La oligarquía sabe bien que uno de los bastiones de la libertad y la democracia reside en el movimiento obrero. Cuando hay conflictos, huelgas, confrontación con el poder, las posiciones de izquierda suben con un electorado más movilizado o más conscientes de su poder. Por eso, tener un movimiento obrero debilitado, unos sindicatos reclamando con insistencia el gran pacto social, tener un ejército de parados dispuestos a trabajar por debajo del convenio, es la mejor arma del capitalismo. Y ese, es el motivo de hacer leyes que van claramente contra la libertad sindical y los derechos de la Clase Obrera. Las reformas laborales nos dejaron prácticamente sin negociación colectiva y con el despido a capricho del empresario. El artículo 315 del Código Penal o la Ley Mordaza están hechas para reprimir. Nos decían que no se iba a aplicar, hasta que se aplicó.

Y en eso llegó Pedro Sánchez con la promesa de eliminar las Reformas Laborales (hoy dice que sólo lo hará con el consenso de la Patronal) y la Ley Mordaza, pero, el renacido, en su primer asalto como presidente, no cumplió, dijo que no le dio tiempo. A los juzgados si les cundió la ley, desde las huelgas han encausado a más de 350 sindicalistas por actuar en piquetes, y algunos cumplen condena, veamos algunos ejemplos.

Los/as trabajadores/as del metal, a través de las organizaciones sindicales representativas, mantienen una lucha contra los intereses draconianos de la patronal.

Las reivindicaciones obreras son las de limitación de las contrataciones a través de ETTs, la eliminación de las subrogaciones, eliminación de la brecha salarial, reducción de la agotadora jornada laboral, poner fin a la eventualidad a través de la creación de contratos y trabajo fijo, y una subida salarial que garantice el que los obreros dispongan de suficientes recursos económicos.

 

La mañana de ayer, en una acción más de represión del estado burgués Frances fue detenido el sindicalista Gael Quirante quien está siendo violentamente reprimido con multas y detenciones con la intención de neutralizar la digna lucha que están llevando a cabo los carteros del distrito parisino de Hauts de Seine , en esta ocasión la violencia policial fue llevada hasta el domicilio del compañero, esta detección es escusada por motivo de una acción reivindicativa llevada a cabo el viernes, actitud y acciones desempeñadas por Gael en un intento de presionar para conseguir que se pueda negociación en condiciones favorables para el conjunto de los trabajadores de correos en huelga que dura ya más de 15 meses.

El PCPE exigimos su liberación sin cargo alguno. Así como la inmediata solución laborar por la cual Gael como sus compañeros llevan 15 meses de huelga resistiendo ante la represión patronal. La detención de Gael es un intento más de intimidación al conjunto de los trabajadores.

Hacemos un llamamiento a la solidaridad y unidad de clase, ninguna acción represiva sin una contundente respuesta unitaria de la clase obrera.

Como un casino con las cartas marcadas, en el capitalismo, la banca siempre gana. La deuda de la banca española con el BCE subió ligeramente en febrero, hasta los 167.420 millones. Según los datos del Banco de España, el Estado perderá 60.600 millones de euros, el 80% de los 77.000 millones inyectados para rescatar a la banca.

Casi nacionalizan la banca, solo lo hicieron con las perdidas, una vez puesto en orden sus balances, se acabó la banca pública hasta nueva orden del BCE o del FMI. Y es que hay que ser ingenuo para pensar que el sistema capitalista puede dejar caer a los suyos, despide, desahucia, humilla y agrede a los nuestros. Para eso se inventaron los ERE.

“las reformas sociales conseguidas por una dura lucha constituyen etapas en el camino que lleva a la meta final, pero solamente en el sentido en que conllevan un acrecentamiento de nuestro poder. Sólo como tales, en tanto que acrecentamiento de poder, tienen valor para el socialismo.”

Anton Pannekoek, 1909.

 

Es 1919. La concentración industrial de mayor importancia en el estado, la cuna de la clase obrera, es Cataluña, y su centro Barcelona. La ciudad ha parido desde las primeras organizaciones obreras (Sociedad de Tejedores, Unión Manufacturera) hasta la primera gran central sindical (UGT), y posteriormente a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT), organización que dominará el movimiento obrero en España hasta la guerra nacional revolucionaria de 1936-1939.

La clase obrera barcelonesa ya ha adquirido gran experiencia a lo largo del siglo XIX, y tan solo una década atrás, en la llamada Semana Trágica, se opuso de manera enconada al alistamiento de obreros por parte del gobierno conservador, para ir a morir a la colonia marroquí a mantener los pocos mercados que le quedaban al imperialismo español.

LAS ORGANIZACIONES ABAJO FIRMANTES SE POSICIONAN CONTRA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN REALIZADA EN EL PLENARIO DEL PARLAMENTO EUROPEO (la que aprobó el PEPP) REALIZADA EL DÍA 4 DE ABRIL DE 2019

Es evidente que la aprobación del PePP, acrónimo en ingles de Pan-European Personal Pension Product, por parte del Parlamento Europeo expresa con total crueldad social y con total evidencia los intereses capitalistas de la Unión Europea. La burguesía europea apuesta con firmeza y con dureza en la defensa de sus intereses económicos, de sus intereses de clase. Han votado a favor de la privatización de las pensiones que serán comercializadas por bancos, aseguradoras, fondos de gestión y/o gestores de inversión, es decir, la creme de la creme del capitalismo financiero europeo.

La votación de esta mañana del 4 de abril expresa con claridad que es el Parlamento Europeo, que intereses de clase defiende y cuál es el papel político que tiene. La votación ha reflejado fielmente el carácter “social” de la UE. Solamente la gente ingenua, la mal informada y quienes engañan con alevosía y premeditación a la ciudadanía de los países de la Unión pueden defender el carácter social de la UE. La votación de hoy refleja históricamente que la UE fue creada para defender los intereses de la burguesía europea y que solo a ella representa. No fue pensada para defender las pensiones públicas dignas, ni para luchar por la igualdad salarial y social, nació para explotar a la clase obrera y a los sectores sociales que sean necesarios.

Desde Unidad y Lucha entrevistamos al compañero Antonio Alcaraz, miembro de la Plataforma de Limpiadoras de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM) y Presidente del Comité de empresa del Lote Administrativo de limpieza de la CARM en una nueva jornada de lucha por la recuperación del 100% de la jornada de trabajo tras meses de lucha y movilización.

 

Unidad de clase, ¿qué hay tras esta afirmación o concepto? Los comunistas entendemos que el momento histórico por el que transita la lucha de clases esta unidad se hace cada vez más necesaria. Solo con la unidad de la clase obrera con el proletariado al frente podremos derrotar al capitalismo.

Nuestra propuesta de unidad pasa por la organización de las obreras y obreros en los Comités para la Unidad Obrera sujeto organizativo de lucha nacido con la intención de hacer posible que la clase obrera se organice y unifique en torno a todas las luchas que esta desarrolle contra el capital en defensa de sus intereses.

Los Comités Para la Unidad Obrera, desempeñan entre la clase obrera un papel organizativo que tiene como resultado una gran capacidad de coordinación y movilización con lo que superamos la provocada situación de división e inmovilismo en los que esta inmerso el movimiento obrero. Los CUO como propuesta organizativa, que, sin llegar a situar al sindicato en un lugar relegado, debe ser el sujeto político-organizativo que genera en lo practico la posición de clase, que sitúa al proletariado y al conjunto de la clase obrera en una posición ideológica y práctica, de una alta comprensión de ser la clase que desde su independencia de las clases burguesas puede conseguir los objetivos de liberase del yugo del Capital.

 

¿Nos hemos parado a pensar en los 3 millones de horas extras sin pagar que se hacen en España cada semana?

El dato lo lanzó el Instituto Nacional de Estadística (INE) hace unas semanas, refiriéndose a la Encuesta de Población Activa del cuarto trimestre de 20181.

Hablamos de horas de trabajo que nunca se van a pagar ni compensar con descanso. Sobreexplotación laboral, estafa a la Seguridad Social, economía sumergida, o sencillamente robo a la clase trabajadora, lo podemos caracterizar de muchas maneras.

Por dar otro dato, hablamos del equivalente a unos 75.000 contratos a jornada completa que dejan de firmarse. Si a lo anterior añadimos las horas extras que si se pagan nos vamos a 6,4 millones de horas a la semana. La friolera de 160.000 contratos a jornada completa.

El control horario obligatorio en las empresas ¿alguien se lo cree?

Subcategorías