Compartir

El grupo Sada (la filial española de la multinacional Nutreco, que a su vez pertenece a la empresa holandesa SHS Investments) pretende cerrar el matadero situado en el polígono El Segre de Lleida y despedir a 260 personas que trabajan en este centro de trabajo. Des de el Partit Comunista del Poble de Catalunya (PCPC) rechazamos contundentemente este ERE orquestado de manera intencionada por la empresa des de hace ya tiempo, aunque se hizo publico a mitad de mes de octubre y fue comunicado al comité de empresa, un día antes.

El comité de empresa, ha transmitido a la empresa su rechazo a este ERE. Las intenciones de la empresa son claras, están decididos a cerrar este centro y despedir a sus trabajadores, perjudicando gravemente el territorio y el futuro de muchas familias que dependen únicamente de este salario. Esto último añade más sufrimiento, si cabe a unas familias que tendrán que pasar tiempos muy difícil.

Des de el comité de empresa han señalado que detrás de las oscuras intenciones de este cierre son liquidar la plantilla para hacer más atractiva la venta de este matadero a nuevos propietarios para que no tengan que gestionar subcontratas de la plantilla.

Juan Noguero, presidente del comité de empresa, ha explicado:

"El año pasado invirtieron 9 millones de euros en reformar la sala de despiece y otros 3 millones en un nuevo molino de carga. No tiene mucho sentido que te gastes este dinero para cerrar al año siguiente".

Llevan meses con producciones muy bajas en la línea de despiece y con el matadero sin ninguna actividad. Este es el motivo de que gran parte de la producción ha estado intencionadamente trasladada a la planta de Valencia del Grupo Sada para provocar perdidas que justifiquen el ERE.

La empresa cito a finales de octubre al comité de empresa. En ese momento se dio la documentación necesaria para iniciar el periodo de consultas.
El PCPC denunciamos enérgicamente estos hechos tan menospreciables y premeditados por parte de la empresa en que ponen en jaque y llevan a la desgracia a decenas de familias obreras. Rechazamos de manera firme el ERE y llamamos a los trabajadores del centro a organizarse y luchar por sus puestos de trabajo. Las indemnizaciones que se puedan ofrecer siempre serán miserables, muchos de estos trabajadores ya no volverán a encontrar trabajo. El Grupo Sada es una empresa que- para asegurar su beneficio- ha demostrado que no tiene escrúpulos en destrozar las vidas de trabajadores y trabajadoras.

Para finalizar el PCPC hace un llamamiento al conjunto de la clase obrera y popular a movilizarse para evitar la perdida de los 260 puestos de trabajo directos y miles de indirectos que supondrán una ruina para la economía de Lleida. El PCPC defiende la nacionalización de la banca y los sectores estratégicos.

En este sentido creemos que la única manera de garantizar el futuro laboral de trabajadores y trabajadoras de SADA- con una buenas condiciones de trabajo- es socializar esta empresa haciéndola productiva y rentable.

NO AL CIERRE DEL MATADERO.
SI TODO LO PRODUCIMOS, TODO LO DECIDIMOS.
TRABAJADORES Y TRABAJADORAS A LA LUCHA.

PCPC de Lleida.