cientos de trabajadores y trabajadoras mueren cada año en sus puestos, pero son datos que no salen en los medios burgueses de desinformación porque a los Gobiernos de la burguesía y los terroristas de la patronal no les interesa que se sepa.

Teniendo que hacer horas extras sin cobrarlas, sin vacaciones remuneradas y si no estás dispuesto a pasar por el aro, pues ya sabes, ahí está la puerta. Ni despidos, ni indemnizaciones, ni ostias en vinagre y otra vez a salir a buscar trabajo y a vender tu fuerza de trabajo al capitalista que necesite de nuestro sudor y seguir explotándonos hasta que no puedas más o decida que ya no le eres rentable en su proceso de acumulación de capital. Entonces resulta que sí hay democracia y libertad pero solo para una clase social parasitaria como la burguesía, pero también resulta que sí, que hay trabajo para todas y todos, alimentos, viviendas y condiciones posibles para poder tener una vida digna, pero que a la burguesía como clase dominante le interesa mantenernos en esta situación de explotación y miseria.

Es el sistema capitalista, en el que la propiedad privada de los medios de producción solo sirve a una clase, excluyendo a la gran mayoría del pueblo - la clase obrera y los sectores populares - en pos de unos parásitos que hacen de nuestro sufrimiento su riqueza. Entonces yo creo que no hay ni democracia ni libertad para la clase obrera y el pueblo trabajador, pero faltan muchos más para revertir esta situación de esclavitud. La clase obrera tiene que tomar conciencia de que el capitalismo es un sistema criminal y que basa su supervivencia en la guerra y explotación de la humanidad y el planeta y su único objetivo es la acumulación de capital sin importarles los seres humanos, animales, selvas, mares, bosques que arrasan y aniquilan con su avaricia. La clase obrera debe organizarse y luchar por sus derechos como clase que todo lo produce con su esfuerzo, sabiendo que la única alternativa posible de verdad para la humanidad y el planeta es el sistema socialista. Luchar por el comunismo es luchar por la igualdad de derechos y oportunidades para todas y todos, donde los recursos estén al servicio del pueblo y la clase obrera tenga el poder y no los capitalistas y banqueros, y no tengamos que estar siempre expuestos a la explotación y opresión a la que la burguesía somete a la clase obrera robándonos todo lo que producimos con nuestro esfuerzo y sudor.

Daniel Torres

Militante del PCPE

Obrero de la construcción

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021