En los últimos días nos han restregado hasta el hartazgo un espectáculo "sin precedentes". Una diputada se ha presentado en el hemiciclo congresual con su bebé y con él se ha mantenido hasta que sus señorías han acabado de cumplir con la agotadora jornada laboral consistente en jurar su fidelidad al sistema burgués de democracia parlamentaria "el mayor cerrojo ideológico" del capital para mantener y consolidar su sistema de explotación y dominación. Es decir, el sistema de miseria -económica y cultural- para las clases populares en general y para la clase obrera en particular.

Son habituales los discursos del gobierno del Partido Popular acerca de la recuperación económica y especialmente de la creación de empleo. Veamos con algunos datos que hay de cierto y que no en dichos discursos.

Según los datos el paro registrado en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo (SISPE) ha disminuido desde 4.422.359 personas en diciembre de 2011 a 4.094.042 en septiembre de 20151. Mientras que si atendemos a datos de la EPA observamos que en el cuarto trimestre de 2011 el número de parados era de 5.287.300 frente a 4.850.800 en el tercer trimestre de 2015.

La paz es un estado contrario a la guerra donde no hay lucha entre dos o más partes enfrentadas. Pero ¿realmente puede existir 'la paz' con un sistema capitalista? La respuesta es rotundamente 'NO'. El capitalismo busca su propio beneficio por encima de todo y por supuesto, para conseguir sus metas, no dudará, como no duda ya, en usar la fuerza contra aquellos que se oponen a su hegemonía o no sirven a sus intereses. Llevamos viendo episodios de este tipo a lo lago de la historia: Irak, Afganistán, Siria, Libia, Libano, Yugoslavia, Vietnam, Angola, primera y segunda guerra mundial y un larguísimo etcétera.

Cuántos saludos y  despedidas repiten el repelente soniquete; feliz navidad,  dichoso y próspero tinglado.

Con  antelación, la publicidad exhibe  exuberantes mujeres de generosos escotes y sugerentes voces  que susurran ofreciendo embriagantes perfumes, deliciosos bombones y   seductoras joyitas. Señoras sensualmente vestidas, con las mechas recién dadas, el maquillaje incólume y aspecto de no haber fregao nunca  un plato acompañadas por   hombres apolíneos, acicalados con chaqués y pajaritas brindando con copas de cava de doradas y saltarinas burbujas gozando “ad nauseam” de las felices fiestas.

El voto comunista es el voto más consecuente este 20 de diciembre. Cuando las fuerzas políticas oportunistas tratan de engañar las trabajadoras y a los trabajadores, en estrecha colaboración con las fuerzas de la burguesía, la firmeza política e ideológica, y de lucha de masas, del Partido Comunista de los Pueblos de España es la mejor garantía para cambiar el futuro de la clase obrera de este país. El capitalismo no tiene solución para la situación de la clase obrera.

Más allá de la evidente limitación democrática que para los partidos sin representación parlamentaria nos  supone la necesidad de avalar nuestras candidaturas con la firma del  0,10% del censo provincial, este requisito evidencia y saca a la luz más de un dato que es importante valorar sin dejar de sacar conclusiones para nuestro posterior trabajo político.

El estado burgués en defensa de la patronal minimiza la importancia de los efectos que podrían causar determinadas actividades económicas sobre la salud pública y que se conocen gracias a las investigaciones científicas.

Ante el cierre definitivo de las empresas del Grupo Everest en León, desde el Partido Comunista de los Pueblos de Es- paña (PCPE) y los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) queremos compartir nuestras reflexiones con el conjunto de la plantilla, sus familiares, amigos y el conjunto de leoneses que apoyaron vuestra lucha.

- Saludamos la lucha infatigable del conjunto de la plantilla de Everest que, a pesar de las dificultades, siempre se mantuvo en pie. Tres años de ataques empresariales, cuatro expedientes de regulación de empleo y bajadas salariales fueron dignamente respondidos con 104 días de huelga en los que nunca faltaron los piquetes a la puerta de la empresa, las movilizaciones en nuestra ciudad o la articulación social de la lucha. Sois ejemplo de lucha y dignidad para el conjunto de nuestra clase, vuestros aciertos y vuestros errores ya son parte del activo acumulado para las nuevas luchas que enfrente la clase obrera en León.

Subcategorías

ESTO SON LOS DETALLES DE LA CATEGORÍA "Actualidad"