Durante esta semana han sido varios los vídeos y comunicados de trabajadores y trabajadoras de Correos denunciando la situación que sufren.

La plantilla desde el primer día laborable tras la declaración de alerta, ha venido denunciando ante la empresa en los distintos centros que no van a arriesgar su salud trabajando sin la protección adecuada. Solo tras este primer plante fue cuando se les administraron guantes al día siguiente, pero careciendo del resto de material preventivo necesario como pueden ser mascarillas, gel hidroalcohólico, etc...

Vuelvo a hacer un llamamiento urgente para el Hospital Severo Ochoa. El de ayer no fue suficiente. Seguimos necesitando material, no ha llegado. Han llegado mascarillas quirúrgicas pero eso no es suficiente. Las mascarillas quirúrgicas no protejen a los profesionales que están en contacto con los pacientes con Covid-19. Necesitamos mascarillas FP2 y FP3. No hay ya mascarillas en unidades como la UCI. O los técnicos de rayos están haciendo su trabajo, están haciendo los TACs y los Torax a los enfermos de Covid sin ningún tipo de protección. Por favor, necesitamos que ese material llegue ya, hoy. No hay material, estamos desabastecidos.

 

Presentamos la nueva sección de la web digital del periódico Unidad y Lucha: RESPUESTAS OBRERAS

Sección dedicada a recopilar  ejemplos de nuestra clase, que han enfrentado al patrón y que han logrado sus objetivos.

Existen demasiadas incógnitas sobre el surgimiento del Covid19. Entre ellas, cuándo y dónde surgió el caso 0. Quizás, nunca las despejaremos del todo. Sin embargo, si algo nos ofrece la situación provocada por la crisis del coronavirus, es la oportunidad de reflexionar acerca de la necesidad de una férrea defensa de una sanidad pública de calidad.

Durante todos estos años se ha alertado sobre el proceso de privatización que estaba sufriendo la sanidad. Madrid ha sido uno de los territorios más perjudicados por recortes y privatizaciones. Ahora, bajo mínimos por falta de personal y de material.

En el momento actual, los centros sanitarios de Madrid -y otros puntos del estado- están al borde del colapso, con los trabajadores dejándose la piel y arriesgando sus vidas debido a los recortes de plantillas y a la falta de material de protección. Esto ha provocado el contagio de centenares de ellos, con lo que ello implica para el funcionamiento del sistema. En las urgencias de muchos centros, sobrepasados por la situación, no hay posibilidad de separación entre pacientes respiratorios y no respiratorios, lo que convierte las salas de espera en potenciales focos de transmisión.

¿Salud laboral? Una quimera en el capitalismo. Los datos concretos de la empresa serán puestos a disposición de la autoridad laboral.

 

 

Trabajadores/as de una empresa, del sector del Call Center que trabaja principalmente para Orange, en el Polígono Ind. Cabezo Cortao (Murcia), con más de 2.000 trabajadoras/es, contactaron el lunes 16 de marzo con la Redacción de Unidad y Lucha para denunciar las actuales condiciones de trabajo tras el decreto de alerta del gobierno, ante la irresponsabilidad e incumplimiento de la empresa en la gestión de las medidas preventivas de la plantilla.

Los trabajadores se quejan de la falta de seguridad ante la crisis del coronavirus

Los trabajadores del Cabildo de Gran Canaria, funcionarios y personal laboral, han protestado en la mañana de este lunes por las condiciones de seguridad en sus empleos en medio de la crisis del coronavirus.

Por ello han llevado a cabo una protesta ruidosa en el interior de sus centros de trabajo.Varios vídeos que circulan por las redes sociales recogen el 'motín' en la Casa Palacio.

De momento, la institución insular ha informado en sus redes sociales que "el personal de los servicios esenciales del Cabildo debe acudir a sus puestos (salvo posibilidad de teletrabajo)".

Se trata de una decisión tomada este lunes por el grupo de Gobierno del Cabildo de Gran Canaria presidido por Antonio Morales con el objetivo de reorganizar el trabajo de todos los departamentos insulares de modo que queden garantizados, de un lado, los servicios administrativos y públicos a la ciudadanía y, de otro, la seguridad sanitaria laboral y de la ciudadanía en estos momentos de contención del coronavirus.