Acaba de comenzar el nuevo mandato del Gobierno de Rajoy, para la clase obrera es la continuación de la barbarie capitalista.

Nuevos ajustes, recortes y ataques a los trabajadores y trabajadoras son anunciados en diferentes intervenciones del viejo Gobierno reestrenado en estos días: la subida del IVA sanitario, la rapiña contra los trabajadores del sector público, la incidencia en los supuestos datos catastróficos de las pensiones para una revisión del Pacto de Toledo, en una lista sin fin de agresiones que garantizan la tasa de beneficio del capital.

Los comunistas tenemos la tarea de construir la base del movimiento revolucionario, debemos consolidar nuestro trabajo en las masas, desarrollar el Frente obrero y popular por el socialismo.

Ante el aluvión de conflictos sociales y laborales debemos reforzar nuestra organización, tanto en su identidad política como organizativa, determinar nuestros principales objetivos. Desde el conocimiento de que todos los conflictos están provocados por la misma causa, los reconocemos en diferentes niveles y con diferentes formas de intervención. Algunos tendrán una expresión concreta local y otros tendrán una implicación mundial.

Empezaba yo el día con un chiste de mal gusto de la Revista Mongolia con respecto al perfil de los votantes de Trump: "Buen momento para recordar a los hombres mayores de 45 años que no vuelvan a hacerse un chequeo médico". Y quizá esa broma explique por sí misma lo que pasó anoche.

Quienes votaron a Trump ayer son justamente quienes no tienen un seguro médico para hacerse chequeos o tienen grandes dificultades para tenerlo. En el mapa se ve claramente dónde tuvo lugar el vuelco electoral, principalmente en lo que allá llaman "El Cinturón del Óxido". Allí se sitúa gran parte de la industria pesada y manufacturera del país y una de las que más está sufriendo las consecuencias de la globalización neoliberal: el cierre masivo de fábricas que van siendo deslocalizadas a países donde la mano de obra sea más barata y el consecuente aumento del paro y la pérdida de expectativas de futuro para la clase trabajadora.

Desde el 2015 Yemen está sufriendo una guerra de agresión imperialista, que en occidente se vende como una simple guerra civil, en la que Arabia Saudita participa de manera desinteresada evitando el derramamiento de sangre civil.

La “fatalidad” hizo que, al final de la primera década de este siglo XXI, aparecieran “operativos de Al-qaeda” o “Al-CIA” en la parte sur del país. Rápidamente los Estados Unidos realizaron prácticas de tiro y bombardeos selectivos. El objetivo prioritario de EEUU es evitar la influencia de Rusia, de China y de Irán en esta importante zona estratégica.

80 ANIVERSARIO DEL FRENTE POPULAR Y LAS BRIGADAS INTERNACIONALES

 

El 5 de noviembre se celebraron en el municipio de San Isidro (Alicante) las IX Jornadas en torno al campo de concentración de Albatera. La temática de estas Jornadas centrada en el 80 Aniversario del Frente Popular y las Brigadas Internacionales contó con la presencia altruista y comprometida de ponentes que venidos desde los diversos puntos de España presentaron sus trabajos de investigación junto a sus demandas de reivindicación de reconocimiento para los héroes y heroínas que vinieron a nuestras tierras a luchar contra el fascismo.

Una nueva fase del proceso de acoso a la Revolución Bolivariana se viene produciendo en los dos últimos meses. Después del fracaso movilizador con intenciones golpistas de la MUD de comienzos de septiembre, donde no consiguieron ni el ruido mediático perseguido, se ha producido una intervención desde el exterior que ha encontrado complicidad en sectores internos bolivarianos que maniobran desde dentro para contener el desarrollo del proyecto que encabezó el comandante Chávez.

El 12 de mayo el senado brasileño aprobó someter a Dilma Roussef,presidenta de Brasil, a un jucio político, acusada de incumplimientos fiscales y presupuestarios (no ejecutar recortes que la ley imponía y pagar el gobierno con retraso créditos al Banco do Brasil, de titularidad pública). A éstas se unieron acusaciones de corrupción al expresidente Lula Da Silva, también del socialdemocráta Partido de los Trabajadores, para caldear el ambiente y justificar un golpe parlamentario de escasa solidez jurídica y ninguna légitimidad para las masas obreras y populares.

Ha pasado más de un siglo desde que Lenin escribió, en Zurich, entre enero y junio de 1916, su célebre obra El Imperialismo, fase superior del capitalismo, editado por vez primera a mediados de 1917. Sin la aportación leninista es imposible entender muchos de los problemas y amenazas que enfrenta la humanidad, entre ellos, el problema de la guerra.

El Reino de España gastará este 2016 mil millones de Euros extra, que no fueron presupuestados y que deberán cubrirse con créditos extraordinarios.

El capitalismo español, incapaz de remontar la crisis, se resiste a perder posiciones dentro de la cadena imperialista europea y, mientras, la clase obrera ve como las partidas en salud, educación y servicios sociales se recortan año tras año; el ministro Morenés tira de crédito para pagar las cuentas del cazabombardero Eurofighter, el avión de transporte Airbus A400M, el blindado Pizarro, el helicóptero Tigre, el helicóptero NH-90 y el avión EC-135.

El terrorismo se ha convertido en un fenómeno social y político que, aun pareciendo lo contrario a simple vista, se ha transformado en algo profundamente funcional al capitalismo y a su dominio de clase.

El terrorismo siempre fue un fenómeno de múltiples aristas y diversas formas. La irrupción de organizaciones con una práctica armada y violenta en momentos de crisis aguda de las contradicciones en las sociedades burguesas europeas modernas, provocaba una reacción justamente contraria a la pretendida por estas organizaciones, es decir, un reforzamiento del control social por parte de la burguesía y un reforzamiento del aparato de represión burgués en condiciones de un amplio consenso social. Esto hacía que el terrorismo fuera funcional a la burguesía en momentos de crisis, independientemente de las formas que este adquiriera y cómo se justificara. Pero, a su vez, también provocaba incertidumbre, inseguridad, con lo cual este procedimiento no era algo que pudiera prolongarse en el tiempo.

Subcategorías

Área Internacional del CC.