Compartir

 

Díaz Canel, en su intervención en la reciente XXVII Cumbre Hispanoamericana, con sede en Andorra, ha reafirmado de forma clara y directa el desarrollo del socialismo en Cuba, la defensa de su soberanía, y las aportaciones de la ciencia orientadas de forma exclusiva al bienestar del pueblo.

Las medidas unilaterales de carácter extraterritorial y la agudización del bloqueo fueron denunciadas con firmeza en su intervención. Tanto en relación a Cuba como en relación a Venezuela.

Reclamó el reconocimiento a la legitimidad del Gobierno de Nicolás Maduro, como expresión soberana de la voluntad del pueblo de Venezuela, y denunció las consecuencias de la guerra multifacética de EE UU contra Venezuela, que causa profundos daños económicos, y que afecta a las condiciones de vida del pueblo.

Resaltó los éxitos de la ciencia cubana, así como de su sistema público de salud, ante la actual pandemia. Destacando el logro de cinco candidatos vacunales, que permitirán vacunar al cien por cien del pueblo antes del final del año con vacunas de producción propia.

También destacó Díaz Canel la solidaridad internacionalista de Cuba, con la presencia de la Brigada Henry Reeve en más de cuarenta países.

La intervención del máximo dirigente cubano fue un ejemplo de dignidad, soberanía y compromiso con la causa del bienestar del pueblo, en una Cuba socialista que nunca se doblegará ante cualquier ataque de sus enemigos.

Redacción UyL