Compartir

Las noticias de los monopolios de la información de la burguesía ocultan sistemáticamente los avances y logros de los países socialistas e intentan normalizar el desastre del capitalismo y sobredimensionan sus pírricas victorias.

En China, los contagios comunitarios se han reducido nada más y nada menos a 0, los únicos nuevos casos detectados en los últimos días de marzo proceden de viajeros procedentes del extranjero (8 nuevos casos el 27 de marzo). Mientras las medidas sanitarias y de aislamiento social, combinadas con la protección social del Estado y la movilización de las organizaciones populares de base, han funcionado a la perfección; el polo científico chino desde el mes de julio está vacunando a la población, con un ritmo al principio lento (el reto de conseguir la inmunidad de rebaño del 20% de la población mundial no es fácil). Las 3 empresas estatales chinas encargadas de fabricar las vacunas (China National Pharmaceutical Group (Sinopharm), CanSino Biologics Inc (CanSinoBIO) o Sinovac Biotech Ltd) tienen el objetivo de fabricar 2.000 millones de vacunas este año, suficiente para vacunar a su población y exportar la vacuna a decenas de países, fundamentalmente los países de la periferia empobrecida del capitalismo. Además, la fabricación de jeringuillas se está acelerando para atender las necesidades.

En Vietnam, la situación es similar, las muertes desde que empezó la pandemia han sido de apenas 35 casos, y los contagios han sido apenas 2.500 en un país de más de 90 millones.

En Laos no se ha registrado una sola muerte, y los casos apenas han sido 49. Laos ha vencido al Covid y ha empezado la vacunación de la población estratégica para el funcionamiento del sistema sanitario y la administración.

En la República Popular Democrática de Corea los resultados son espectaculares y no se han reportado ni muertes ni contagios gracias a las medidas de aislamiento nacional de la República Socialista.

En Cuba, apenas ha habido 414 muertes por Covid desde el inicio de la pandemia. A pesar del criminal bloqueo, el sistema sanitario se ha tensionado para atender y aislar a la población infectada o en riesgo por contacto con infectados, atendiendo a cientos de miles de personas en riesgo por contacto con personas infectadas, dando alojamiento y cuidados a las personas aisladas. Además el polo científico cubano ha desarrollado dos vacunas, la Soberana 02 y la Abdala, que permitirán inmunizar a la población cubana y exportar a los países que la necesiten por no poder acceder al resto de vacunas.

La cruz de la moneda está en los países imperialistas. El 99% de las vacunas producidas por los monopolios farmacéuticos son acaparadas por la UE, EEUU, Reino Unido, Canadá y Australia, entrando en una feroz competencia entre ellos por firmar contratos ventajosos con las farmacéuticas que les garanticen el suministro en un macabro mercado de la muerte.

La entidad sionista de Israel es elogiada por su política de vacunación, pero ignoran que ha bloqueado el acceso a la vacuna a Palestina bajo administración de la Autoridad Nacional Palestina, lo que representa un genocidio de proporciones dantescas.

Ferrán N.