Compartir

Declaración del Secretario General del Partido Comunista Libanés, Hanna Gharib: La única solución es formar un gobierno nacional de transición desde fuera del sistema gobernante, con poderes excepcionales que sean aprobados por las fuerzas del levantamiento popular, ajeno a las fuerzas de la represión y de la dependencia del exterior.

1- En primer lugar, debemos detenernos en lo ocurrido anoche en la localidad de Zararia, con la quema del monumento a los mártires del Frente de Resistencia Nacional Libanés. Lo menos que se puede decir de la descripción de este cobarde ataque, al amparo de la oscuridad, es que se dirige principalmente contra la causa que tomó este Frente y sus mártires, es un ataque a la causa que ha asumido nuestro partido y su resistencia.

Es un ataque al objetivo de la liberación nacional y social de nuestro pueblo, la cuestión de la liberación y el cambio, la liberación de la tierra y la liberación de los libaneses de este sistema político mortal y su sistema político corrupto y dependiente. En este sentido, hacemos un llamado a las fuerzas de seguridad para que asuman todas sus responsabilidades, y actúen con rapidez para descubrir a los autores e imponer las penas más severas a los agresores del monumento a los mártires del Frente

2- El Partido Comunista Libanés saluda a cientos de miles de manifestantes en general, y a los comunistas y a las fuerzas del cambio en particular, que acudieron a la Plaza de los Mártires el sábado día 8 de agosto para participar en la manifestación de exigir rendición de cuentas, y la indignación popular, con la consigna de derrocar al sistema político sectario asesino y al sistema autoritario dependiente, ya que es el sistema que genera la crisis, las guerras y los desastres, el cual abre las puertas a la injerencia exterior. Bajo este lema, el Partido reafirmó su constante apoyo a las luchas y al sufrimiento de su pueblo frente a los desastres económicos, financieros, sanitarios y sociales, que sufrió y sigue sufriendo, y que alcanzó su punto culminante en el desastre, el crimen cometido contra la nación y el pueblo, en el bombardeo del puerto de Beirut

3- Ante el bloqueo del futuro político, y la necesidad de que los libaneses elijan entre la continuidad del sistema gobernante - ya sea a través del gobierno actual o el llamado gobierno notorio de "unidad nacional" - y la injerencia extranjera y la internacionalización con el pretexto de preservar la paz civil ante la quiebra de la seguridad, la disolución del Estado y el colapso del orden público, el Partido afirma que la única solución es una solución política basada en la formación de un gobierno nacional de transición, desde fuera del sistema autoritario, con poderes excepcionales y aprobado por las fuerzas del levantamiento popular, cuya tarea será liquidar el legado del sistema político sectario y sentar las bases del Estado nacional y democrático. En cuanto a la convocatoria del primer ministro Hassan Diab, de celebrar Elecciones parlamentarias anticipadas supervisadas por su gobierno de acuerdo con una ley electoral basada en la representación sectaria, no es una propuesta distinta de las opciones del actual sistema gobernante

4- El Partido Comunista cree que el discurso pronunciado en la conferencia internacional de emergencia, que se celebró ayer por iniciativa del presidente francés, bajo el lema de brindar apoyo al Líbano, oculta sus verdaderas intenciones y es, en un aspecto fundamental, una nueva falsa promesa. Cabe recordar que los pilares de la autoridad corrupta en el Líbano, siempre y durante décadas, han sido ampliamente apoyados por los Estados e instituciones que participan en esta conferencia. Además, la estipulación de este último de apoyo a las reformas que el gobierno libanés debe implementar en el futuro cercano no exime a muchos de esos países de la responsabilidad de participar en la imposición del bloqueo y las sanciones económicas y financieras que han perjudicado enormemente al pueblo libanés. Asimismo, la pretensión a hacer llegar este apoyo a través de canales informales, con el pretexto de una corrupción desenfrenada en el aparato estatal (aunque este es un argumento acertado a primera vista), no excusa el cuestionamiento de los objetivos económicos y políticos reales que pretende este apoyo.

5- El Partido Comunista Libanés, hoy más que nunca, se adhiere a su lema en aras de la construcción de un Estado nacional democrático como brújula para todas sus orientaciones en la etapa actual, y afirma su rechazo y condena a los intentos de algunos de explotar la ira popular y levantar consignas ajenas al comportamiento de los sublevados y sus objetivos, que siempre se han mantenido en su camino y valores desde su lanzamiento el 17 de octubre. El Partido advierte contra estos intentos y consignas que responden a los proyectos autoritarios internos, que apoyan a proyectos extranjeros sospechosos, que atraen a fuerzas extranjeras a conspirar contra el papel del Líbano y su posición nacional, especialmente en esta etapa en la que los intentos de fragmentar y dividir a los países de la región intensifican su subyugación sectaria.

6- El Partido condena todos los actos de represión a los que han sido sometidos los manifestantes por parte de las fuerzas militares y de seguridad, y pide el castigo más severo para quienes dispararon contra los manifestantes y quienes les dieron las órdenes de hacerlo, al tiempo que desea una pronta recuperación de los heridos, y pide a las fuerzas de seguridad que respeten y protejan el derecho de manifestación y expresión. La tarea de las fuerzas de seguridad y militares hoy es alinearse con su pueblo y no enjaezarse y sacrificar uno de sus miembros -por lo que expresamos nuestro más sentido pésame a su familia- para proteger los símbolos del sistema político gobernante que se apoderó del dinero público y privado y se apoderó, a través de la inflación y la volatilidad del dólar, de una parte esencial de los ingresos y salarios de la población en general, incluido el personal militar y de seguridad. El Partido manifiesta su gran agradecimiento a todos los voluntarios en los sectores médico, sanitario y de defensa civil, que acudieron durante la manifestación, y siguen prestando asistencia a los manifestantes y a las zonas afectadas y su gente

7- El Partido afirma que los responsables de la explosión portuaria han de rendir cuentas, y que la rendición de cuentas no se puede limitar a unos pocos empleados y directores, sino que debe afectar, antes que nada, a los funcionarios políticos, por altos que sean, por su política de empleo clientelista, corrupción, negligencia e incompetencia, y quizás también su implicación en una conspiración directa e indirecta. Lo cual llevó a este desastre nacional.

8- El Partido Comunista Libanés considera que las fuerzas del levantamiento nacional están llamadas hoy a coordinar sus energías y esfuerzos, en esta delicada etapa, para establecer marcos políticos unificados y agilizar la presentación de su propio programa independiente, orientado a formar una autoridad alternativa que asuma la tarea de defender los derechos del pueblo libanés, a través de la construcción de un Estado nacional capaz y justo. Un Estado que se construya sobre las ruinas del sistema de asesinatos, cuotas y dependencia del exterior

Beirut, 10 de agosto de 2020