Compartir

El monopolio del sector aéreo, RYANAIR, no tiene suficiente con plantear una rebaja salarial de entre un 20% y un 30% a sus trabajadores del handling del aeropuerto de Madrid – Barajas, si no que la inexistencia de convenio, sumada a la política de acoso, amenazas y chantajes, ha llegado al punto de que los trabajadores pasen a la ofensiva y se lancen a la lucha con la convocatoria de una huelga indefinida, ratificada por el 100% de la plantilla en asamblea.

 

De una plantilla de 100 trabajadores, 60 están con sanciones sacadas de la manga por la empresa. Los servicios mínimos impuestos por Fomento, son del 100%, ya que lo catalogan como servicio público (cosa que no se refleja en las condiciones laborales), y el comité de huelga apenas da de sí con las decenas de demandas interpuestas en estos días.

El miedo a las sanciones y los despidos ha desaparecido. Únicamente reclaman unos derechos básicos para toda la plantilla, y la empresa, teniendo como rehenes a los compañeros y compañeras sancionadas, obliga al comité de huelga a desconvocar la huelga para sentarse a negociar. La respuesta de la plantilla, como es obvio, es lo contrario.

Hoy la lucha es por el mantenimiento de unas condiciones, mañana la lucha será para conseguir un convenio estatal. y pasado mañana, con unidad, organización y lucha, RYANAIR desaparecerá, porque como dicen los compañeros “aquí los eventuales sois vosotros”