¿Quieres ser Glover? ¿tienes tiempo libre y tu propio medio de transporte? Gana dinero cada mes descubriendo tu ciudad.

Así empieza el reclamo de Glovo para reclutar trabajadores y trabajadoras, una empresa creada en Barcelona en 2015 que a través de una aplicación (App) pone en contacto a “repartidores independientes” (léase falsos autónomos) con clientes, para llevar a domicilio cualquier cosa que quepa en su caja-mochila de color amarillo.

Me entrevisto con Patricia y Lucas (nombres ficticios) trabajadora y ex – trabajador de Glovo que me cuentan sus experiencias.

“Para empezar tienes que darte de alta como autónomo, unos 250-300€ de media, aunque existen diferentes cuotas, también debes pagar una fianza por la “caja-mochila”, una batería externa y un porta móviles. En la aplicación para la plantilla que te descargas en tu móvil les ofreces “tu” tiempo. Al principio sueles empezar con 3 horas al día, y con el tiempo, si te portas bien, van aumentándote esa cantidad de horas”.

Es muy complicado poder hacer un trabajo relacionado con la situación y el papel de los jornaleros, ¨proletariado agrícola¨ en el campo del estado español usando las estadísticas del INEM, o cualquier otro organismo estatal, estas no reflejan la verdadera cantidad de fuerza de trabajo empleada en este sector, las cifras que aparecen son falsas.

El sector agrícola dejó hace tiempo de ser considerado como deficitario en su desarrollo e implantación industrial, hoy la agricultura ha superado el estigma que la consideraba como un sector alejado de la modernidad técnico científica, esta se impuso a partir de mediados del siglo XX y hoy está totalmente consolidada. Actualmente las explotaciones agrícolas nada tienen que ver con esa imagen en blanco y negro en las que los braceros cargaban con todo el peso del trabajo sobre su espaldas.

Afirmamos con todos los datos posibles que las diferentes ramas de la agricultura española, a excepción de algún caso aislado, son una gran industria.

Cuando las y los comunistas del PCPE insistimos en que las organizaciones obreras, tanto políticas como sindicales, debemos orientar todos nuestros esfuerzos a situar a la clase trabajadora a la ofensiva, no lo hacemos por capricho sino plenamente conscientes de lo que ello significa. La necesidad de luchar para ganar queda nítidamente reflejada en la angustiosa situación vivida por los cerca de 100 trabajadores (inclúyase aquí a las trabajadoras, que alguna hay en estas plantillas tan masculinizadas) del Servicio de Mantenimiento Integral de los 7 Hospitales Públicos de gestión directa de Les Comarques del Sud del País Valencià. Este colectivo, de indudable relevancia en el correcto funcionamiento de las instalaciones sanitarias, ha visto recientemente peligrar sus puestos de trabajo durante el proceso de licitación del servicio.

En marzo de 1980 se publicaba en el BOE el Estatuto de los Trabajadores, impulsado por el gobierno de la UCD, contó con el apoyo de la Patronal, UGT y el PSOE, y la oposición de CC.OO. y el PCE.   Desde entonces se han realizado 52 reformas laborales.  Alfonso Guerra decía que a España no la iba a reconocer ni la madre que la parió, del ET ni hablamos, por que a éste, si que no lo conocen ni los que le votaron a favor, y así nos va. 

Las crisis económicas no tienen sus causas ni sus respuestas en la regulación del mercado de trabajo. En todo caso la relación es inversa: el mercado de trabajo termina reflejando algunas de las consecuencias y efectos de la crisis, especialmente en forma de destrucción de empleo y de precarización del mismo.   

“Y todavía hay quien dice que los políticos que nos gobiernan no trabajan”.  En materia laboral se han esforzado en demostrar que cumplen y muy bien los dictados de sus “Jefes”, incrementado las prerrogativas empresariales y minorando los derechos y garantías de la clase obrera, ejemplo de lo primero son las reformas en materia de modificación sustancial de las condiciones de trabajo o descuelgue de las condiciones de convenio, y de lo segundo, la reforma en materia de despido improcedente, la supresión de los salarios de tramitación y reducción de la indemnización.   Llevamos 38 años de Estatuto y en cada reforma, la clase obrera se deja derechos mientras el empresariado obtiene mejoras a corto o medio plazo.  Se hacen más ricos a costa de nuestros derechos.

Este viernes, 18 de mayo, sobre las 08:10 de la mañana, dos obreros, de 31 y 46 años, fallecían en un taller del polígono industrial Río San Pedro, en Puerto Real, al caérseles encima una plataforma metálica de grandes dimensiones. Desde la Coordinadora de Trabajadores de Andalucía hacemos llegar nuestras más profundas condolencias a los familiares de estos dos compañeros fallecidos.

La muerte de estos dos compañeros incrementa dramáticamente la cifra de accidentes laborales mortales en lo que va de año. Según datos obtenidos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el estado español, entre enero y marzo de 2018, se han producido 142.621 accidentes laborales, de ellos 122 mortales (115 trabajadores y 7 trabajadoras) y 921 han sido considerados graves. . ¡Ciento veintidós muerto en apenas tres meses!

Con motivo del accidente mortal sufrido el pasado viernes por dos trabajadores en un taller de la empresa Equimansur, auxiliar de Navantia de Puerto Real, al caerles encima una estructura de metal de más de cuatro toneladas, este lunes, 21 de mayo, sobre las 05:30 de la mañana, sindicalistas de SAT y CTA, principalmente, y miembros de la Coordinadora de Profesionales del Metal, todos ellos de la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz, acudieron a la entrada de los astilleros de Navantia de Puerto Real, donde formaron un piquete que fue informando a los obreros y obreras que acudían para iniciar su jornada laboral, sobre la necesidad de hacer una asamblea para decidir qué acciones se llevarían a cabo con motivo del "accidente laboral" que ocasionó la muerte de estos dos compañeros.

Este ha sido un grito de la clase obrera durante mucho tiempo, sin embargo, hoy en día, con la justicia en manos del fascismo, últimamente en las manifestaciones se oye eso de que no es ciega, que está cara al sol, gritar: “Obrero despedido patrón colgado” tan habitual en los años 90, puede conllevar una demanda que acabe con tus huesos en una prisión. Eso sí, seguramente estaremos mejor rodeados que en el congreso, junto a raperos, cantantes, titiriteros, sindicalistas y defensores de la libertad de los pueblos a elegir su futuro.

Con la crisis, mientras nos quedaban derechos, el miedo atenazó a la clase obrera, y pocas reivindicaciones se planteaban en las empresas. Ahora, que poco a poco nos han ido quitando los derechos y tenemos menos que perder, en algunas empresas empiezan a reivindicar, ya que sólo nos queda perder las cadenas. Pero los empresarios y el capitalismo, no han forzado todas las reformas para devolvernos los derechos sin pelearlos.

Por eso, cuando en una empresa un sindicato no acepta los argumentos del empresario, cuando se le exigen las cuentas, cuando se plantean a la plantilla las cosas tal cual son, cuando perdemos el miedo…..nos tienen miedo.

El pasado viernes 20 de abril las trabajadoras y trabajadores de la Empresa de Amazon en San Fernando continuaron con su lucha por mejorar sus condiciones laborales en una manifestación en Madrid, en la que, una vez más participó de una manera importante el PCPE y su juventud. Pese a que el 1 de abril, la empresa claudicó en parte tras una heroica lucha sindical con el tremendo éxito de la huelga de 48 horas del mes anterior de la que este partido fue testigo y partícipe, la clase trabajadora de Amazon mantiene la necesidad y capacidad de ampliar las mejoras para la plantilla de la multinacional. La patronal, en su desesperación ha tratado de castigar y reprimir a la plantilla eventual no renovando contratos a más de 100 trabajadoras/es, consiguiendo enfurecer más a la plantilla y propiciar con mucha más rabia y rebeldía que la luche continúe con más fuerza y contundencia.

Esta lucha, gracias al apoyo de las trabajadoras y trabajadores en Amazon, de la organización sindical y de la fortaleza que les da la unidad está ocasionando que la lucha continúe. De hecho se está hablando de una nueva huelga para el “Prime day” (un día con mucho más volumen de ventas en esta compañía que otros días de absoluto consumismo como el Black Friday o la Navidad) o incluso y teniendo en cuenta la buena conectividad entre la clase obrera española y la del resto de Europa, se plantean huelgas y movilizaciones coordinadas de forma internacional.

El grupo francés Adeo, propietario de las cadenas Leroy Merlin y Aki, especializadas en bricolaje y en acondicionamiento del hogar, ha puesto en marcha un proceso de integración de ambas. Este proceso afecta sólo a España y Portugal, aunque en el resto de países se hará una unificación de marcas. Así, Leroy Merlin se integrará en Italia con Bricocenter o en Francia con Weldom. El nombre de la marca con la que operará la multinacional no está anunciado, lo que si anunciaron es que esperan incrementar la facturación por encima del 7% en nuestro país para este 2018, y que aspiran “a construir un negocio más sano, mucho más potente y que genera un vínculo mucho más productivo con todas las partes interesadas”. Seguramente no están pensando en los trabajadores y trabajadoras.

Como muestra de la verdadera cara de esta multinacional, aspirante junto con Ikea a mantenerse como la mayor europea del sector, reproducimos el comunicado de la USB (Unione Sindicale di Base) difundido en solidaridad con quienes trabajan en la logística de Leroy Merlin Italia y que desenmascara lo que esconden las proclamas de su Web “En Leroy Merlin, nuestro principal valor son las personas. Te ofrecemos toda clase de opciones para desarrollar tu trabajo. Queremos invitarte a unirte a este gran equipo y descubrir que en Leroy Merlin tienes mucho que ofrecer... y también mucho que disfrutar.”

Subcategorías