“La madre de la niña maliense fallecida en Canarias pasó varios días en un campamento policial mientras su hija estaba en la UCI”, titular del nuevo fallecimiento de una niña migrante en Canarias. No aparecen sus nombres, despersonalizándolas, aunque muestra la brutalidad de la Ley de Extranjería del estado español que a día de hoy gestiona y lleva hasta sus últimas consecuencias el gobierno de Unidas Podemos y el PSOE.

La niña de dos años llegó grave debido a las durísimas condiciones de la travesía que las políticas racistas europeas imponen a la migración desde África, falleció 5 días después en un hospital de Gran Canaria, mientras su madre permanecía encerrada en el CATE de Barranco Seco, un campamento policial que carece de cualquier apoyo; las gestiones de un grupo de sanitarios permitieron identificar in extremis la relación entre ambas y "la madre pudo despedirse de su hija".

Este informe ha sido elaborado con el propósito de abrir un debate serio, riguroso y abierto sobre los límites del modelo extractivista. La extracción de minerales de la superficie y de las entrañas de la tierra, se remonta al principio de los tiempos de la humanidad, hoy es imposible seguir con ese modelo por la finitud de los minerales, la contaminación que generan y la destrucción de los hábitats donde se desarrollan. No se puede seguir con un modelo de crecimiento y producción donde los minerales son la piedra angular del capitalismo que está colapsando.

Informe publicado en julio 2020 en https://fundacionsustrai.org/

Fundación Sustrai Erakuntza

Decía Terry Eagleton en Por qué Marx tenía razón que en el socialismo también requeriremos la policía debido a que la expropiación de los expropiadores (como lo definía Marx) no eliminaría a los locos, los psicópatas, las perversiones sexuales delictivas; entre otros problemas que la justicia social no elimina por sí misma. Muchas veces se nos olvida esta simple evidencia, no sólo lógica sino histórica. Por eso, las críticas a la serie de Sorogoyen Antidisturbios porque no presenta a los policías haciendo el saludo fascista, besando la bandera del pollo o alabando cada diez minutos la unidad sagrada de la madre patria son equivocadas. Ante todo: no es un documental, es decir, no muestra, representa. Y representar significa también construir una imagen ideológica de lo representado. Antidisturbios, sin caer en una imagen amable de la policía, permite un punto de partida para que se pueda intervenir en ella y no caer en la mera condena.

 

El pasado 3 de octubre las trabajadoras y los trabajadores de todo el mundo celebramos junto a la Federación Sindical Mundial (FSM) su 75 aniversario.

Fue en el Congreso de París de 1945, al calor del fin de la guerra y con el nazi-fascismo aplastado por las tropas soviéticas y sus aliados, cuando la FSM culminó su proceso de gestación para nacer como la estructura sindical más potente del mundo, representando en aquel momento a 67 millones de trabajadoras y trabajadores afiliados en organizaciones obreras a lo largo y ancho del planeta.

Cuba es conocida y reconocida por todos los avances sociales que han sentado el ejemplo sobre la revolución socialista. Hemos visto el desarrollo de un nuevo tipo de sociedad, sin explotación de clase, que ha permitido hacer avanzar los derechos de cada persona cubana para mejorar las condiciones del país. Medicina, educación o cultura son campos reconocidos incluso por potencias capitalistas, incapaces de negar los datos objetivos de alfabetización o esperanza de vida. Pero hay un campo que puede no resonar tanto, el deporte, cuyo éxito también está basado en el asentamiento de una conciencia social y colectiva que trajo la revolución.

Este sábado 7 de marzo, en Albacete en la C/Agustina de Aragón,23, a las 19:00h tendrá lugar una Charla-Coloquio, con motivo del 8 de Marzo Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Que abordará dos temáticas que son:

Los barrios que forman parte del Cono Sur (Tres Palmas, Hoya de La Plata, Pedro Hidalgo, Casablanca I, El Lasso, Vega de San Jose, San Cristobal, Zárate, San José, San Juan, etc.) históricamente han sido abandonados por un Ayuntamiento que siempre coloca sus prioridades en los barrios del centro de la ciudad.

En estos últimos cuatro años de gobierno municipal tripartito (PSOE+NC+PODEMOS) volvemos a sufrir esa indiferencia ante los problemas graves de paro, marginalidad, carencia de infraestructuras, conexión del transporte público, etc.

 

El imperialismo mundial, en la colaboración con los organismos regionales de los gobiernos árabes reaccionarios y generales del ejército de Sudán, han realizado un clásico golpe de estado palacial, en un vano intento de abortar la marcha del pueblo victorioso hacia la eliminación del régimen dictatorial.

  • Los líderes del golpe que derrocaron al dictador Albashir, declararon el estado de emergencia durante tres meses y ordenaron a las masas de manifestantes a permanecer en sus casas, con la introducción de un toque de queda desde el anochecer hasta el amanecer. Millones de manifestantes han continuado sus acciones diarias de protesta, desafiando el toque de queda impuesto por la nueva junta militar.

 

Cacaolat puede ser considerado como el primer batido industrial del mundo, salió al mercado en 1933 en plena Segunda República. En su última etapa ha sido parte de las empresas de la familia Ruiz Mateos, nueva Rumasa, hasta su venta en 2011 a dos grandes de la distribución, DAMM, empresa de la familia Carceller fundador de la Falange junto a Primo de Rivera y ministro en la época de Franco donde apoyó a la Alemania nazi y sin duda se enriqueció aprovechando su cargo en industria y COBEGA, de la familia Daurella que en 1951 obtuvieron la licencia para embotellar y distribuir la Coca Cola en España, y desde entonces son la chispa.

Con esta dirección, acostumbrada a los favores políticos, el desprecio a las normas laborales y la explotación sin medida, como se demostró en el ERE en Coca Cola, el futuro de la plantilla de Cacaolat era sin duda, más explotación, más beneficio empresarial. Y para ello además contaban con las reformas laborales hechas a la medida de estos empresarios que se forjaron en el franquismo y se enriquecen en la mal llamada democracia.