Compartir

Marcha por la libertad del Pueblo Saharaui: una lección de solidaridad y dignidad del pueblo frente a la vergüenza de una traición sostenida en el tiempo por los gobiernos del estado español y una exigencia para que el gobierno de PSOE y UP cumpla con el pueblo saharaui.

El pasado 20 de mayo se inició en Canarias la “Marcha por la libertad del pueblo Saharaui”, se eligió un lugar emblemático, el pico del volcán de El Teide, enclavado en el Parque Nacional de Las Cañadas, en Tenerife y punto más alto del estado español. Al día siguiente iniciaban distintas columnas que partían desde Andalucía, Aragón, Cataluña o Euskadi.

Entrevistamos para Unidad y Lucha a Anselmo Fariña Melián, reconocido militante de la Solidaridad Internacionalista y comprometido desde hace décadas con la lucha del Pueblo Saharaui en defensa de su autodeterminación.

UyL: 1.- ¿Que es esta marcha y que objetivos tiene?

Anselmo Fariña Melián (A.F.M.): La marcha es una iniciativa que surge de artistas que están involucrados desde hace muchos años en el apoyo a la causa de la libertad del pueblo saharaui con actividades que son un referente en el mundo de la solidaridad como son el festival de cine que se celebra anualmente en el campamento de Dajla, en los campos de refugiados de Tinduf, conocido como FISAHARA y el encuentro de artistas plásticos en la localidad liberada de Tifariti conocido como Artifariti, así como el colectivo de payasos Pallasos en Rebeldía. El reinicio de la guerra el 13 de noviembre con la agresión militar de Marruecos contra los civiles saharauis que protestaban cortando la carretera ilegal en Guerguerat (localidad fronteriza con Mauritania) para impedir el saqueo de recursos, les lleva a valorar como urgente la necesidad de impulsar una iniciativa popular en el Estado Español con tres objetivos: Visibilizar la lucha del pueblo saharaui, denunciar la ocupación genocida marroquí y el expolio de los recursos naturales del pueblo saharaui y las violaciones de los DDHH en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental y por último exigir a la ONU, a la Unión Europea y al Gobierno de España que culminen el proceso de descolonización y se ponga fin a la impunidad con la que Marruecos vulnera constantemente la legalidad internacional.

A esta iniciativa inicial se suman las organizaciones de solidaridad con la causa saharaui organizadas en CEAS, las organizaciones de la comunidad saharaui en el Estado Español y muchas otras organizaciones políticas, sociales, culturales y de todo tipo que se sienten identificadas con esos objetivos y que se comprometen con el impulso de la marcha en sus localidades o sectores.

La "Marcha por la Libertad", nace desde la lógica de la acción directa no violenta para reivindicar y dar visibilidad a la lucha del pueblo Saharaui y, de esta forma, concienciar a los diferentes grupos políticos y, sobre todo, a la ciudadanía, de la situación de emergencia que vive la población saharaui, la cual lleva más de cuarenta años buscando la paz y que se ha visto obligado a ejercer nuevamente la legítima defensa ante la flagrante agresión bélica de las Fuerzas Armadas Marroquíes, se va desplegando por todo el territorio del Estado Español.

UyL: 2.- A nivel del estado español, ¿en qué otros puntos se está convocando? ¿Cuántos colectivos están implicados hasta el momento?

A.F.M.: A partir de la actividad en El Teide se inician las Marchas, la primera columna en ponerse a caminar es la que parte de Cádiz el mismo día 20 con destino a Madrid. En su ruta se le irán uniendo otras columnas que partirán desde distintas capitales y localidades andaluzas (ya están confirmadas en Málaga, Sevilla, Jaén...). Ese mismo también empieza Euskadi desde Irún. El 30 partirá en bicicleta desde Huesca hacia Zaragoza para continuar hacia Madrid a pie. A comienzos de junio inician su marcha desde Valencia y también desde Navarra para confluir en Logroño con las marchas de La Rioja y Cantabria. También a partir de ese momento se activan las marchas desde Castilla- La Mancha... En estos momentos la Marcha es un proceso vivo que cada día incorpora nuevas iniciativas, muchas de las cuales confluyen el 18 en Madrid, otras tienen de ámbito su comunidad autónoma, etc. Para estar al tanto de cómo avanza la Marcha es mejor seguirla a través de su página web:

marchasaharaui.org/

Por lo que respecta a Canarias, este 20 de mayo, además de la iniciativa en el Teide comenzó la Marcha en Lanzarote y Fuerteventura. Ahora mismo la Marcha está organizada y caminando en tres islas (Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife), tiene actividades convocadas en Gran Canaria, isla en la que se van sumando nuevas iniciativas de etapas, y en breve estaremos en condiciones de anunciar su desarrollo en La Palma y El Hierro.

El número de colectivos es creciente día a día, en este momento superan los cuatrocientos en todo el estado, pero es una cantidad en constante crecimiento. También le damos importancia a que colectivos y personas suscriban el manifiesto de la Marcha. Tras dificultades técnicas iniciales, ya nos aproximamos a las cuatro mil adhesiones. Este manifiesto es que el 18 de junio se pretende hacer llegar al gobierno español.

 

UyL: 3.- A pesar de toda la campaña de Marruecos y sus chantajes, la solidaridad con el pueblo saharaui sigue viva y se ha activado como un solo colectivo, ¿cómo valoras el entusiasmo que se ha producido?

A.F.M.: La solidaridad con el Pueblo Saharaui es una causa con amplio respaldo en la sociedad del Estado Español. Durante estos cuarenta y cinco años de resistencia saharaui se ha pasado por diferentes etapas. El paso de la situación de guerra al largo periodo de alto el fuego significó, en su momento, adaptarse a nuevas circunstancias. La vuelta a las armas ante la brutal embestida marroquí está exigiendo también al movimiento solidario replantearse su modo de actuar y la necesidad de reactivar una solidaridad que vaya más a las raíces del conflicto, sin olvidar la imprescindible componente humanitaria que ayude a la resistencia del pueblo saharaui. Creo que somos conscientes de que se atraviesa una etapa de replanteamiento de todas las luchas que son necesarias. Cuando se lanzó la iniciativa había un gran nivel de incertidumbre en cuanto a su éxito, venimos de un largo periodo de parálisis de la acción debido a la pandemia y nos faltaban elementos para calibrar la respuesta. El desafío que está suponiendo la organización de la Marcha y la activación de la participación nos demuestran que, con esfuerzo, la movilización social es posible.

Esta marcha camina sobre dos pies, el de la solidaridad es uno; el otro es el del alto nivel de implicación de las comunidades de saharauis en el Estado Español: la reanudación de la guerra y las noticias del salvajismo del ocupante contra la población civil saharaui están siendo dos aguijones que espolean la participación y que están creando nuevos vínculos entre el movimiento solidario y la juventud saharaui.

UyL: 4.- ¿Cómo valoras la posición del gobierno español en este conflicto?

A.F.M.: En sus orígenes este conflicto tiene, esquematizando, tres causas: Las necesidades internas de estabilizarse dos regímenes en crisis -la dictadura fascista española en su tránsito a lo que denominamos el régimen del 78 y la monarquía alauí de Marruecos, asediada por unos crecientes problemas sociales que empiezan a encontrar audiencia entre militares atraídos por el discurso panarabista-; los intereses económicos en torno a la explotación de unos recursos naturales muy importantes en el Sahara Occidental y la dinámica propia de la guerra fría en que Estados Unidos necesita consolidar a dos regímenes aliados (España y Marruecos) al tiempo que intenta consolidar una posición geoestratégica frente al avance de los movimientos de liberación nacional de orientación claramente progresista en aquellos momentos en África. Pero sin lugar a dudas los gobiernos españoles tienen una especial responsabilidad, desde el último de la dictadura a sus sucesores en la etapa consolidada a partir del 78: España estaba obligada a garantizar la descolonización del Sahara Occidental permitiendo la libre autodeterminación del pueblo saharaui. No solo no lo hizo, sino que entregó maniatado a este pueblo hermano a unas fuerzas de ocupación que pretendieron su exterminio. Desde 1975 España ha eludido sus obligaciones de protección de la población saharaui, ha actuado descaradamente para favorecer las tesis anexionistas del régimen de Rabat y pretende que el pueblo saharaui se rinda y renuncie a los derechos que le son inherentes como pueblo y que les reconoce las Naciones Unidas y la Unión Africana. A la vista de estos comportamientos la posición de los gobiernos españoles en el conflicto, incluido claramente el actual, están sirviendo para retrasar lo inevitable, la libertad del pueblo saharaui, y aumentar su sufrimiento. Es una posición de apoyo descarado a la imposición de la ley del más fuerte y el desconocimiento del derecho internacional.

 

UyL: 5.- ¿Está dando una lección la solidaridad del pueblo al propio gobierno en su apoyo al pueblo saharaui?

A.F.M.: El pueblo saharaui distingue perfectamente entre lo que han hecho los gobiernos españoles y lo que hacen los pueblos del Estado Español, y singularmente el canario con el que siguen manteniendo lazos especiales a pesar de las terribles circunstancias que los han separado. Desde el primer momento la solidaridad con el pueblo saharaui fue una seña de identidad no solo de las fuerzas progresistas sino también de muchas personas que, aunque tuvieran otros planteamientos políticos, se sentían directamente apeladas por lo que fue un comportamiento de los gobiernos españoles que les avergüenza. Por estas razones, el movimiento solidario con el pueblo saharaui en el Estado Español es muy amplio y diverso y ha venido dando una lección de dignidad frente a la vergüenza de una traición sostenida en el tiempo por gobiernos que, cuando los partidos que los constituyen están en la oposición, no dudaron en pretender manipular al movimiento solidario, para olvidarse de los compromisos humanitarios más elementales -no digamos de los compromisos políticos con la autodeterminación del pueblo saharaui- una vez que, instalados en el gobierno, tenían que cumplir sus promesas. El abandono al pueblo saharaui en este tiempo está siendo especialmente sangrante: Se le ha dejado sin ayuda ante la crisis de la COVID, no se hace ninguna gestión ante organismos internacionales para la supervisión del respeto a los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados, se contribuye a la campaña de silencio sobre la reanudación de la guerra para así no tener que dar explicaciones por las cesiones y venta de armamento, entre otras muchas acciones que demuestran su alineamiento en la práctica con el régimen de Rabat.

UyL: 6.- ¿Cómo valoras los recientes acontecimientos en Canarias y Ceuta en los que la dictadura marroquí usa la migración como arma de chantaje?

A.F.M.: Hay tres ideas que se repiten machaconamente para pretender convencernos de que Marruecos tiene una posición de fuerza que hace que los gobiernos españoles se encuentre atados de pies y manos y no les quede más remedio de transigir con los intentos anexionistas de Marruecos: Su necesaria colaboración para el control del tráfico de drogas, el desmantelamiento de células terroristas yihadistas y el control de la migración. En realidad la posición de la satrapía alauí es la de utilizar estos tres elementos como mecanismos de presión, y de enriquecimiento del entorno del rey, lo que conocemos como el Majzen. Marruecos en estos momentos es un narcoestado que obtiene de la comercialización del hachís unos ingresos muy sustanciosos que van a parar en lo esencial de la cadena de valor -como si de otra mercancía se tratara- a quienes controlan su distribución, y ahí juega un papel esencial el aparato de estado del reino de Marruecos. En cuanto a la migración, el Rey de Marruecos cuenta por un lado con un pueblo al que tiene hundido en niveles de miseria completamente inexplicables y que es una fuente permanente de personas ansiosas de buscarse un porvenir en el extranjero. Como vimos últimamente en Ceuta, pero estamos viendo también en Canarias, las llamadas oleadas migratorias son usadas a su conveniencia por el Majzen. Y en cuanto al uso por parte de inmigrantes provenientes del Sahel y países al sur del Sáhara de Marruecos como etapa en su viaje a Europa ¿Hay alguien que pueda explicar cómo consiguen atravesar un muro militarizado y minado como el que rodea al Sáhara Occidental o a la frontera cerrada con Argelia? Solo es con la complicidad del estado marroquí que encuentra en ello por un lado una notable fuente de ingresos y por otra un mecanismo para, partiendo de las necesidades imperiosas de estas personas, jugar con ellas en función de sus intereses negociadores ante la Unión Europea o el Estado Español. Por último, en cuanto al terrorismo hay muchos interrogantes sobre las relaciones de los servicios secretos marroquíes - junto con los de algunos países occidentales, Israel y las monarquías feudales del Golfo - y determinados grupos que campan minando los países del Sahel o incluso en países europeos.

Por otra parte esta política de chantaje en el actual momento está directamente vinculada con el intento de Marruecos de consolidar el reconocimiento que hizo Trump de la soberanía marroquí sobre el Sahara Occidental (y que Biden de momento no ha modificado), a cambio del reconocimiento del Estado de Israel por Marruecos. El rey Mohamed VI aspiraba a un reconocimiento en cascada de los países de la Unión Europea, cosa que de momento no solo no se ha producido, sino que parece cada vez más lejano. Por esa razón ha pretendido presionar a lo que le parece a todas luces el eslabón más débil que es España y que, dado su carácter de potencia administradora del Sahara Occidental ante todos los organismos internacionales, su cesión tendría un significado especial para fortalecer la posición marroquí.

UyL: 7- ¿Cómo nos podemos sumar a la marcha?

A.F.M.: La Marcha ya está caminando, puedes entrar en la web y ver que convocatorias hay en tu territorio, www.marchasaharaui.org. Otra forma de participación sencilla es adhiriéndose al manifiesto de la Marcha, también a través de la pagina web, eso lo podemos hacer tanto individualmente como colectivamente, recordando siempre que al validarse la firma mediante un correo electrónico si usamos una determinada cuenta para suscribir el manifiesto, esa cuenta ya no se puede usar más para ese fin. La otra forma es mediante la divulgación de la misma en nuestro entorno, físico o virtual. La Marcha cuenta con un muro en Facebook, canal de Youtube y cuenta de Instagram y Twitter. Rebotando noticias podemos difundir la Marcha.

Tatiana Delgado Plasencia.

  • UyL Octubre 2021
  • UyL Septiembre 2021
  • UyL Julio-Agosto 2021
  • UyL Junio 2021
  • UyL Mayo 2021
  • UyL Abril 2021