Compartir

Tras el apoyo parlamentario a las recomendaciones del Pacto de Toledo, se sigue allanando el camino a la liquidación del actual sistema público de pensiones. Orden ejecutada tanto por los partidos de derecha (ya sea por voto a favor o abstención), como por los gestores socialdemócratas del gobierno de coalición (a favor de dichas medidas lesivas). Ante este escenario, se consuma una vez más la contradicción permanente del actual gobierno de la monarquía y los monopolios, entre su discurso "social", y sus medidas y "hechos" al servicio del bloque oligárquico-burgués. Políticas desde las que en ocasiones brinda alguna miga para entretener a la masa asfixiada por el capital, mientras vierte millones de dinero público para mantener los beneficios de la burguesía.

Es necesario desplegar la movilización inmediata del pueblo trabajador, en defensa de los derechos conquistados por la clase obrera.

Difundimos el reciente comunicado de COESPE, que consideramos que señala las claves necesarias para la articulación obrera y popular en defensa de las pensiones públicas, ante este nuevo ataque del capitalismo y sus gestores socialdemócratas.

Unidad y Lucha

 

Pensionistas nuevamente estamos obligados a movilizarnos ante una nueva Reforma del Sistema de Pensiones que el Gobierno de Coalición comienza a preparar y legislar.

Nuevas reformas que dejan vigentes las de 2011 y las de 2013 como el factor de sostenibilidad y en las que ni tan siquiera el IPC real por ley está garantizado.

El Gobierno de Coalición no debería de haber convocado nunca un Pacto de Toledo que nació con el bipartido para privatizar las pensiones y descargar al Estado de la responsabilidad de unas pensiones públicas dignas y suficientes.

En cambio hemos visto como el mismo Gobierno ha contribuido proponiendo y votando con la derecha unas recomendaciones que rompen la solidaridad intergeneracional del sistema de reparto que ha sido la base de la sostenibilidad de millones de familias en más de una década de crisis económica creada por la especulación del capital financiero, ahora pretenden privatizar con planes de pensiones, incentivados con fondos públicos, una parte de las cotizaciones del sistema de reparto.

El mismo ministro de la SS en nombre del Gobierno+ ha tenido que reconocer las mentiras sobre la insostenibilidad de las pensiones y reconocer que durante décadas el Estado ha estado utilizando parte de las cotizaciones sociales en otros gastos ajenos. Pero ni una palabra de devolver los más de 500.000 millones que se han utilizado indebidamente y que deberían de haberse utilizado para subir las pensiones mínimas de pobreza. También hemos visto al Gobierno proponer y votar recomendaciones como; recortar las pensiones de viudedad, penalizar aún más las jubilaciones anticipadas, mantener los complementos a mínimos con referencia a los no contributivos, ‘olvidarse’ de asimilar al sistema de pensiones a las trabajadoras de hogar, o aumentar de 15 a 20 años el cálculo de la pensión.

Ahora las reformas están en las manos del Gobierno de Coalición que ha comenzado a dar los primeros pasos en los PGE y convocando un nuevo Pacto Social con la Patronal y con las Direcciones Sindicales de CCOO y UGT, un pacto social que rechazamos y que no nos representa, denunciamos que es una continuación clara del que se firmó en el 2011 por los mismos agentes incluido el Gobierno.

Nosotros seguimos reclamando lo que no se nos ha escuchado, ni tenido en cuenta, y que se ha llegado a rechazar en el Congreso con los votos del Gobierno y los partidos de la derecha:

  • Pensión mínima de 1080 euros como indica la Carta Social Europea.
  • IPC real por ley de aumento y retorno del Coste de la Vida perdido por los recortes.
  • Acabar con el 37% de la brecha de género.
  • Equiparación de las empleadas de hogar al sistema de la SS.
  • 100% de la Base reguladora por viudedad y mantener su carácter contributivo.
  • Jubilación a los 65 años, jubilación anticipada al 100% con 40 años cotizados.
  • Derogar los coeficientes reductores de la jubilación anticipada, el paro de larga duración en personas de mediana edad no puede seguir siendo penalizado.
  • No a los planes privados de empresa y al fomento de planes privados incentivados con fondos públicos.....

La lucha por las pensiones es de toda la Clase Trabajadora, sin salario no hay pensiones, exigimos establecer un SMI de 1200€ como determina la Carta Social Europea para erradicar la pobreza en el trabajo y en las pensiones, defendiendo nuestro sistema solidario entre generaciones. Hay que derogar las Reformas Laborales de 2010 y 2012 que han dejado en manos de la patronal una mayor explotación y bajada de salarios.

Nos movilizamos, buscando la mayor unidad entre pensionistas y trabajadores, con la intención no solo de tirar atrás esas recomendaciones sino para que la voz de los pensionistas y sus intereses lleguen al Gobierno del Estado y sean tenidas en cuenta y para que sepan que la lucha pensionista continúa. 30 de Noviembre del 2020.

Comisión Portavoces COESPE