Compartir

El 24 de abril se cumple el octavo año del que ha sido hasta hoy el asesinato de obreras/os producido en las instalaciones, donde desempeñaban su trabajo, en las condiciones mas repugnantes de las que hayamos sido testigos .

Este día el derrumbe de un edificio de 8 plantas en la ciudad Daca,capital de Bangladesh provocó más de 1.130 víctimas mortales, en este edificio que no reunía las mínimas garantías de seguridad trabajaban hacinadas 5000 personas, además de los asesinadas/os muchos otras/os quedaron mutilados/as y gravemente heridos/as.

Todavía podemos recordar como en los medios de comunicación se daba la noticia y en esta información se lamentaba la mala suerte de estos pobres obreras/os que por causa de lo que ellos calificaron como accidente lamentable habían fallecido.

Como sucediera recientemente con el asesinato patronal de Raba-marruecos, donde en un taller sin medidas de seguridad e higiene alguna, son asesinados 25 obreros. En el caso del Rana Plaza se dio el mismo carácter informativo, se calificaban de desastre. Durante varios días en los noticiarios se informó del desescombro y rescate, pero en ningún momento se denunció la situación laboral en las que trabajaban estas/os obreras/os, jamas se denuncio que estas/os estaban trabajando en condiciones de nula seguridad e higiene y menos, claro está, se informo que trabajaban para multinacionales como: Mango, Primark, Benetton, Place, inditex, Corte Ingles y alguna otra. Empresas que fabrican casi la totalidad de su producción en países con escasa presión social, con lo que pueden contratar por salarios irrisorios, aumentando sus beneficios a cifras estratosféricas.

Después de este asesinato todas las criminales multinacionales que explotan y roban en este país, haciendo un ejercicio de hipocresía que no cabe en el océano indico, afirmaron públicamente que no trabajarían con subcontratas que no respetaran la seguridad en higiene en fábricas y talleres, ¿ se puede ser mas hipócrita y miserable?, estos jamas han dejado de trabajar con contratistas que les abaraten el coste por prenda sin importarles donde y como estos fabrican.

El capitalismo en su lógica inherente sobreexplota y asesina a la clase obrera, como viene haciendo 200 años antes del brutal asesinato en el Rana Plaza,como sigue haciendo a nivel planetario, hoy en el estado español somete a miles de obreras/os migrantes a vivir en condiciones infrahumanas en muchos casos en campamentos que son incendiados cada cierto tiempo.

El 24 de abril del 2013 debe estar grabado en la conciencia de toda la clase obrera como un dia en el que el capitalismo ejerció toda su violencia asesinado y mutilando a miles de obreras/os en el Rana Plaza.

El PCPE no olvidamos a nuestros hermanas y hermanos de clase asesinados por el capitalismo.

Juan J. Sánchez