La bella Easo empieza a ser sólo un slogan de ciudad, por lo menos en lo referente a la limpieza en comisarías y los edificios judiciales de Donosti, ya que las trabajadoras de los servicios encargados de la limpieza llevan meses en huelga reivindicando la eliminación de la brecha salarial. La diferencia con respecto al sector de limpieza viaria es de un 13% en la limpieza de comisarías, y de un 7% en la limpieza de edificios judiciales.

Los tres sectores son subcontratas de la Administración, con la diferencia de que en la limpieza viaria el 80% de los trabajadores son hombres; mientras en la limpieza de comisarías y edificios judiciales el 95% de las trabajadoras son mujeres. Y eso se nota en los salarios.

La situación en los juzgados y comisarías de Euskadi empieza a ser insostenible como consecuencia de la huelga. La basura que se acumula es tal que algunos funcionarios de la Administración de Justicia acuden ya con insecticidas para eliminar las nubes de mosquitos que afloran de las decenas de bolsas de basura que permanecen apiladas en los pasillos de la sede judicial, donde los jueces ya instaron hace unos días al Gobierno Vasco a que mediase en la huelga.

 

Si el trabajo sindical nunca es sencillo, el de estas compañeras es difícil de catalogar, porque sólo desde el más absoluto convencimiento en la defensa de los derechos colectivos, desde la entrega y el sacrificio se puede entender lo que puede costar organizar a trabajadoras que cada una está en un domicilio, y sólo se ven algunas de ellas y en contadas ocasiones, en la oficina cuando van a por material, sus equipos de protección.

Este servicio trata de ayudar a las personas que tienen alguna discapacidad o simplemente son mayores, evitando su traslado a una residencia y permaneciendo en sus domicilios donde tienen un cierto arraigo en el barrio, en los comercios, etc. Lo que era un servicio de gestión pública y municipal, en el año 97 pasó a gestión privada, con lo que ello supone de perdida de condiciones para las trabajadoras y por ende también para las personas usuarias de dicho servicio, es decir, nuestros mayores, esos a los que algunos quieren lejos y a ser posible enterrados.

Desde hace más de un año, 19 trabajadores del servicio de mantenimiento del Hospital Morales Meseguer, se encuentran en lucha por la defensa de sus puestos de trabajo ante la nefasta gestión de la Gerencia del Servicio Murciano de Salud (SMS).

Tras finalizar el contrato entre dicho hospital y la empresa “Veolia”, que prestaba los servicios de mantenimiento del centro, la salida a concurso de dicho servicio se ofertó por parte del Servicio Murciano de Salud a través de un pliego de condiciones técnicas y económicas tan lamentable que eliminaba, entre otras, la obligación de subrogar a la plantilla de trabajadores por parte de las empresa entrante.

Es un hecho inasumible que una entidad pública como el SMS, a las órdenes del Partido Popular desde hace más de 25 años, no solo permita esto, sino que se sume al conjunto de medidas que continúan atacando los derechos del pueblo trabajador.

En fechas recientes el movimiento obrero y sindical, rememora una efeméride notable en la historia de las luchas de la clase obrera y sus organizaciones: el 14 de diciembre de 1988.

Coincidiendo con ese momento histórico, desde UyL recordamos un hecho que, 30 años después, consideramos un motivo señalado, porque significó una victoria más en el palmarés del Movimiento obrero y sindical.

UyL, entrevista a un protagonista de aquel acontecimiento. Se trata de Onofre Mirón, militante del PCPE desde su fundación, activista sindical desde su juventud y represaliado sindical. El 23 de Diciembre de 1988, recibe carta de despido de la empresa JUGUETES PICÓ en Ibi (Alicante). A partir de ese momento comienza una odisea que duraría meses hasta que una sentencia firme le dio la razón.

La madrugada del miércoles morían en accidente cinco trabajadores cuando volvían de una dura jornada laboral nocturna en la instalación de las vías del tren de alta velocidad que unirá Granada con el resto del entramado ferroviario.

Los cinco trabajadores regresaban de trabajar en las vías férreas de Loja (Granada), distante unas dos horas y cuarto del pueblo de todos ellos, Las Cabezas de San Juan (Sevilla), al que iban y volvían jornada tras jornada. Los fallecidos, son obreros de entre 19 y 48 años, cuatro de ellos con hijos.

Cinco obreros a los que el sistema laboral del capital les ha arrebatado su presente y su futuro, podíamos quedarnos solo con la percepción de que esto es una desgracia ocurrida en la carretera, pero debemos de ver este accidente como el resultado de un sistema laboral que obliga a cientos de millares de obreras y obreros a ponerse en carretera día tras día a horas del amanecer o noche cerrada, cansados de largas horas de trabajo a ritmos muy elevados y con un mínimo de descanso. El accidente de estos cinco compañeros es debido a que las empresas que contratan a trabajadores con o sin cualificación a cientos de kilómetros del tajo, no les facilitan alojamiento ninguno lo que obliga a estas y estos a tener que poner sus vidas sobre el asfalto. En el estado español en 2017 fueron 79.676, "in itinere ̈ los accidentes que sufrieron la clase obrera con un resultado de 134 fallecidos. Estas cifras se han incrementado en 2018.

La historia nos ha demostrado como hay una guerra entre clases, las cuales están en guerra por la defensa de sus intereses. A nivel internacional el capital mantiene históricamente conflictos armados para quedarse los recursos naturales de un país y explotarlo hasta desvalijarlo de todos esos recursos, incluyendo piezas de artes, o tesoros de la antigüedad, explotar a la clase obrera intentan acabar con sus derechos, desarmarla imponiendo una lengua y religión, etc. Harán uso de todos los medios para que los pueblos expoliados no se revelen contra los explotadores, que a diario ganan con esa plusvalía que genera la clase obrera.

Cuando la clase obrera despierta del aletargamiento y toma conciencia de clase para sí, es cuando empieza a movilizarse para exigir esos derechos que perdieron o nunca tuvieron, al principio no se tiene experiencia de cómo hacerlo, se cometen fallos, pero que son necesarios para aprender. La clase trabajadora tiene sus armas para defenderse y atacar a la burguesía, una de ellas es el sindicato, herramienta de la lucha de clases que aglutina a obreros más conscientes y en el que los obreros aprendemos colectivamente la manera en la que debemos atacar, para nuestros intereses las posiciones políticas y económicas del Capital, este siempre cuenta a su favor de la legalidad del estado capitalista, el cual aprueba leyes totalmente en contra de la clase trabajadora.

La empresa Supera Gestión Integral de Servicios de Córdoba, ha despedido a Charo García Mohedano trabajadora con discapacidad, esto ha sucedido poco tiempo después de ser nombrada enlace sindical del SAT "incumpliendo de forma flagrante el derecho constitucional de libertad de afiliación sindical.

Supera Gestión Integral de Servicios en 2015 cambió su objeto social para convertirse en un Centro Especial de Empleo para la Integración de Personas con Discapacidad, inicia su andadura como centro de llamadas de Servicios de procesos de datos trabajando para varias multinacionales de telefonía.,

Hay que reseñar que la discapacidad psíquica que padece Charo no le impide la realización y desempeño del trabajo para el cual fue contratada y cualquier otro en el que se requiera alto nivel intelectual.

Supera Gestión Integral de Servicios desde el cambio de objeto social como Centro Especial de Empleo percibe cantidades económica nada desdeñables en ayudas de la administración. Estas empresas tras la imagen con la que pretender parecer espacios laborales donde se ayuda a personas con o en dificultades, sólo son centros de sobreexplotación que se favorecen de las dificultades y trabas que las personas con discapacidad o movilidad reducida se tienen que enfrentar en este sistema criminal.

El concepto “clase obrera” su estructura y la función que cumple como principal fuerza del desarrollo social son objeto de las más variadas especulaciones por parte de los ideólogos burgueses y de sus servidores, los reformistas, revisionistas y oportunistas de derecha e “izquierda”

Los ideólogos burgueses pretenden demostrar que en la época de la revolución científico-técnica, la clase obrera disminuye en número y fuerza en los países capitalistas desarrollados, por cuanto se va convirtiendo en un grupo social que absorbe poco a poco una creciente y poderosa “clase media”, y que, por tanto, la sociedad contemporánea marcha hacia un sistema neocapitalista sin proletariado. 

Los revisionistas y oportunistas de derechas, intentan borrar las fronteras sociopolíticas de la clase obrera y la diluyen entre distintas capas sociales. En el concepto “clase obrera” incluyen no solo a los trabajadores manuales e intelectuales a sueldo de los capitalistas, sino también a las capas medias, a todos los elementos semiproletarios de la ciudad y el campo, explotados por el capital.

Manuela Vargas es una trabajadora jerezana, camarera de piso, que lleva más de cien días en la puerta del hotel "Tierras de Jerez" donde trabajaba, reivindicando que la empresa cumpla con lo acordado en sede judicial y le abone las cantidades que le adeuda.

UyL: ¿Cuánto tiempo llevas trabajado para esta empresa?

M.: Llevo quince años trabajando en el hotel, aunque en ese periodo, he pasado por tres empresas distintas. En la última, Alojamientos Jerezanos SLU, me he llevado unos dos años.

UyL: ¿Qué problemas has tenido o habéis tenido con esta última empresa?

M.: Desde que entró esta nueva empresa, Alojamientos Jerezanos SLU, se nos ha venido pagando de forma muy irregular, cuando tenía algunas nóminas acumuladas, el empresario pagaba alguna y luego se llevaba otro tiempo sin pagar, llegando a deberme hasta cinco meses consecutivos, por lo que he tenido que ir denunciando judicialmente el impago de estas nóminas. Esto no lo hace solamente conmigo, sino con todos los trabajadores del hotel. Además, este empresario ya ha tenido problemas en otros hoteles, como en Antequera, por el mismo motivo.

Subcategorías