Compartir

Por eso, a la pregunta: ¿Qué hacer para aportar a los obreros conocimientos políticos?

Para aportar a los obreros conocimientos políticos, los socialdemócratas deben ir a todas las clases de la población, deben enviar a todas partes destacamentos de su ejército.

(V.I. Lenin, ¿Qué Hacer?)

Y por eso, el PCPE nos hemos dotado de la propuesta comunista de los CUO. La hemos denominado Comités de Unidad Obrera, como síntesis del mensaje a trasladar a la clase obrera. Lo primero es la unidad. No se debe olvidar que fueron tácticas imperialistas las que dieron lugar al antiguo aprendizaje de “divide y vencerás”.

Sólo el 14% de las personas trabajadoras en situación activa o en edad laboral se encuentran organizadas dentro de sindicatos. Este dato refleja claramente el alto grado de desorganización presente en la clase obrera.

Indudablemente, si se pretende organizar al proletariado ya encuadrado en organizaciones sindicales, nuestra labor se hará más difícil y compleja, pues habrá que llevarle a un nivel superior organizativo y político en momentos puntuales de la lucha de clases. A modo de ejemplo: En un conflicto laboral en el que las trabajadoras y los trabajadores en representación de sindicatos mantienen posiciones divisionales o pactistas (que, por cierto, se da en la mayor parte, si no en todos los casos), las y los comunistas del PCPE llevaremos al seno del conflicto la propuesta de los CUO, expresada como la necesidad de alcanzar la unidad de acción que decante la correlación de fuerzas a favor del colectivo obrero en lucha.

Pero en todo caso, el elemento fundamental para la unidad será la asamblea de trabajadoras y trabajadores. Sea en nuestro puesto de trabajo o en la acción militante, el primer paso para caminar hacia la unidad es la asamblea, donde deben tomarse las decisiones como garantía de la soberanía e independencia de la clase obrera.

Y no es necesaria la intervención de sindicato alguno para reunirse en asamblea y acordar un proceso de negociación y lucha por parte de un colectivo obrero determinado.

El papel de los CUO es proporcionar las bases necesarias para posibilitar la asamblea y mediante la acción y los logros que ésta pueda desarrollar y conseguir, conducirla hacia el nivel de organización y conciencia necesaria para defender nuestros derechos como clase, incorporando a quienes se destaquen por haber hecho suyo el proyecto revolucionario en el proceso.

Hoy donde hasta las posiciones más progresistas presentes en la lucha de clases están intoxicadas de ideología burguesa, los CUO deben ser el medio con el que luchamos en el seno proletario trasladando a éste nuestro programa ideológico con el que la clase obrera se dota de todas las herramientas para superar la situación actual de sobreexplotación y opresión del Capital.

Los CUO, evidentemente, no son un sindicato. Constituyen una estructura orgánica/política que tiene como objetivo organizar al proletariado elevando su conciencia de clase, superando la lucha puramente economicista y dotándolo de la herramienta con la que combatir no solo al patrón y los intereses de clase de éste. El CUO es una organización de clase que combate toda entrega, venta o traición de cúpulas y elementos ajenos a los intereses de la clase obrera, de tal modo que sus posiciones políticas hegemonicen la lucha.

Sin esta titánica tarea no hay revolución posible, ya que estamos hablando de la construcción del sujeto revolucionario. Las condiciones objetivas están servidas con el nivel de violencia que está aplicando el sistema capitalista español a la clase obrera en los últimos tiempos. De nuestra audacia y empeño dependerá el avance de las posiciones de la clase obrera.

Secretaría de MOS - PCPE